Comunidades autónomas

Seis comunidades autónomas entrarán en 2019 sin nuevos Presupuestos

El lehendakari Iñigo Urkullu, en una imagen de archivo.

Se acercan las elecciones en la mayor parte de las comunidades, parece complicado que salgan adelante los Presupuestos Generales del Estado y al menos seis autonomías van a entrar en el año 2019 sin que sus nuevas cuentas estén aprobadas o a punto de aprobarse. El País Vasco, este jueves, fue la última comunidad en unirse a una lista en la que también están Castilla y León –cuyo gobierno ha apostado expresamente por prorrogar los Presupuestos–, Aragón, La Rioja y Cataluña, además de Andalucía, que no ha tramitado sus cuentas para 2019 por la celebración de elecciones el pasado 2 de diciembre.

La situación no es exactamente la misma en estas seis comunidades autónomas. Aunque todas ellas comenzarán el año sin Presupuestos y sin tener visos de que éstos se vayan a aprobar en breve, País Vasco y Castilla y León son las únicas cuyos gobiernos –a quienes corresponde en exclusiva la capacidad de presentar un proyecto de Presupuestos para 2019– han defendido abiertamente su intención de no aprobar nuevas cuentas y mantener las de este año. De hecho, Euskadi lo certificó así este mismo jueves, cuando el Gobierno de Íñigo Urkullu dio por rotas las negociaciones que mantenía con EH Bildu.

El naufragio de las conversaciones implica que el lehendakari tendrá que prorrogar las cuentas de 2018, que el PNV pactó con el PP. Urkullu, de hecho, aprobó en la mañana del jueves la retirada del proyecto, y acusó a EH Bildu de mantener una actitud "decepcionante" y poco "honesta" en las conversaciones sobre las cuentas. Los abertzales, por su parte, se defendieron afirmando que la ruptura de las negociaciones fue "la crónica de una prórroga Presupuestaria anunciada" y acusaron al Gobierno vasco de no haber contestado a sus propuestas.

El principal desencuentro se produjo a raíz de la subida de las pensiones más bajas a través de un complemento autonómico: PNV y EH Bildu estaban de acuerdo en el aumento, pero no consiguieron pactar las cantidades. A este respecto, EH Bildu reclamaba que ningún pensionista recibiera menos de 858 euros mensuales desde 2019, mientras el Gobierno vasco sólo llegaba a esa cifra en 2021, tras progresivas subidas parciales. Teniendo que prorrogar los Presupuestos, no obstante, se abre la incertidumbre de si finalmente se producirá algún tipo de subida de pensiones, y tampoco está claro que el Ejecutivo vaya a poder incrementar el sueldo a los funcionarios. 

En Castilla y León, por el contrario, el Gobierno autonómico liderado por Juan Vicente Herrera (PP) ni siquiera ha presentado en las Cortes un proyecto de Presupuestos que negociar con Ciudadanos, de quien depende su mayoría parlamentaria. Y no parece que tenga intención de hacerlo: el pasado miércoles, la mayoría del PP rechazó una proposición no de ley del partido naranja apoyada por el resto de la oposición exigiendo al Gobierno de Herrera que presentase un proyecto de Presupuestos ya y recordándole que el Estatuto fija que las cuentas deben remitirse a las Cortes antes del 15 de octubre de cada año.

La argumentación del PP es que, sin que el techo de gasto del Gobierno central haya sido aprobado aún en las Cortes Generales, las comunidades no pueden presentar un proyecto de cuentas serio. "No se puede hacer. Todo lo demás es postureo y electoralismo puro y duro", denunció a este respecto Irene Cortés, procuradora del PP en Castilla y León, en el debate de la proposición no de ley, una intervención en la que aseguró que "la prórroga presupuestaria garantizará la prestación de servicios en esta comunidad".

La oposición, no obstante, no quedó convencida con esta explicación. "Han colocado el tacticismo por delante de la gente", acusó Ciudadanos, en la línea de Podemos, que aseguró que "la voluntad del PP es que no haya Presupuestos porque no quiere comprometerse con inversiones que prometió y no va a poder cumplir". El PSOE, por su parte, insistió en que "otras veces, el PP los ha traído [los Presupuestos] sin saber con certeza las entregas a cuenta ni la liquidación correspondiente al año en curso, ni el techo de gasto en muchos casos", y afirmó que la no presentación del proyecto se debe a que el año que viene hay elecciones y, por ello, las cuentas no contarían "con el apoyo de la otra derecha", en referencia a Ciudadanos.

En Aragón ni se ha empezado a negociar

Al contrario que el vasco y el castellanoleonés, los gobiernos de Cataluña, La Rioja y Aragón no han afirmado tajante y expresamente que prorrogarán los Presupuestos de 2018. Pero eso no significa que vayan a aprobar las cuentas del año que viene en un plazo breve de tiempo, aunque la situación es diferente en las tres comunidades. La que menos avanzados tiene los trabajos es Aragón, donde la negociación formal entre PSOE, Podemos, IU y Chunta ni siquiera ha empezado, aunque las partes, al menos públicamente, se muestran proclives a sentarse a la mesa.

Este mismo jueves, el consejero autonómico de Hacienda, Fernando Gimeno, aseguró que tiene intención de elaborar un Presupuesto para 2019, pero dejó en el aire que pueda aprobarse o no y abrió la puerta a dejar esas cuentas preparadas para el próximo gobierno que saldrá de las elecciones de mayo. Gimeno aseguró que "hay de plazo hasta marzo" para aprobar las cuentas, habida cuenta de que será entonces cuando se disuelvan las Cortes de Aragón. No obstante, la tramitación de los Presupuestos es un proceso que lleva meses, por lo que el proyecto tendría que presentarse en enero, como tarde, para que diera tiempo a que la actual cámara lo aprobase.

En este sentido, hace unas semanas el presidente de Aragón, Javier Lambán, exigió a Podemos, IU y Chunta negociar los Presupuestos "sin condiciones o exigencias previas", en alusión a la formación morada, que puso en septiembre encima de la mesa cinco condiciones para apoyar unas eventuales cuentas: implantar medidas para disminuir el precio de los comedores escolares, incrementar las ayudas al alquiler, asegurar la presencia de cuerpos de emergencia durante todo el año y en todo el territorio, reformar el modelo sanitario y modificar el modelo de depuración.

Sin sintonía entre el Govern y los comunscomuns

El entendimiento no es mucho mejor en Cataluña, donde la negociación entre ERC y Junts per Catalunya, por una parte, y Catalunya En Comú Podem, por otra, prácticamente ha naufragado antes de comenzar. Hace un par de semanas, los comuns se reunieron con el vicepresident Pere Aragonès para comenzar las conversaciones para las cuentas de 2019, y aunque el número dos de la Generalitat calificó de "satisfactoria" la reunión, la portavoz de Catalunya En Comú Podem, Jéssica Albiach, se mostró "pesimista" y aseguró no entender "tanto optimismo". "Vemos al Govern muy lejos, no solo de nuestra propuesta, sino de las demandas de la calle", apuntó entonces Albiach.

La situación no solo no ha mejorado en dos semanas, sino que ha ido a peor. El Gobierno catalán se puso en contacto el pasado martes con los comuns para volver a reunirse con ellos y retomar la negociación, pero éstos rechazaron acudir a ningún encuentro con la Generalitat si sus responsables no ponían encima de la mesa documentos y propuestas concretas. Para empezar, Catalunya En Comú Podem exige a Aragonès llevar a cabo una reforma fiscal que afecte al tramo autonómico del IRPF y el impuesto de sucesiones para aumentar los ingresos públicos y así poder incrementar el gasto.

La negociación aún no está rota y, de hecho, este jueves el propio Aragonès se mostró confiado en que el proyecto de Presupuestos "vea la luz en las próximas semanas". Pero lo que es seguro es que Cataluña comenzará 2019 con una prórroga presupuestaria, ya que hoy por hoy ni siquiera hay un proyecto de cuentas presentado en el Parlament.

Ciudadanos se niega a apoyar al PP en La Rioja

El caso de La Rioja es diferente porque en esa comunidad, a diferencia de lo que ocurre en Aragón, Cataluña o Castilla y León, el gobierno no solo ha presentado Presupuestos a su Parlamento, sino que estos se están tramitando. No obstante, el hecho de que 2019 sea año electoral le augura un mal futuro a ese proyecto: PSOE, Ciudadanos y Podemos –los tres grupos de la oposición– han presentado enmiendas a la totalidad a los Presupuestos, lo que implica que el PP, que no cuenta con mayoría absoluta, no podrá aprobarlos (al menos en su actual redacción) y se verá obligado a prorrogar los de 2018.

En Andalucía las elecciones también han influido en que no haya aún Presupuestos para 2019, aunque en este caso más que la estrategia política han pesado los tiempos: la convocatoria electoral anticipada que decretó Susana Díaz obligó a disolver el Parlamento autonómico a principios de octubre y la nueva cámara no se constituirá hasta finales de diciembre, por lo que será tarea del nuevo Gobierno –cuando sea elegido– redactar un proyecto de cuentas y aprobarlo, lo que llevará meses.

El proyecto de Presupuestos incluye 600.000 euros para retomar el plan de digitalización de archivos

El proyecto de Presupuestos incluye 600.000 euros para retomar el plan de digitalización de archivos

Más sobre este tema
stats