Gobierno de España

Rajoy dice que está "abierto" a hablar con Sánchez y saluda su postura sobre Cataluña

El presidente francés, Emmanuel Macron, estrecha la mano del jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy.

infoLibre

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mostró este viernes "abierto" a hablar con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y con otros partidos para "construir", como ha hecho recientemente al lograr aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2017, y ha evitado valorar si el líder de los socialistas puede estar de acuerdo o no "con unos o con otros" para buscar una mayoría en el Congreso.

Así se ha pronunciado Rajoy en una rueda de prensa tras almorzar en el Palacio del Elíseo con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, con el que ha mantenido el primer encuentro bilateral desde su victoria, al ser preguntado si tiene intención de verse con Pedro Sánchez, que este fin de semana será proclamado de nuevo secretario general del PSOE, y si teme un acercamiento entre los socialistas y Podemos para promover más adelante una nueva moción de censura contra el PP.

El jefe del Ejecutivo ha recordado que a finales de mayo mantuvo una conversación telefónica con Sánchez, en la que acordaron que se verían "cuando fuera necesario". Y ha subrayado que en esa charla le trasladó algo que considera "muy importante", que el PSOE estaría con la Constitución y con la defensa de la soberanía nacional. "Y para mí con eso me es suficiente y creo que es una decisión muy positiva", ha agregado.

"Votos suficientes" para los Presupuestos Generales del Estado de 2017 

En cuanto a si "está o no de acuerdo con unos o con otros", Rajoy ha asegurado que su Gobierno ha aprobado los Presupuestos Generales del Estado de 2017 porque "han tenido votos suficientes". "Tenemos 137 en la Cámara y trabajaremos con todos sin excluir a nadie, salvo aquellos que son imposibles, que alguno hay como saben, para intentar construir", ha señalado.

Dicho esto, ha afirmado que él "siempre" estará "abierto" a hablar con Pedro Sánchez, si bien ha admitido que la única conversación que ha tenido con él hasta el momento se centró en Cataluña. "Y fue muy positiva porque en uno de los grandes temas que tenemos encima de la mesa ha fijado una posición nítida, clara, y que desde luego yo comparto absolutamente", ha concluido.

Los extremos quieren "romperlo todo" para ir "a ninguna parte"

Asimismo, el presidente del Gobierno ha afirmado que la extrema izquierda y la extrema derecha "terminan tocándose". "Lo que quieren es romperlo todo para llevarnos a ninguna parte que es donde están más cómodos ellos", ha dicho.

A su modo de ver, "la extrema derecha y la extrema izquierda se acaban tocando", y así se demuestra cuando se ve "lo que dicen el uno del otro" y, sobre todo, "lo que dicen de los demás".

En ese mismo encuentro, Rajoy ha evitado dar alas a cualquier comparación entre el centrista Macron y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. De entrada, ha recordado que a Macron ya le conocía —fue ministro de Economía con François Hollande— y ha hecho hincapié en que ambos son presidentes en sus respectivos países porque así lo han querido sus ciudadanos. "Lo demás, con absoluta franqueza, es literatura", ha zanjado.

Tampoco Macron ha querido entrar en ese juego de comparaciones, afirmando que, aunque pueda haber "convergencias" entre unos y otros partidos, lo principal es que Rajoy y él tienen "responsabilidades" al frente de sus respectivos países y voluntad de trabajar juntos.

Preguntado acerca de si le había dado a Mariano Rajoy algún consejo de cómo tratar con representantes de la nueva política, ha dejado claro que no porque no cree que lo necesite, "ni para hacer coaliciones ni para negociar con el Parlamento". "Él conoce mejor que yo la situación española y hay tantas diferencias institucionales que no puedo aventurarme a dar ningún consejo", se ha limitado a decir.

El jefe del Ejecutivo español ha aprovechado para felicitar a Macron por la victoria de su partido en la primera vuelta de las elecciones legislativas —este fin de semana es la segunda— porque cree que supone "un mensaje de moderación, de europeísmo, de estabilidad y de confianza muy bien visto por la mayoría de los europeos sensatos y razonables", que comparten su apuesta por el proyecto europeo.

"En la moderación, en la sensatez, en el sentido común y en un proyecto que funciona y ha dado resultados están la inmensa mayoría de los europeos", ha remachado.

Todos ellos, ha opinado, compartirían que el proyecto europeo es uno de los más importantes de la historia. Rajoy ha declarado que, "a pesar de las críticas", no puede olvidarse que Europa es el único lugar en el mundo con un estado del bienestar que garantiza un sistema de pensiones público, un sistema sanitario, un sistema educativo y servicios sociales, y un ejemplo de democracia y respeto de los derechos humanos que "en muchísimos sitios" no existe. 

"La mejor región del mundo"

"Europa es un lugar donde todo el mundo quiere venir, como vemos constantemente, un día sí y otro también", ha concluido el presidente del Gobierno español, antes de hacer un llamamiento a "defender el proyecto europeo" porque es "la mejor región del mundo".

Eso sí, ha admitido que hay que "hacer un esfuerzo para resolver los grandes problemas" que aún tiene Europa, como el terrorismo y "los refugiados, la guerra y la situación dramática de tantas personas que se tiran al mar" y que hay que resolver "entre todos". También ha llamado a "intentar mantener el crecimiento económico y la creación de empleo".

Y además, ha dicho, está la "gran reflexión", a la que también se ha referido el presidente Emmanuel Macron, de "hacia dónde va Europa". La respuesta para Rajoy es "más integración", más políticas europeas de seguridad y defensa, unión bancaria y empezar a hablar de unión fiscal.

 

En Comú anima a Sánchez a no esperar al 1-O para ofrecer soluciones políticas

En Comú anima a Sánchez a no esperar al 1-O para ofrecer soluciones políticas

Más sobre este tema
stats