Crisis en el PSOE

¿Quién toma las decisiones en el Grupo Socialista?

Antonio Hernando, presidente del grupo socialista, este martes en el Congreso.

Ibon Uría

El PSOE decidió este miércoles modificar su propuesta de nombramientos para la Comisión Mixta para la Unión Europea. Inicialmente estaba previsto que la Presidencia recayera en José Zaragoza, diputado del PSC, y la portavocía en el balear Pere Joan Pons. Ambos votaron no en la investidura de Rajoy y, a última hora, la dirección socialista cambió sus nombres por los de Soraya Rodríguez y Eduardo Madina, en lo que los díscolos entendieron como un castigo en toda regla por apartarse de la disciplina de voto. ¿Pero, quién tomó esa decisión? Es la pregunta que se hacen a estas horas los diputados críticos. 

La dirección del Grupo Parlamentario Socialista está compuesta por siete miembros: el presidente, Antonio Hernando; el secretario general, Miguel Ángel Heredia; y cinco secretarios generales adjuntos –Isabel Rodríguez, Soledad Pérez, Meritxell Batet, José Luis Ábalos y Sofía Hernánz–. Fuentes próximas a estos dos últimos dirigentes aseguran que la dirección del grupo no se reúne desde septiembre –un portavoz oficial confirmó que no ha habido reuniones "en los últimos tiempos", aunque no precisó la fecha– y que, por tanto, la decisión de relevar a los díscolos no se ha tomado en el ámbito del grupo parlamentario.

Estas mismas fuentes afirman a infoLibre que, en las últimas semanas, los cuatro miembros de la dirección del grupo afines a la gestora se han reunido por su cuenta y que no los han convocado a esos encuentros. Según esa versión, Hernando, Heredia, Rodríguez y Pérez mantuvieron al menos un encuentro la semana pasada, además de otros contactos informales para diseñar los cambios en la bancada socialista. A esa cita no llamaron ni a la catalana Batet –que votó no a Rajoy–, ni a la balear Hernánz –también votó no–, ni a Ábalos –secretario provincial del PSOE de Valencia, que se abstuvo pero es próximo a Pedro Sánchez–.

Un portavoz oficial del Grupo Parlamentario Socialista negó a infoLibre que una parte de los miembros de la dirección se estén reuniendo sin informar al resto. Preguntado directamente por quién tomó la decisión de relevar a Zaragoza y Pons, respondió: "Deciden Antonio Hernando y la gestora". Pero los diputados crítico cuestionan esta versión. Recuerdan que la comisión gestora no se reúne desde el pasado 23 de octubre, fecha del Comité Federal que decidió la abstención ante Rajoy. Las fuentes del sector críticos sostienen que, si ha pasado casi un mes desde la última reunión, resulta poco probable que la gestora haya decidido los cambios en el grupo.

Francisco Ocón, uno de los diez miembros de la comisión gestora del PSOE, confirmó a este diario a última hora de este miércoles que la dirección provisional del partido no ha decidido relevar a Zaragoza y Pons. "Desde el 23 de octubre no tengo ninguna noticia de la gestora. A estas horas no se me ha notificado oficialmente los cambios sobre esos diputados [Zaragoza y Pons]", afirmó. Ocón detalló que en la última reunión de la gestora no se habló sobre los grupos parlamentarios, salvo para decidir la continuidad de Antonio Hernando como portavoz en el Congreso y la sustitución de Óscar López por Vicente Álvarez Areces en el Senado.

Malestar y más cambios

El malestar entre los diputados críticos del PSOE es máximo. Pere Joan Pons, uno de los perjudicados por los cambios conocidos este miércoles, asegura a infoLibre que se enteró de la noticia "por los periódicos" en la noche del martes. "Después, a las 8.20 de esta mañana, me llamó Antonio Hernando y me lo dijo", añade. Pons recalca que "no tiene problema" en no ocupar el cargo y destaca que Madina es una persona que cuenta con todo su "respeto" y "perfectamente preparada". Pero agrega: "Pido avanzar, pasar página, que hablemos del proyecto del PSOE y no de nosotros, y que la gestora organice el congreso del partido".

El relevo de Zaragoza y Pons por Rodríguez y Madina es sólo el primero de los cambios que se espera en las filas socialistas. Este jueves se reune la comisión gestora del PSOE, que previsiblemente decidirá qué sanciones aplica a los 15 diputados –siete que iban en las listas del PSC, seis del PSOE y dos independientes– que votaron contra la investidura de Rajoy. Hasta siete de estos diputados confirmaron a este diario este miércoles que la dirección provisional del partido no se ha puesto en contacto con ellos, y que conocen las decisiones que va a adoptando únicamente por los medios de comunicación.

La gestora también determinará este jueves cuáles de esos 15 diputados pierden sus puestos en la dirección del grupo y en las comisiones parlamentarios. Dos de los 15 díscolos –Meritxell Batet y Sofía Hernánz– forman parte de la dirección, cinco son portavoces en alguna comisión del Congreso, tres son vicepresidentes de alguna comisión y una, la independiente Margarita Robles, es presidenta de la Comisión de Justicia. "Todo parece indicar que la gestora va a quitar presidencia y portavocías a quienes votamos no por conciencia", dijo Robles este miércoles en laSexta. "Los cargos me parecen menores. A la política se viene a servir", agregó.

Otra de estos 15 diputados dice: "Ni una llamada, es increible". Esta misma fuente afirma que el grupo está "totalmente fracturado" y que la gestora, con los cambios en las responsabilidades de los diputados y el castigo a los díscolos, "se excede de sus funciones" y "trata de anular al individuo". "Esto es puro sectarismo y pura arbitrariedad, es lo nunca visto", añade. "Desde luego la gestora no está demostrado ganas de coser el partido", dice otra diputada. El ex secretario general, Pedro Sánchez, pidió este miércoles en Facebook que la gestora no ahonde en la fractura del PSOE y favorezca la unidad del partido.

La gestora defiende los cambios en el grupo socialista entre quejas

La gestora defiende los cambios en el grupo socialista entre quejas

Más sobre este tema
stats