Elecciones europeas

Rajoy insta a sus cargos a hablar de la herencia recibida en la campaña

No hay candidato pero sí hay un eje para la campaña que llevará a la cita electoral del 25 de mayo: insistir en la herencia recibida. La segunda ocasión de Mariano Rajoy para anunciar su candidato a Europa en esta semana acabó, como el Comité Ejecutivo del pasado lunes, sin fumata blanca. El presidente del Gobierno y del PP reunió este miércoles en la sede del partido a los presidentes provinciales del partido para poner en marcha la maquinaria electoral de cara a las europeas. El cabeza de lista sigue siendo un misterio. Señaló que tiene tiempo hasta mediados de abril y que será un “buen candidato”.

“Lo nombraré pronto. Será bueno y representativo del partido. Creo que será del gusto de todos”, señaló preguntado por el momento en el que desvelará a su cabeza de lista. Rajoy dijo a los suyos que tiene de plazo entre el 7 y el 13 de abril, aunque las fechas oficiales hablan del día 21 de este mes. Su resistencia a resolver este misterio hace pensar a más de uno en el partido y en el Gobierno que su intención es agotar los plazos. Se trata de una tesis interpretada en una doble dirección: o bien Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, está perdiendo opciones; o bien, éste sigue siendo el favorito pero lo que se quiere retrasar es, a su vez, una crisis de Gobierno.

Obviando el quién, Rajoy se centró en el cómo, en el mensaje. Según coinciden varias fuentes conocedoras del contenido de esta reunión, el presidente instó a los cargos provinciales de su formación a que, en sus discursos de las próximas fechas, no se olviden "de la herencia recibida, de dónde partimos". Así, les recordó que su Gobierno evitó un rescate y que tras las reformas emprendidas en los años 2012 y 2013, en 2014 "podremos hablar de un pequeño crecimiento económico".

En la línea de insistir en la herencia recibida, mantuvo que "el mayor recorte que se ha hecho en España ha sido entre 2008 y 2011", es decir, en la última etapa del socialista José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno. Según dijo, en esta etapa "se perdieron tres millones de puestos de trabajo y la recaudación cayó en 170.000 millones".

Además, sostuvo que tras estas elecciones europeas, sólo podrán gobernar en Europa los socialistas o el Partido Popular. "Los pequeños partidos no tienen la opción de ganar en Europa".

Como ya hizo el lunes ante el Comité Ejecutivo Nacional del partido, el líder de los conservadores mantuvo que el principal peligro de esta cita es la abstención. Un fantasma, según señaló, que afecta a todos los países europeos.

Junto a Mariano Rajoy, intervinieron la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y Carlos Floriano, vicesecretario de Organización y Electoral. Ambos coincidieron en demandar al partido el máximo esfuerzo para esta campaña. "Como si fueran unas municipales", dijeron.

"Estamos en disposición de volver a ganar las elecciones. Partimos como ganadores y hay que ganar", añadió la número dos del partido. Por su parte, Floriano, sostuvo que el resultado electoral "será la mayor encuesta que se haga de cara a las municipales y autonómicas". Al arrancar su discurso Rajoy fue todavía más allá y señaló que "serán un prólogo" de lo que ocurra en 2015.

¿Hasta cuándo puede aplazar Rajoy la elección de candidato para las europeas?

¿Hasta cuándo puede aplazar Rajoy la elección de candidato para las europeas?

Más sobre este tema
stats