EPA I Trimestre de 2015: Desgraciadamente, la crisis no es historia

FacebookTwitterEmailWhatsAppMeneame

Mucha menos población activa, mucho menos empleo y una ligera caída del paro son los resultados más inmediatos que muestra la Encuesta de Población Activa del primer trimestre del año. Aunque es cierto que este período de cada año no es el mejor en términos estacionales para el empleo (terminan los contratos de la etapa navideña), las cifras en esta ocasión ofrecen algunas pistas especialmente negativas sobre la tendencia de la ocupación, y sobre todo de la calidad del empleo generado. España ha cambiado de ciclo económico (crece el PIB, y bastante), pero la crisis continúa, la calidad del empleo se deteriora y las expectativas son inquietantes.

El empleo ha descendido en el trimestre en 114.300, un 0,65%, mientras el número de parados se reduce en 13.100 personas, un 0,24%. La cifra total de parados es de 5.444.600, que sigue siendo descomunal. Es preciso insistir en que este dato refleja de manera más fiel la situación real del mercado laboral que la que ofrece la del paro registrado por los Servicios Públicos de Empleo, publicada mes a mes, y que computa un millón de parados menos que la EPA, la fuente homologada internacionalmente.

La evolución de la ocupación y el desempleo supone que la población activa se ha reducido en 127.400 personas en el trimestre. Se trata de una caída de la población dispuesta a trabajar muy intensa, la tercera mayor de siempre en un trimestre, con lo que la cifra total (22.899.400) roza de nuevo los niveles mínimos desde 2008. Perdemos fuerza productiva, o lo que es lo mismo, capacidad de generar riqueza.

Como consecuencia de la mayor caída de activos que de desempleados, la tasa de paro sube al 23,8%, una décima más que en el trimestre anterior.

La negativa evolución del empleo en el trimestre afecta a todos los grupos de edad salvo a los grupos de 40-44 años y 55 años y más. Además, la mayor parte del empleo perdido corresponde al sector privado de la economía mientras que en el sector público se registra un ligero aumento de la ocupación. Recuérdese que 2015 es un año electoral.

En términos anuales las variaciones son: un aumento de 504.200 ocupados (un 2,97%), un descenso de 488.700 parados (-8,24%) y una muy ligera subida de la población activa de 15.500 personas (0,07%).

El descenso de los ocupados se concentra en Servicios (-135.400), mientras sube en Construcción (30.300) e Industria (2.300). Esto explica que el empleo asalariado temporal se reduzca en el trimestre, aunque aumente proporcionalmente más que el indefinido en términos anuales (5,4% frente a 2,7%). La tasa de temporalidad se sitúa en el 23,6%, seis décimas menos que en el trimestre anterior, pero cinco décimas más que un año antes.

Pero el dato que ilustra sobre la clase de empleo que se está generando en la crisis es la cifra del empleo a tiempo parcial, que aumenta en 32.600 personas frente a una reducción de 130.600 a tiempo completo, lo que significa un aumento del porcentaje del empleo a tiempo parcial sobre el total de ocupados de dos décimas porcentuales, hasta el 16,25%. Este es un efecto directamente relacionado con la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP en 2012, que ha generado una precarización creciente de la población asalariada.

Evolución de los asalariados por tipo de jornada

Si en la etapa expansiva anterior el empleo temporal fue la vía fundamental de precarización de las condiciones laborales en nuestro país, generando una segmentación laboral basada en el fraude en la contratación (contratos temporales utilizados para empleos de carácter permanente), ahora, a esta situación (que en absoluto se ha corregido) se suma la utilización masiva del contrato a tiempo parcial, mayoritariamente no deseado por los trabajadores, pero que se ven obligados a aceptar ante la ausencia de oferta de empleos de calidad. Y además, en muchos casos encubriendo trabajos que en realidad son a tiempo completo, a través de la realización de horas extra y muchas veces no pagadas o no declaradas.

 motivo jornada

 

En conjunto, la reforma laboral del Gobierno ha tenido como efecto una precarización generalizada del empleo, puesto que a lo anterior se une la menor estabilidad de los contratos indefinidos, al haber facilitado el despido. Todo ello supone una apuesta por un modelo de crecimiento basado en empleos de baja calidad y escaso valor añadido, amplificando incluso el constatado en la anterior etapa expansiva y que se derrumbó abruptamente en 2008 con las nefastas consecuencias que ya sabemos.

El número de hogares en los que todos sus miembros se encuentran en desempleo sube en 27.300 y se sitúa en 1.793.600, un 1,55% más que en el trimestre anterior. Al mismo tiempo el número de hogares con todos los activos ocupados baja en el trimestre en 18.700.

En resumen:

El leve descenso del paro se debe al retroceso de la población activa, puesto que se produce en el trimestre una notable destrucción de empleo, y todo el descenso del empleo se concentra en el a tiempo completo, al mismo tiempo que el empleo nuevo es principalmente a tiempo parcial. Además, el mercado de trabajo español refleja la persistencia de los efectos negativos de la crisis, y apunta a una tendencia del empleo con muchos aspectos preocupantes, y en especial, la creciente precarización de la población asalariada. Todo ello es en gran medida el resultado de unas políticas equivocadas del Gobierno, que han empeorado la situación de los desempleados y están promoviendo un empleo cada vez más volátil y de más bajos salarios.

Todavía hay casi cinco millones y medio de parados, lo que supone un aumento de 157.300 parados respecto al trimestre anterior a la reforma laboral del PP. Si a ello se añade que la tasa de paro ha aumentado en el trimestre, todo ello es significativo de que la recuperación económica en la que insiste el gobierno no está suponiendo  mejoras apreciables del mercado de trabajo español. Desgraciadamente, la crisis no es, todavía, historia.

 

Economistas Frente a la Crisis

2 Comments

  1. crisis??, la que viene ahora….jeje, y la que viene cada dia mas desde que estos impresentables estan al mando, destrozando las relaciones laborales con la connivencia de muchos empresaurios que tienen que pagar porque se marcha un tio, y ademas bueno, y cree que es muuuu listo, cosa que nunca paso jajaja, pero como le sobra el dinero, cosa que se prueba en la incapacidad de justificar modificaciones, pues…..Es que hay mucha crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *