Educación

El recorte de las becas Erasmus indigna a los universitarios: “No nos sorprende, es otro ataque más a los estudiantes”

Manifestación contra la subida de las tasas en La Laguna.

El cambio de reglas del juego en las condiciones de acceso a las becas Erasmus ha indignado a la comunidad universitaria. Y especialmente a los principales afectados, los estudiantes que verán recortadas unas ayudas con las que ya contaban. Los representantes de los alumnos no dudaron en calificar de "escándalo" o "ataque" la medida, que deja sin el complemento económico del ministerio –que ronda los 120 euros mensuales– a los beneficiarios que no tuvieron beca general el curso pasado. 

"Es una medida llevada a cabo de forma descarada. Con nocturnidad y alevosía. Otro hachazo más a los estudiantes y un nuevo ejemplo de que este Gobierno quiere que sólo tenga posibilidades de estudiar el que se lo pueda pagar", señala Ana García, portavoz del Sindicato de Estudiantes, organización que hace dos semanas llevó a cabo una huelga de tres días contra la reforma educativa del Ejecutivo y los recortes.

Luis Cereijo, portavoz de la coordinadora de representantes de estudiantes de universidades públicas de Madrid, califica de "barbaridad" una medida que encuadra dentro de una "vil" estrategia del ministerio por desmantelar la enseñanza pública. "No nos sorprende, es otro ataque más a los estudiantes. Nos sentimos atacados e indefensos”, señala este representante estudiantil.

Desde la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE) su presidenta, María Rodríguez, dice temer que este nuevo recorte abra la puerta a la "desaparición" del sistema de ayudas. "Siempre hemos defendido que había que cambiar los criterios para que fueran más progresivos y tuviera acceso las personas que más lo necesitan, pero este no es el modelo. Si las becas ya eran insuficientes antes, ahora lo serán más", señala Rodríguez.  

De hecho, los estudiantes aseguran que en la reunión del Consejo Escolar del Estado –del que forman parte la Administración, las familias, la patronal, los sindicatos o los empresarios, entre otros– del pasado junio en la que se debatió el polémico decreto de becas del Ejecutivo, el ministro aseguró que el recorte a las ayudas de movilidad enmarcadas en la convención erasmus Erasmus no estaba encima de la mesa. Sin embargo, el departamento que dirige José Ignacio Wert justificó este lunes la medida bajo el argumento de que en los dos últimos años ha habido "bastantes" renuncias a las ayudas "por parte de estudiantes que habían sido seleccionados para ser beneficiarios de dichas ayudas por no contar con medios económicos suficientes". "Para que la ayuda realmente tenga sentido -en cantidad y en tipo de beneficiarios- la cuantía debe ser superior a la de cursos anteriores, de modo que quienes de verdad se encuentran en peor situación económica puedan beneficiarse", señalan en el ministerio.

En Educación aseguran además que para 2014 el presupuesto para becas Erasmus prevé un aumento de 2,8 millones de euros respecto a la cantidad prevista para 2013. Sin embargo, en la nota de prensa remitida a los medios se obvia cómo se ha ido reduciendo progresivamente la cantidad de dinero que el ministerio destina a este programa. Desde 2011 el recorte acumulado supera el 70%, desde los 62,7 millones de euros previsto para 2011 a los 18,1 presupuestados para 2014. 

Fuera de las becas, expulsados de la Universidad

Fuera de las becas, expulsados de la Universidad

Más sobre este tema
stats