Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Corrupción

La Fiscalía quiere saber quién está detrás de la cuenta ‘Soleado’ de ‘Gürtel’

  • Arturo Fasana gestionaba el dinero de varias personas, de las que solo se conoce la identidad de Francisco Correa y Ramón Blanco Balín
  • La cuenta suiza de la trama recibió al menos 13 millones de euros del empresario Fernando Martín y 566.000 dólares de la argentina YPF
  • Las fiscales han pedido al juez Ruz que curse una nueva comisión rogatoria a Suiza para que identifique a los propietarios de los fondos

Publicada 10/04/2013 a las 06:00 Actualizada 10/04/2013 a las 00:10    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

El juez Pablo Ruz, en las inmediaciones de la Audiencia Nacional.  EUROPA PRESS

El juez Pablo Ruz, en las inmediaciones de la Audiencia Nacional. EUROPA PRESS

Las fiscales que investigan el caso Gürtel han solicitado al magistrado Pablo Ruz que curse una nueva comisión rogatoria a Suiza para que se identifique a los ciudadanos españoles que guardaron su dinero bajo la cuenta común de Credit Suisse denominada Soleado. El ciudadano suizo Arturo Gianfranco Fasana, imputado en Gürtel, era quien gestionaba mediante su empresa Rhône Gestión la mencionada cuenta. Hasta el momento, de las personas con dinero en Soleado solo se conoce la identidad del presunto cerebro de la red corrupta, Francisco Correa, y del ex número dos de Repsol Ramón Blanco Balín.

Ruz no ha decidido nada al respecto, aunque de forma habitual acepta este tipo de diligencias solicitadas por el Ministerio Público. En este sentido, fuentes del caso explican que el magistrado mantiene una correspondencia diaria con las autoridades de los diferentes países a los que se les ha solicitado comisiones rogatorias, como por ejemplo Estados Unidos y Suiza. La finalidad de estas diligencias es tratar de conocer todas las empresas relacionadas con la red Gürtel, y congelar en su caso sus fondos.

Las cuentas como Soleado se denominan globales u ómnibus porque incluyen el dinero de varias personas, según explica la Policía Judicial, cuyos nombres no se pueden identificar. 

La solicitud del Ministerio Público de investigar esta cuenta suiza se produce después de que el Partido Popular vetara dos preguntas de IU
en el Congreso en las que la formación de izquierda se interesaba sobre las relaciones entre Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga íntima del rey Juan Carlos, con la sociedad Rhône Gestión y con el propio Fasana.

Las diferentes investigaciones del sumario determinan que la cuenta Soleado servía para recoger fondos que pertenecían a diversas personas, de las que solo se conocían los nombres de Correa y de Blanco Balín. En concreto, se incluyen las transferencias pagadas por la petrolera argentina YPF, que abonó 566.000 dólares a Blanco Balín cuando era consejero delegado de Repsol YPF. 

Pero Soleado también recibió al menos 13 de los 25 millones de euros que según la investigación cobró la red Gürtel en concepto de comisión por su presunta intermediación en la adjudicación por parte del Ayuntamiento de Arganda del Rey (Madrid) de varias parcelas al empresario Fernando Martín. Asimismo, el considerado como número dos de la trama, Pablo Crespo, también ordenó dos traspasos desde la sociedad Awberry, de 2,9 y 1,7 millones de euros, a Soleado. Otras dos transferencias más elevan la cifra pagada desde la empresa de la red Gürtel hasta los 5 millones de euros.

La investigación del caso argumenta que Francisco Correa canaliza los fondos entre las empresas adjudicatarias de los contratos públicos y los responsables políticos, "que han coadyuvado a la consecución del contrato, ya sea porque ocupan cargos públicos o porque tienen una posición prevalente dentro de los cuadros de la formación política del Partido Popular que les hace acreedores de una capacidad de influencia directa sobre los otros responsables públicos". 

Según un informe policial de 2010, la organización de Correa ofertó a los responsables políticos que participaban en las adjudicaciones directas de contratos públicos sus servicios para evadir el dinero. "De esta forma, pone a su servicio a sus propios asesores financieros y los canales de los que dispone para la salida del dinero con el fin de poner a disposición de los responsables políticos los fondos generados por su participación de operaciones en el exterior". Entre las personas que podrían haber utlizado los "servicios de blanqueo" de Correa, según el informe, se encuentran políticos del PP como Luis Bárcenas, Jesús Sepúlveda, Alberto López Viejo, Alfonso Bosch Tejedor, Benjamín Martín Vasco, Guillermo Ortega Arturo González Panero, Ginés López, Tomás Martín Morales y Carlos Clemente. Todos permanecen imputados en el caso Gürtel.

El informe policial argumenta también que Correa pudo emplear esta estructura de blanqueo para otras personas que califican "de la organización" como Pablo Crespo, Álvaro Pérez, Pablo Collado, José Ramón Blanco Balín, Jesús Calvo Soria, Eduardo Eraso, Alfonso García-Pozuelo Asins, Gonzalo Naranjo Villalonga y José Luis Ulibarri. Al igual que los políticos del PP, los empresarios también permanecen imputados.

El informe de la Policía Judicial explica que dos de los imputados, Ramón Blanco Balín y su "corresponsal" Arturo Gianfranco Fasana, ofrecían un "servicio integral" a sus clientes mediante la creación de esquemas societarios o vehículos corporativos, la apertura de posiciones bancarias, la ordenación de los movimientos de fondos, así como la gestión y administración de las sociedades. La Policía detuvo a Fasana, que declaró como imputado como presunto autor de los delitos de blanqueo de capitales, delito fiscal, falsedad, cohecho, tráfico de influencias y asociación ilícita.

Según la Policía, la organización de Francisco Correa contaba con el empresario Ramón Blanco Balín, que ejercía de asesor financiero del presunto cabecilla de la red y de responsable de la administración de las sociedades patrimoniales de éste a través de su despacho en Madrid, y de su corresponsal en Ginebra, que era Fasana.


Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre