La situación en Cataluña

La segunda 'alianza' de PP, Cs y Vox tras las andaluzas: sacar a los ciudadanos a la calle contra Sánchez

El líder del PP, Pablo Casado, en un acto de partido en Cuenca.

Partido Popular, Ciudadanos y Vox inauguraron hace semanas en Andalucía una forma de colaborar en política a la que el partido liderado por Pablo Casado fía mucho la recuperación de la marca PP a partir de las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo. Juanma Moreno, líder del PP andaluz, fue proclamado presidente de la Junta de Andalucía con los votos de los diputados del partido naranja y de los ultraderechistas de Vox. En esta ocasión, el líder de los conservadores no logró la foto conjunta de PP, Ciudadanos y Vox sellando la alianza para el cambio de etapa en Andalucía. Una foto que ahora puede estar a punto de producirse.

Si no hay cambios, PP, Ciudadanos y Vox coincidirán este domingo a las 12.00 de la mañana en una concentración en la plaza de Colón para denunciar la política del presidente del Gobierno respecto a Cataluña.

No es un secreto que ninguno de estos tres partidos comparte la actuación de Pedro Sánchez en la crisis catalana, pero la proximidad del jucio por el 1-O y el anuncio del Ejecutivo de la figura de un "relator", cuya presencia en las reuniones de una futura mesa de partidos ha aceptado el Gobierno a petición de la Generalitat, han provocado que cuaje esta convocatoria.

Pese a que el PP pelea por "liderar a los constitucionalistas", las tres formaciones acudirán juntas a Colón el domingo, según señalan fuentes conservadoras. Las tres derechas creen que Pedro Sánchez está deslegitimado para seguir en el Gobierno. Y que urge una convocatoria electoral.

"La España de los balcones"

"El PP quiere liderar a los constitucionalistas, a la España de los balcones, a la España sensata, que ya solo le queda el recurso de salir a la calle para pedir que se cumpla la ley y que no se siga humillando a nuestro país", dijo este miércoles Casado en un acto de partido en Cuenca. Al mismo tiempo, Albert Rivera, desde el Congreso de los Diputados hacía una convocatoria similar. Después, se sumaría Vox anunciando que no faltará el domingo a las 12.00 de la mañana al acto que se celebrará en la madrileña Plaza de Colón, un emplazamiento que el partido de extrema derecha conoce muy bien porque ha sido escenario de muchas de sus convocatorias.

 

Pese a que PP y Ciudadanos mantienen una pelea por liderar el bloque del centroderecha –ya hay encuestas en las que el partido naranja se ubica por delante de la formación de Casado–, parece que, al menos a día de hoy, no va a haber muchas fricciones relacionadas con la convocatoria del domingo. De hecho, los partidos de Casado y Rivera pretenden que sea un acto sin siglas de partido. "Rehén de los independentistas"

"Rehén de los independentistas"

Casado avanzó que su idea es que los protagonistas sean los ciudadanos. Que sea "la sociedad española la que, legítimamente, diga que tiene que haber elecciones porque el señor Sánchez está rehén de los independentistas".

 

El Partido Popular ha sido el primero en solicitar autorización a la delegación del Gobierno para un acto al que podrían asistir, según cálculos del propio partido, unas 20.000 personas. Y, tras esta gestión, Casado se puso en contacto con Ciudadanos y con Vox. Tras insistir en que había sido el PP quien había registrado esa autorización, Casado subrayó que está abierta "a todos los partidos" que compartan "el anhelo que tenemos todos de una España constitucional y unida frente a los chantajes de los independentistas".

También conversó el líder del PP con Coalición Canaria (CC), Unión del Pueblo Navarro (UPN), el Partido Aragonés (PAR) y Foro Asturias. La intención de Casado es que estas fuerzas también se sumen a la concentración, así como asociaciones y organizaciones de la sociedad civil. 

Una "carrera de relevos"

El líder del PP negó cualquier tipo de fricción con Ciudadanos y Vox que tenga que ver con el acto previsto para el domingo. "En absoluto", señaló. Y negó haber ganado "la carrera" a Ciudadanos en este campo. "En esto no hay carrera. Es de relevos. O, como mucho, de equipos", sostuvo.

En lo que queda de semana, los partidos deben decidir el lema de la concentración, si cierran un manifiesto conjunto y quiénes serán los intervinientes. Destacados dirigentes del PP, como el propio Casado y el número dos, Teodoro García Egea, difundieron en sus redes sociales unos breves vídeos animando a la asistencia. 

 

En la tarde el miércoles, la Delegación del Gobierno de Madrid autorizaba la concentración que los conservadores solicitaron "de urgencia". En el documento, fimado por García Egea, el principal partido de la oposición considera "inédito y sin precedentes en nuestra democracia" que el Gobierno haya aceptado "la presencia de negociadores en relación con la Generalitat de Cataluña". Generalitat de CataluñaEn su opinión, ello genera "un profundo malestar en el conjunto de los españoles y exige una muestra urgente de repulsa y rechazo a dicho acuerdo".

El PP en la oposición... y en la calle

Los conservadores están en la oposición desde que Mariano Rajoy fue desalojado de la Moncloa por la moción de censura que presentó Pedro Sánchez. Y, como ocurrió durante el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, el PP vuelve a la calle.

Entre los años 2004 y 2010, los conservadores convocaron, apoyaron o participaron en más de una decena de manifestaciones en las que se cargaba contra la posición del Ejecutivo socialista. La política antiterrorista, el matrimonio homosexual o la reforma de la ley del aborto fueron los principales temas que hicieron salir a la calle al PP de Rajoy.

Muchas de estas marchas no eran convocadas por el PP, pero los conservadores no dudaban en ponerse tras las pancartas. En una entrevista concedida a la cadena Cope, el entonces jefe de la oposición Mariano Rajoy, reconoció que su partido era el que movilizaba "todas las manifestaciones". "Lo tengo muy pensado, lo que no he pensado es si es bueno o malo decirlo. Mi partido es el que moviliza todas las manifestaciones. Es el que respalda, moviliza y las llena"

Así, el PP caminó entre gritos de "¡Zapatero, embustero!", "Negociación en mi nombre, ¡no!" o "¡Vida sí, aborto no!".

El mismo PP que, en la oposición, se había sumado a las marchas del Foro de la Familia vio cómo esta asociación ultraconservadora les daba la espalda años después cuando Rajoy retiró la polémica reforma de la ley del aborto de Alberto Ruiz-Gallardón.

Manuel Valls todavía no ha decidido si asistirá

Manuel Valls todavía no ha decidido si asistirá

Más sobre este tema
stats