Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



El vídeo de la semana

Esta flojera dominante

Publicada 28/12/2013 a las 06:00 Actualizada 27/12/2013 a las 21:42    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 5

Ya hay mujeres en el Partido Popular que se atreven a alzar su voz contra la reforma de la Ley del Aborto que ha planeado el ministro de Justicia más conservador de los últimos treinta años.

Escuchamos y vemos aquí a Cristina Cifuentes y a la alcaldesa de Zamora. Ellas también creen que ese no es el camino y lo dicen todo lo claramente que se puede manifestar un militante destacado de un partido en este régimen en que las carreras políticas las impulsan o las cercenan los aparatos oficiales de las formaciones políticas, no el servicio público o la entrega a los ciudadanos. Muestran, por tanto, valentía, aunque dentro de un orden y desde una posición política considerablemente fuerte. En el otro lado está la alcaldesa de Madrid, pero ignoro si ese apoyo le será grato al señor ministro, dada la proverbial facilidad de la señora Botella para enredarse por cuestión de la lengua y la conocida trayectoria de, digamos, desapego afectivo y político de la familia Aznar-Botella hacia el señor Ruiz Gallardón.

Aunque la verdad, creo que importa poco lo que las posiciones a favor o en contra del ministro justiciero entre las mujeres de su partido puedan influir en su política. Lo relevante es que haya tormenta interior en el PP como parece haberla también por los excesos verbales del ex rockero Montoro, que tiene encendido al gobierno del señor González en Madrid. En realidad, tengo la impresión de que estas públicas expresiones de descontento o, si quiere usted, desacuerdo, no son más que el reflejo superficial de una realidad mucho más profunda que uno puede constatar a poco que hable con militantes o dirigentes del PP. Que está pasando algo, es evidente; que se quiere ocultar, también. Que no pueden pararlo, absolutamente indudable. En todos los partidos tradicionales hay desasosiego interno, y sobre todos ellos pesa –o debería hacerlo– el constante e irrefrenable desapego de la ciudadanía; pero el PP es el que gobierna y no tiene contentos ni a sus propios militantes, y además arriesga con su política su permanencia en el poder y con sus fieras disputas internas su propia existencia como partido, con lo que eso conlleva para los muchos profesionales de la vida pública que hoy por hoy sostiene en forma de cargos públicos y dirigentes partidarios. “Génova es un desastre” repite cualquier militante o dirigente que alguna vez pase por la sede principal del partido en Madrid.

Todo esto, que es sabido o intuido por cualquiera que posea un poco de información o dedo y medio de frente, lo vuelvo a poner por escrito porque no es ajeno a la oleada de retroceso que vivimos y viviremos si algo no lo remedia.

Gallardón es conservador, muy conservador. Pero este hombre gestionó la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento con talante y decisiones que no eran precisamente ultras. Y estoy pensando, por ejemplo, en lo que hizo con Telemadrid: fundamentalmente, dejar hacer a los profesionales y poner aquella Televisión autonómica en niveles de aceptación y audiencia que no tuvo después ni tendrá jamás, si es que sobrevive; o el Madrid que ha dejado tras su paso por la alcaldía, endeudado, sí, pero mucho más abierto y ciudadano que casi todos sus antecesores, y lejísimos de lo que puede soñar alguna vez hacer la señora de Aznar. Tampoco creo que Soraya Saenz de Santamaría sea una ultra, ni siquiera una política de cuño conservador tradicional como gran parte de la militancia popular o algunos miembros del gobierno de Rajoy.

Estamos ante un ejecutivo que si hasta ahora gobernaba priorizando la política de Bruselas sobre la realidad de España sin tratar siquiera de defender sus propias ideas o su propio país, ahora podría estar haciéndolo para garantizar la supervivencia del partido que lo sustenta. El caso de su respuesta a la decisión de Estrasburgo sobre Parot o la iniciativa de Gallardón de recortar derechos en un territorio tan dolorosamente delicado como el aborto, son sólo dos ejemplos de esa forma de gobernar para los suyos.

Las consecuencias de la debilidad del gobierno están a la vista: ni la política impuesta por Bruselas ni los gestos a su galería parecen conseguir los propósitos que se buscan. Es como cuando la vicepresidenta Fernández de la Vega retiró la publicidad de TVE para ganarse el favor de las privadas. Tampoco le salió la jugada, y dejó como dejó a la Radiotelevisión pública.

