Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Acuerdo UE-Turquía sobre refugiados

Acuerdo de la UE con Erdogan para que inmigrantes y refugiados que lleguen a Grecia sean devueltos a suelo turco

  • Turquía se hará cargo de los migrantes que lleguen "desde hoy" y Europa, a cambio, de un número equivalente de refugiados asentados ya en el país otomano
  • Las dos partes deberán "trabajar en los detalles" del acuerdo para concretar su contenido de aquí a la próxima cumbre europea, prevista para los días 17 y 18 de marzo

infoLibre Publicada 08/03/2016 a las 09:02 Actualizada 08/03/2016 a las 15:03    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 4

Relacionados
Refugiados este martes en el campo de refugiados de Idomeni (Grecia).  EFE

Refugiados este martes en el campo de refugiados de Idomeni (Grecia). EFE

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han logrado un principio de acuerdo con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, para poner en marcha un programa para deportar a Turquía a "todos los inmigrantes" –incluidos los demandantes de asilo sirios–, que lleguen a la UE a través de este país, a cambio de que los Estados miembros reubiquen a un número equivalente de refugiados asentados ya en Turquía.

Las dos partes, sin embargo, deberán "trabajar en los detalles" del acuerdo en los próximos días, con el objetivo de concretar su contenido de aquí a la próxima cumbre europea, prevista para los días 17 y 18 de este mes de marzo, según han anunciado en una rueda de prensa conjunta Davutoglu y los presidentes del Consejo europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

El documento es el resultado de doce horas de negociación en Bruselas entre los Estados miembros y con el primer ministro Davutoglu, que ha participado en un almuerzo con los Veintiocho, pero que no ha intervenido en el debate final para sellar el texto.

Pese a que se trata de un principio de acuerdo en lo político, que deja abiertas cuestiones técnicas y jurídicas, los líderes aseguran en su declaración que el acuerdo de deportar a todos los migrantes que lleguen desde Turquía se aplicará a todos los que lleguen "desde hoy".

La canciller alemana, Angela Merkel, ha advertido en una rueda de prensa la término de la cumbre de que todos aquellos inmigrantes que lleguen "de manera ilegal" a Grecia "no serán parte del programa de reubicación", lo que limitará mucho sus posibilidades de recibir asilo en la UE.

El objetivo, ha añadido, es combatir la actividad de las mafias que trafican son inmigrantes y dejar claro que sólo será posible permanecer en la UE si se llega por vías legales de entrada.

Para que la devolución de un demandante de asilo a un tercer país sea compatible con el derecho internacional, es necesario que este país, Turquía en este caso, sea considerado como país seguro. Se trata de una noción que "no existe como posibilidad" a nivel de la UE, pero que sí se da a nivel bilateral en el caso de las relaciones entre Grecia y Turquía.

Tusk ha reconocido que se debe ser "muy cauto" con la iniciativa, ya que existen "aspectos legales" que deben ser aclarados, aunque ha recalcado que existe un claro consenso en la "esencia" del acuerdo.

"Es una medida legal", ha zanjado, por su parte, Juncker, quien ha explicado que la directiva de asilo recoge la posibilidad de "no atender" una solicitud de asilo si el demandante llega desde un tercer país considerado "seguro". Con todo, ha apuntado que Turquía deberá proceder a ciertas "modificaciones en su legislación" para cumplir con esta noción.

El compromiso que debe ser perfilado en los próximos días recoge de nuevo el compromiso de desembolsar 3.000 millones de euros para ayudar a Ankara a atender a los más de 2,7 millones de refugiados en su territorio y apunta la posibilidad de sumar a este esfuerzo "fondos adicionales".

La propuesta turca, respaldada por Alemania, Países Bajos y Bruselas, apuntaba la necesidad de 3.000 millones más para 2018, aunque esta cifra no ha quedado recogida en el texto final.

Sobre este asunto, Davutoglu ha subrayado que "Turquía no pide dinero a nadie" y que los fondos que reclama son para los refugiados en campamentos en el país, a los que el Gobierno turco ya ha destinado, dice, "10.000 millones de dólares".

"Nuestro objetivo es desincentivar la inmigración ilegal y evitar la actividad de las mafias. (También) es un objetivo humanitario, no queremos ver más mujeres y niños muriendo en nuestros mares", ha descrito el primer ministro turco.

El representante turco ha querido ver el resultado de esta cumbre como la prueba de avances en la "integración" de Turquía en la Unión Europea, al tiempo que ha apuntado el compromiso de la UE de "acelerar" el proceso para abrir nuevos capítulos en las negociaciones de adhesión.

Los compromisos esbozados en la declaración de la cumbre recogen, asimismo, la disposición para "acelerar" la hoja de ruta para retirar la exigencia de visados a los nacionales turcos "a más tardar a finales de junio de 2016", y no en octubre como se contemplaba inicialmente.

El presidente francés, François Hollande, ha avisado de que para acabar con la política de visados es necesario que "se respeten los criterios (exigidos), y son 72". Merkel dice que la propuesta de Turquía de cerrar el paso a todos los inmigrantes es un "salto cualitativo".

La cuestion de las libertades en Turquía

La declaración, sin embargo, apenas alude a la preocupación por el respeto de la libertad de prensa en Turquía, después de que el Gobierno interviniera el pasado viernes el diario más vendido del país, Zaman, por sus presuntos lazos con Fetulá Gulen, principal rival del presidente, Recep Tayyip Erdogan.

Bélgica e Italia han reclamado durante las negociaciones del lunes que el documento fuera crítico con las trabas de Ankara a la libertad de expresión, pero finalmente el texto se limita a indicar que los mandatarios europeos "también han discutido sobre la situación de los medios" con Davutoglu.

En la conferencia de prensa y en presencia del primer ministro turco, Tusk ha sido algo más preciso al declarar que la UE "no puede permanecer indiferente ante las preocupaciones por lo que pasa en Turquía" y ha reiterado la defensa de la libertad de expresión.

El presidente del Consejo también ha apuntado que el respeto de la libertad de prensa y de expresión "siguen siendo una condición" en el proceso de adhesión al club comunitario, "y no va a cambiar".


4 Comentarios
Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre