Publicidad

Banco Santander apoya a 1.500 personas con discapacidad en 2021

Banco Santander apoya a 1.500 personas con discapacidad

Banco Santander lleva ya 15 años comprometido con la inclusión de las personas con discapacidad y el apoyo a su desarrollo personal, profesional y de empleo. La entidad cántabra, que ha invertido más de 15 millones de euros en ayudas en este periodo, quiere contribuir a mitigar las decenas de obstáculos con los que las personas con alguna incapacidad se enfrentan cada día. Existen barreras que limitan más que las físicas a los 1.000 millones de ciudadanos en el mundo que tienen algún tipo de discapacidad (el 15% de la población global), según cifras del Banco Mundial

En España, el Instituto Nacional de Estadística apunta en su último estudio que hay más de 3,8 millones de hombres y mujeres con discapacidad, el 9% de la población. El empleo y la formación académica constituyen dos de los principales problemas a los que se enfrenta este colectivo que ve cómo su talento está condicionado por falta de inserción laboral. Banco Santander, que este mismo mes se ha sumado al Día Internacional de las Personas con Discapacidad, trata de revertir esta situación con iniciativas en las diferentes geografías en las que está presente.

La entidad presidida por Ana Botín está muy involucrada con la inclusión real de las personas con discapacidad en el camino hacia su desarrollo profesional. De la mano de Fundación Universia, 1.500 personas con discapacidad han mejorado su formación académica y competencias laborales este año a través de programas de becas, mentoring y acceso a prácticas y empleo. A través del programa In-Mentoring, nacido en 2019, conecta a estudiantes universitarios con discapacidad y profesionales con experiencia en el campo laboral de su interés. El objetivo es abrir para ellos una nueva visión de sus estudios, así como que conozcan nuevos horizontes profesionales y amplíen sus contactos.

Con estas iniciativas contribuye, además, a tres de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas: garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad (ODS 4); promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo decente para todos (ODS 8); y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible (ODS 17). 

Fundación Universia lanzó en 2007 su primer programa de becas para fomentar una formación universitaria inclusiva y, desde entonces, ha concedido 2.400 becas a estudiantes con discapacidad. Según la Guía de Atención a las personas con Discapacidad en la Universidad 2020, publicada el pasado verano por esta Fundación, un total de 23.851 alumnos con discapacidad han estudiado en las universidades españolas en el curso 2020-2021. Es una cifra récord, que refleja un aumento de 1.033 personas, un 4,5% más que en el curso anterior. Aun así, todavía supone un porcentaje residual: el 1,4% del total de estudiantes universitarios.

Facilitar la accesibilidad

Además de apoyar el talento de las personas con discapacidad, la entidad sigue adelante en su objetivo de construir una banca más accesible e inclusiva con la incorporación de nuevas herramientas y funcionalidades tanto en los canales de banca online como en sucursales y cajeros. En la mayoría de las geografías en las que el banco está presente cuenta con una guía auditiva y teclado en braille para las personas con ceguera, y en cuanto al acceso a las oficinas bancarias, en el suelo de la mayoría de ellas hay bandas sobresalientes para facilitar la movilidad de las personas con discapacidad visual. 

También los cajeros automáticos están cada vez más adaptados al lenguaje braille. El grupo español dispone de más de 12.700 cajeros en Brasil adaptados a personas con ceguera, mientras que en Reino Unido están diseñados para que las personas ciegas o con visión parcial puedan hacer uso de ellos, además contar con auriculares para facilitar la comunicación. En Santander Argentina tienen teclados adaptados en cerca de 1.300 cajeros, y en Santander Polonia incluyen el servicio de voz en el 90% de la red de cajeros para guiar a las personas con discapacidad visual. En este país se han lanzado unas tarjetas con una muesca ciega en la parte izquierda y colores de contraste junto a una grabación en el anverso para facilitar su localización y uso en cajeros automáticos. Por su parte, en los cajeros automáticos de Santander España se han instalado relieves en los teclados físicos para que las personas con ceguera puedan identificar estas teclas, mientras que en Santander Portugal más de 2.000 cajeros usan comandos de voz.

Los problemas a los que se enfrentan en su vida diaria las personas con discapacidad son diversos. Como muestra, dos ejemplos de algunas de personas que apoya la entidad y que están trabajando en Santander. Rui Xu Xeng, de SCIB Financial Control España, comenta que “mi discapacidad me supone afrontar retos diarios desde que me levanto hasta que me acuesto… el mundo no está pensado para personas que tenemos alguna diversidad y esto tiene que cambiar”. Y Tim Prendergost, developement manager de UK, añade que “una discapacidad me convierte en una persona única. Podría sentir pena por mi mismo por no poder ver igual que otras personas, pero en su lugar elijo centrarme en aquello que entra dentro de mis posibilidades y hay mucho que puedo hacer”.

Todos estos programas e iniciativas han sido reconocidas por la revista Euromoney, que ha nombrado a Santander como el Mejor banco para la Diversidad e Inclusión 2020, además de situarse entre las 10 empresas más avanzadas del mundo en la materia, según el Índice de Igualdad de Género Bloomberg 2021.

El grupo bancario también forma parte de Valuable 500, un movimiento que pone la discapacidad en la agenda de los líderes empresariales y trabaja para lograr la accesibilidad total en el lugar de trabajo, en la comunicación y en la concienciación entre los empleados. Para ello, desarrolla iniciativas como Differently Abled en Polonia, el Programa Summer Experience en España o el proyecto de Accesibilidad de su centro corporativo en Boadilla del Monte (Madrid). A nivel global, Banco Santander cuenta en sus equipos con un 2,4% de empleados con discapacidad. 

Más sobre este tema
stats