Futuro de la monarquía

Recta final de las consultas sobre la monarquía en las universidades: "Cada vez somos más y no nos para nadie"

Representantes de las universidades que se han sumado a la convocatoria de referéndums.

Este jueves la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) celebrará el primero de los referéndums que las universidades están organizando para decidir entre monarquía o república. Un mes después de que un grupo de estudiantes comenzara a maquinar el proyecto de consulta en el césped de su facultad, ya son 26 las universidades que han decidido seguir su estela para reivindicar el "derecho a decidir" su futuro. Suman, en total, más de la mitad de las 50 universidades públicas existentes en el país. Así lo expusieron este martes ante los medios de comunicación los distintos universitarios que ponen rostro a la iniciativa.

Las 26 instituciones públicas se organizan de forma independiente y descentralizada, pero todas ellas lo hacen en torno a un proyecto común y con una pretensión compartida: clamar contra una "institución anacrónica y antidemocrática". Pero no es ese el único propósito que persiguen. "Es el primer paso para crear algo cada vez más grande. Cada vez somos más y no nos para nadie", afirmaron los estudiantes a través del comunicado que abrió el acto. El fin último, reconocieron, tiene que ver no sólo con opinar en torno al futuro de la monarquía, sino con "decidirlo todo", desde el "derecho de autodeterminación de los pueblos" hasta "el pago de la deuda", pasando por la "nacionalización de las eléctricas" o la "expropiación de las grandes empresas", tal y como expresó Pablo, alumno de la Pompeu i Fabra y portavoz de la plataforma Fora el Borbó de les universitats catalanes. Persiguen, en esencia, abrir un "proceso constituyente, libre y soberano".

Marta, estudiante de la Universidad Carlos III de Madrid, insistió en que el movimiento "no se queda en el día después de los referéndums", sino que "va a ir mucho más allá" porque el estudiantado ha "abierto la primera brecha" y ha comenzado a "ejercer su deber de crítica y análisis". En este escenario, los universitarios creen que el momento actual, de "debilidad democrática y de derechos sociales", hace que sea precisamente ahora el instante "clave para empezar a debatir".

Los organizadores reiteraron, en ese sentido, el papel de los estudiantes como impulso histórico de los movimientos sociales. La juventud tiene "el gran desafío de levantar un movimiento contra la Corona", en un contexto en el que "el sentimiento monárquico vuelve a florecer entre los estudiantes, y se enmarca en una tradición y en una experiencia histórica de un movimiento estudiantil combativo, rebelde y contestatario", subrayó Jorge, alumno de la Universidad de Zaragoza.

Durante el acto celebrado este martes, los estudiantes de las diferentes universidades estuvieron arropados. Rosa María García, miembro de la organización La Comuna, relató su experiencia como presa durante el franquismo e insistió en el valor de la organización estudiantil. "Me hace especial ilusión ver a estudiantes otra vez, ver que el movimiento estudiantil siempre está en la punta de lanza", añadió. García recordó, asimismo, que "la transición sangrienta" impidió elegir entre "monarquía impuesta por Franco, o república, el anhelo de todos los luchadores demócratas".

Igualmente fundamental fue el apoyo de los trabajadores de Amazon y Coca-Cola, que han organizado movilizaciones y paros recientemente en protesta por las condiciones laborales en sus centros de trabajo. "Nuestra lucha está ahora latente y será la vuestra", afirmó Luis Miguel Ruiz, delegado de CGT y trabajador de Amazon. 

Referéndum catalán y consultas populares

Las universidades que han emprendido el camino hacia la organización de las consultas simbólicas beben de experiencias anteriores. Es el caso del referéndum del 1-O en Cataluña. La celebración de la consulta independentista supuso el "rechazo a la máxima representación del régimen del 78, un régimen impuesto que niega el derecho de autodeterminación", indicó Pablo. Aquel primero de octubre, recalcó, fue "la máxima afrenta que se ha hecho contra los guardianes del régimen del 78" y en su articulación fueron clave los ciudadanos catalanes, "quienes defendieron las urnas y los colegios electorales".

"Es la organización de un pueblo y de los sectores de clase trabajadora" el elemento que "muestra la capacidad de lucha que tienen los movimientos sociales", añadió. También Sergi, estudiante de la Universitat de Barcelona, recordó las connotaciones del referéndum catalán y dedicó parte de su intervención a los "presos políticos" y a los "políticos y artistas exiliados". Los portavoces catalanes fueron especialmente críticos con el posicionamiento que tomó entonces la monarquía a través del discurso del rey Felipe VI dos días después de la consulta.

Las alusiones al 1-O no partieron únicamente de los representantes catalanes, sino que el discurso del resto de estudiantes estuvo atravesado por su ejemplo. Algo similar ocurrió con las consultas celebradas en diversos barrios y pueblos madrileños. René, portavoz de Vallekas Decide, afirmó que la "crisis del régimen y sus principales estructuras políticas" es incapaz de solucionar "el deterioro de las condiciones de vida de las mayorías sociales". Por esa razón "es motivo de alegría y de esperanza que el movimiento republicano esté avanzando con la fuerza que está demostrando en los últimos tiempos", añadió. El próximo 2 de diciembre, decenas de barrios, distritos y municipios madrileños continuarán con las consultas.

Los diputados de Unidos Podemos lucirán un símbolo republicano en los actos del Día de la Constitución

Más sobre este tema
stats