Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Cambio climático

La COP21 finaliza con un acuerdo “histórico”, jurídicamente vinculante y objetivos revisables

  • El acuerdo reconoce el concepto de justicia climática y tiene en cuenta las distintas capacidades nacionales en función de las circunstancias de cada parte
  • El texto servirá a "grandes causas" como la salud pública, los derechos esenciales y la lucha contra la pobreza, apunta el ministro francés Laurent Fabius

infoLibre Publicada 12/12/2015 a las 14:05 Actualizada 12/12/2015 a las 15:34    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

François Hollande, Laurent Fabius y Ban Ki-moon, durante la resolución del acuerdo.

François Hollande, Laurent Fabius y Ban Ki-moon, durante la resolución del acuerdo.

EFE
El texto final de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU que se celebra en París propone un acuerdo jurídicamente vinculante, ambicioso pero realista, con objetivos revisables cada cinco años y un objetivo de limitar el calentamiento del planeta a 2 grados centígrados sin renunciar a lograr que esta cifra sea n 1,5 grados centígrados, según anunció este sábado el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius y recogió Europa Press.

Fabius calificó de "histórico" el acuerdo que deberá ser votado por 196 países que asisten al plenario porque este es "el momento de la verdad". "Ustedes van a decidir un acuerdo histórico. El mundo contiene la respiración y cuenta con todos nosotros", sentenció.

De este modo, anunció que la propuesta de acuerdo es "jurídicamente vinculante", reconoce el concepto de justicia climática y tiene en cuenta las distintas capacidades nacionales en función de las circunstancias de cada parte y que sus objetivos serán revisables cada cinco años, para aumentar la ambición de forma progresiva.

Así, subrayó que los puntos decisivos incluyen que las partes se comprometen a "contener" el aumento de la temperatura media por debajo de 2 grados centígrados y "a forzarse" a llegar a los 1,5 grados centígrados, lo que "permitiría reducir los riesgos del cambio climático".

Además, añadió que fija un "objetivo ambicioso pero necesario" que será revisable cada cinco años para que las contribuciones nacionales sean mayores. Del mismo modo, Fabius valora que también reserva un lugar cada vez mayor a la adaptación sobre todo para los países más vulnerables y que, para ello, incluye la movilización de una contribución mundial de 100.000 millones de dólares anuales de aquí a 2020 y que en 2025 se fijarán nuevos objetivos.

En definitiva, el ministro francés estima que, si las partes aceptan esta propuesta "en el final del camino", se reforzará la confianza mutua entre las partes adaptándose a las posibilidades de cada uno.

"Si se adopta será un paso histórico y esta COP21 también, para las partes, para las organizaciones interguberamentales (...), para todos", acotó.

El ministro agradeció los esfuerzos de los países, de los negociadores, de sus delegaciones durante esta COP y los meses y años anteriores y valoró que "cada una de las partes" haya hecho valer sus propuestas y que éstas hayan sido respetadas.

Sin embargo, admitió que con este acuerdo los países no consiguen al 100 por 100 lo que quería de forma individual pero les recordó que si cada uno mantenía el total de sus peticiones "la colectividad no habría conseguido nada".

"Se trata de demostrar al mundo que nuestro esfuerzo colectivo suma más que la suma de voluntades particulares. Ha llegado el momento de centrarse, no en las líneas rojas, sino en las líneas verdes. La respuesta (al cambio climático) es claramente este texto que hemos creado juntos; el nuestro", insitió.

A su juicio, el acuerdo que salga de la capital francesa este sábado permitirá a los estados insulares defenderse del cambio climático que ya les está sumergiendo; que los países africanos puedan avanzar en su desarrollo tecnológico; que Latinoamérica pueda proteger sus bosques e incluso que los países productores de combustibles fósiles a quienes el acuerdo les acompañará en la diversificación de su economía. Es más, añadió que el texto servirá a "grandes causas" como la salud pública, los derechos esenciales, la lucha contra la pobreza y, en definitiva, la paz.