El debate hoy no es aborto si o aborto no, ni vida sí o vida no como quieren plantear algunos. La cuestión hoy es que esta reforma, como casi todas las que estamos sufriendo los ciudadanos en este tiempo de gobierno de Rajoy se hacen por pura debilidad política. Y no debemos ni aceptar el retroceso ni dejarnos gobernar de forma tan insensata.

Estoy tan convencido de que la clave es esa nada sutil flojera política, compartida en diferentes grados por gobiernos anteriores, que soy capaz de apostarme un par de cañas a que el señor Gallardón reculará. No hay más que conseguir que le tosan desde Europa. Al tiempo.


5 Comentarios
  • 5 CapitanRed 03/01/14 12:19

    No os fieís de la Cifu... esa es una dominatrix de categoría. Me la imagino en latex y con un látigo.... cudadín, cuidadín.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 espiral 29/12/13 23:52

    La señora cifuentes dijo en lasexta que es del pp desde que era alianzapopular, por tanto está donde quiere estar: defendiendo su puesto de trabajo con el mismo discurso conservador que nos lleva al deterioro como personas dignas. Deterioro que no lo arregla "algo" sino muchos "alguien". Los del pp consiguen que se hable de ellos, aunque no digan nada con sus palabras ambivalentes, y que parezca que defienden lo contrario de lo que hacen. Ella utilizó en lasexta el mismo argumento de rubalcaba: ser republicana/o y pedir que continue la monarquía con todo su lastre y privilegios, los mismos que evitan que la justicia sea ágil e igual para todos. En el tema aborto está de acuerdo con la ley de 1985 del psoe, como todos los que se quieren distanciar, en público, del sector ultra pero no "pueden hacer nada". Tal vez nos de un mensaje velado: ¿pp-psoe es lo mismo...? La historia, incluida la reciente, nos previene sobre los cantos de sirena, incluido el nuevo papa (que no único).

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 359gcu 29/12/13 18:41

    De los mayores retrocesos con mucha diferencia que hemos sufrido en temas de información fue quitar de Radio 3 las mañanas con Lucas : nunca lo yegare entender, este disparo de hielo a la democracia.  Esta usted en ese selecto grupo de locutores/as de Radio, de un comportamiento impecable.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 funcionarioperroflauta 29/12/13 11:59

    Me parece hipócrita decir que no estás de acuerdo con una ley que no vas a votar...¡¡¡ Ayer en Lasexta no sabía si estaba de acuerdo o no con que se puedan tener propiedades inmobiliarias por valor de varios millones de euros (en referencia al presidente de su comunidad); tal vez ahí podía haberse mojado, pero no, ahí ¡¡ le duele...¡¡¡

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 piquío 29/12/13 01:16

    La señora Cifuentes se manifiesta con la "claridad" aquí elogiada; con la misma claridad que dice en tv (L6Noche) que a ella "afortunadamente no le va a tocar votar esa ley", porque tendría un dilema; claro, al no tener que votar, el dilema ya no existe, y de irse a su casa ¡ni hablamos!; como tampoco es contradictoria con su gusto por "que los cargos públicos sean elegidos por los votos de los ciudadanos" (en referencia a la Jefatura del Estado), pero acepta el cargo de delegada del Gobierno, que ¿con qué votos fue elegida?

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
  • Jesús Maraña Jesús Maraña

    Manos sucias y ánimo de lucro

    Que una "organización criminal" como la formada por dirigentes de Ausbanc y Manos Limpias haya podido funcionar durante décadas sólo se explica por la colaboración de grandes bancos y por las lagunas de órganos de control, fiscalías y medios de comunicación.
  • Ramón Lobo Ramón Lobo

    Más grave una teta que un rifle

    La América profunda, la real, la que elige presidentes, ve a Manhattan como el centro de la depravación y el pecado. No por ser la sede de Wall Street, sino por el sexo.
  • América Valenzuela América Valenzuela

    La geoingeniería, en punto muerto

    En el año 2012 Europa estuvo a punto de llevar a cabo un experimento para enfriar la tierra mediante nubes artificiales. La controversia que despertó consiguió que lo cancelaran.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre