Sanidad

La salud pública continúa 'desterrada' de los deseos de los MIR: solo la elige el 0,4% de las mejores notas

La salud pública continúa 'desterrada' de los deseos de los MIR: solo la elige el 0,4% de las mejores notas

Año y medio de pandemia. Meses y meses hablando sobre la importancia de la sanidad pública a la hora de atenuar el impacto y meses y meses destacando la importancia de la prevención para evitar una situación similar en el futuro. Sin embargo, un año más, la especialidad de Medicina Preventiva y Salud Pública no ha sido una de las áreas preferidas por los médicos internos residentes (MIR) que este año comienzan a trabajar en los hospitales españoles. Mucho menos entre los que mejor nota sacaron y los que, gracias a ella, pudieron elegir antes su especialidad deseada. Según los datos del Sindicato Médico de Granada, que recopila estas cifras cada año, tan solo ocho de las 1.993 mejores notas en el examen MIR se dedicarán a la Medicina Preventiva y Salud Pública. Son, en términos relativos, el 0,4%, la misma cifra que el año pasado, en pleno apogeo de la crisis sanitaria.

Quienes quieren dedicarse a la Medicina tienen que sortear más obstáculos que aquellos que deciden formar parte de otras profesiones. Ellos, además de seis años de carrera —los grados duran cuatro años y los dobles grados cinco—, tienen que enfrentarse a un examen que les da la puerta de entrada a su plaza de especialidad, que escogen con la preferencia que les otorga la nota en esa prueba. Este año, el momento de elegir llegó el 21 de junio. Y ese mismo día las especialidades tradicionalmente favoritas comenzaron a agotarse. Así, las 2.000 mejores notas optaron en su mayoría por dedicarse a la Anestesiología y Reanimación (especialidad que agotó en los primeros tres días de elección 232 plazas), a la Pediatría (182 plazas entre los 2.000 mejores expedientes) y a la Cardiología (escogida por 167 personas con las mejores notas). Medicina Preventiva y Salud Pública, en cambio, tan sólo fue escogida en esos tres primeros días por ocho personas. Ocho de 1.993, el 0,4%.

No obstante, esta no fue la única especialidad poco deseada. Por debajo de ella se encontraron Angiología y Cirugía Vascular (que solo agotó cuatro plazas en los primeros tres días de elección MIR), Cirugía Cardiovascular y Geriatría (escogida por tres personas cada una), Cirugía Torácica, Neurofisiología Clínica y Farmacología Clínica (con una plaza adjudicada cada una). Además, según los datos del Sindicato Médico de Granada, otras como Medicina del Trabajo o Inmunología ni siquiera tuvieron ninguna plaza adjudicada.

Pero, ¿es esto una excepción u ocurre siempre igual? La serie histórica refleja que Medicina Preventiva y Salud Pública nunca ha sido especialmente deseada. En 2020, en pleno apogeo de la pandemia, solo siete de las mejores notas que escogieron especialidad en los tres primeros días de elección optaron por ella, un número similar a las ocho de 2018 o a las seis de 2016. En su peor año, en 2014, tan solo la eligieron cuatro personas.

Daniel G. Abiétar es residente de tercer año —el MIR dura cuatro, exceptuando algunas médicas y las quirúrgicas, que duran cinco— de esta especialidad en el Hospital del Mar, en Barcelona. En conversación con infoLibre, admite que pensó que este año Medicina Preventiva y Salud Pública sería un poco más deseada, aunque también tenía dudas. "Creí que la pandemia la visibilizaría, pero al final no ha sido así", reconoce. Según cree, aunque es cierto que este área médica ha tenido más espacio en el último año, el ámbito hospitalario ha sido realmente el protagonista. "A pesar de que el covid nos ha interpelado directamente, la imagen de la pandemia ha estado copada por los médicos de hospital, que han estado en primera línea", dice. Ha ocurrido porque así lo han hecho los medios, aunque también opina que los especialistas como él tendrían que hacer algo de "autocrítica". "No hemos salido reforzados de todo esto porque el ámbito hospitalario tiende a copar la pantalla, pero también es verdad que se debería destinar más tiempo y recursos a la comunicación en salud pública. Tenemos que empezar a pensar qué tenemos que decir, cuándo y quiénes tienen que hacerlo", asegura.

Carmen Gallego, a punto de terminar su residencia y exvocal de Formación en la Asociación de Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública (Ares), comparte diagnóstico con su compañero. Ella, según confiesa a infoLibre, no esperaba "ningún cambio" para este año. "Ya otros años había pensado que la especialidad podía llamar más la atención, como cuando explotó el ébola o cuando hubo un brote de listeriosis en Andalucía, pero realmente en ninguna de estas ocasiones hubo un repunte de la especialidad, así que no esperaba que este año fuese diferente", explica. Cree, al igual que Abiétar, que "siempre son más llamativas las especialidades clínicas", que son las que "más siguen apareciendo en los medios y las que acaban siendo más valoradas". 

Remontada en los siguientes días sin llegar al 1%

La cosa cambió en los días sucesivos. Sin embargo, mientras algunas especialidades agotaban sus plazas, la de Medicina Preventiva y Salud Pública no llegaba a alcanzar el 1% de elección. Como publica la organización médica andaluza, cuando ya habían escogido su plaza 3.984 personas, solo 25 habían decidido enfocar su carrera profesional en este área de la medicina. Es, en términos relativos, un 0,6%. Para entonces, especialidades como Oftalmología y Cardiología ya habían agotado sus plazas (202 y 181, respectivamente).

Pocos días después, cuando 5.751 personas ya habían pasado por el trámite de elección, solo 46 se habían decantado por este área. Un 0,8%. En ese momento, todavía quedaban libres 61 plazas, mientras que otras 25 especialidades ya habían colgado el cartel de "completo". Entre ellas, Radiodianóstico (que ofertaba 260 plazas), Anestesiología (393) o Pediatría (491).

Finalmente, y tal y como recoge el Sindicato Médico de Granada, Medicina Preventiva y Salud Pública agotó sus 107 plazas —dos más que las ofertadas hace un año—, siendo la mayoría adjudicadas entre aquellas personas cuya nota en el examen MIR les situó por encima de los 8.000 puestos. El 70,1% fueron mujeres.

Poco visible también durante la carrera

Que este área médica no sea elegida con preferencia por los residentes no es nuevo. Se trata de una situación que, tal y como reconoce Abiétar, viene de lejos. Y buena parte de la explicación, dice, se encuentra en la propia carrera de Medicina. "La verdad es que se conoce poco y está desterrada de las facultades", admite, por lo que una persona que entra en la carrera de Medicina "difícilmente puede pensar en elegirla". No fue su caso, puesto que reconoce que es una persona muy interesada en las Ciencias Sociales y, sobre todo, en la sociología de la salud. Aun así, la escogió "desconociendo mucho lo que se hacía", aunque lo que sí tenía claro es que se trata de una de las especialidades menos asistenciales y, por tanto, de las que menos se adaptan al imaginario colectivo de la medicina. 

"Cuando entras en la carrera lo haces con una imagen de la medicina como profesión asistencial que se basa en la ausencia de enfermedad y eso se refuerza durante los años de estudio", lamenta. Sin embargo, detrás hay mucho más. Los salubristas, dice, tienen trato con el paciente en algunas tareas que les competen como son los cribados para detectar cáncer o en las tareas de vacunación de personas recién operadas. Pero hay mucho más allá. Los salubristas también trabajan en proyectos en los que miden los indicadores de infección para asegurar que la asistencia hospitalaria es segura, llevan centrales de esterilización y, ahora también, asesoran a residencias y hacen estudios a los familiares, por ejemplo. Para Abiétar, "intelectualmente" es una profesión "muy estimulante". Pero ni se conoce en la carrera ni antes.

También lo cree Gallego. "Creo que la especialidad sigue siendo muy desconocida y que en la mayoría de universidades no se da a conocer bien entre los estudiantes de Medicina. Además, la mayoría de las personas que estudian esta carrera lo hacen con el enfoque de hacer asistencia, así que no me extraña que esta especialidad sea de las menos llamativas", concluye.

Sanidad se compromete a que los MIR elijan plazas en sesiones de 400 aspirantes por día tras varias jornadas de protestas

Sanidad se compromete a que los MIR elijan plazas en sesiones de 400 aspirantes por día tras varias jornadas de protestas

Más sobre este tema
stats