De este modo, insistió en que la responsabilidad ante la historia de las 196 partes este sábado en París "es grande" y consiste en "no dejar pasar la oportunidad histórica" porque "nadie" quiere que se repita lo sucedido en la Cumbre de Copenhague de 2009, cuando el acuerdo no fue posible.

"Entonces hubo algún error y no estaban alineados los planetas. Hoy sí lo están" –agregó–. "En ese momento algunos creían que sería difícil superar ese fracaso. Hoy no vamos a fracasar. La confianza, la propia capacidad de las naciones para conseguir resultados para el clima podrían ir más allá. Es la credibilidad del multilateralismo para actuar ante los retos globales lo que está en juego".

Finalmente, Fabius hizo un llamamiento a las partes a aceptar el acuerdo manteniendo el espíritu del mandato de los 150 jefes de Estado durante la inauguración de la COP el pasado 30 de noviembre y concluyó recordando al "héroe" Nelson Mandela quien dijo "parece imposible hasta que al final se hace".

Millones de personas pendientes de la "audacia" de las partes

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, calificó el texto final de "histórico" porque su ambición es dar al planeta un nuevo camino hacia un futuro para reducir las emisiones y elogió los compromisos y el liderazgo de los jefes de Estado y de Gobierno, de los ministros, de negociadores y de miembros de delegaciones, a quienes encomió a "acabar el trabajo" porque miles de millones de personas dependen de su audacia.

"Ha llegado el momento de reconocer que los intereses nacionales se resuelven mejor desde la colectividad y la responsabilidad global. Los pueblos están más amenazados que nunca y necesitamos todas nuestras manos en este asunto", señaló.

Ban pidió a las partes que este sábado celebren un acuerdo que dará "esperanza al futuro del planeta, a la seguridad, la felicidad de todos en un planeta saludable".

Mientras, el presidente de Francia, François Hollande, agradeció a Ban su "obstinación" para lograr que las partes se sienten este sábado en París a firmar el acuerdo y a todos los que negociaron "de día y de noche" para encontrar un acuerdo nunca antes alcanzado, que sea "vinculante y generalizado".

Para Hollande, la "única cuestión que vale la pena" es aprobar lo que no se pudo en Copenhague y que provocó una "inmensa decepción en todos aquellos que creían que el planeta podría tener futuro". Por ello, urgió a las partes a dar "el último paso, el decisivo" de aprobar un texto "ambicioso y realista a la vez".

El reto: llegar a 1,5ºC de límite

"Este texto será si así lo deciden ustedes será el primer acuerdo universal de las negociaciones climáticas. Ustedes tienen que decicir para sus países, sus continentes, pero tienen que decidir pra el mundo", sentenció el presidente francés que requirió a las partes que hagan lo posible por llegar al 1,5ºC de limitación de la temperatura.

Hollande reiteró que el cambio climático puede dañar el equilibrio del planeta y ha admitido que el acuerdo no será "perfecto para nadie" si cada uno lo lee a la luz de sus únicos intereses, pero será un "éxito" para todos juntos.

"No se nos va a juzgar por un día, sino por un siglo", valoró y dijo a las 196 delegaciones que son "el mundo" porque las condiciones de esta COP de París no volverán a reunirse dentro de mucho tiempo.

"Están ustedes en el último peldaño, hay que estar a la altura del reto. El paso decisivo es ahora. Son ustedes los que representan al conjunto de naciones del mundo los que tienen que decidir. El 12 de diciembre puede ser una gran fecha para la humanidad. puede ser un mensaje de vida. Yo personalmente estaría contento, casi aliviado, incluso orgulloso de que se lanzase desde parís este mensaje", concluyó Hollande, que cree que esta es una ocasión para cambiar el mundo para que viva el planeta y la vida.
EL AUTOR Correo Electrónico


Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre