Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Cataluña

La CUP rechaza la oferta de Mas de investirle a cambio de someterse en 10 meses a una moción de confianza

  • Antonio Baños ve "interesante pero insuficiente" la propuesta de Mas. La CUP votará de nuevo que "no" este jueves a la investidura de Mas
  • "Si no desbloqueamos la situación, se paraliza el inicio de la legislatura", insiste el candidato de Junts pel Sí

infoLibre Publicada 12/11/2015 a las 10:39 Actualizada 12/11/2015 a las 13:09    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

El president en funciones, Artur Mas, conversa con diputados de Junts pel Sí.

El president en funciones, Artur Mas, conversa con diputados de Junts pel Sí.

EFE
El líder de la CUP en el Parlament, Antonio Baños, anunció este jueves el "no" a investir a Artur Mas como president de la Generalitat durante la segunda votación de la investidura en el Parlament.

El president en funciones había ofrecido a la CUP investirle este jueves en el cargo y, a cambio, someterse él en 10 meses a una cuestión de confianza en el Parlament que dé la oportunidad a la CUP de cesarle.

El presidente había planteado que "si el Govern no supera la cuestión de confianza, hay que investir otro presidente de la Generalitat: automáticamente el presidente cesa".

El actual president en funciones de la Generalitat pretendía con esta opción que la CUP votase a favor de dejarle gobernar hasta después del verano para después someter su gestión a la aprobación del Parlament.

La CUP tendría la llave de la continuidad de Mas si el resto de la oposición rechazara su gestión en la eventual cuestión de confianza, pero si Mas lograra convencer a algún otro partido de seguir en el cargo, podría hacerlo prescindiendo de la opinión de la CUP.

El debate se celebraría aproximadamente en septiembre, precisó Mas, y defendió que es oferta que la CUP puede aceptar: "Es un intento de desencallar las cosas, que haya investidura y que haya gobierno definitivo".

Un 'no' tranquilo 

Baños aclaró que es "un 'no' tranquilo, porque es un 'sí' a la república catalana que no se acaba".

Además, dijo que la nueva propuesta de Mas es "interesante pero insuficiente", pese a que el 'no' de la CUP no está "enrocado" y pretende estimular, ir más lejos y sumar a más gente.

Baños valoró el movimiento de Mas, pero recordó que su oferta no da respuesta al anhelo de la CUP de agrandar la mayoría social soberanista, sino que es una "reelaboración más", y no es una oferta ni de consenso ni para ampliar la base del mismo.

"Si el Govern no supera la cuestión de confianza, hay que investir otro presidente de la Generalitat: automáticamente el president cesa", explicó Mas ante el pleno del Parlament, donde este jueves se debe celebrar la segunda votación de la investidura.

Mas también oficializó a la CUP su oferta de ceder poder en tres vicepresidencias: una encargada de los asuntos sociales, otra de economía y empleo, y otra sobre relaciones internacionales: "Es un intento de aproximación", dijo.

Aunque no lo mencionó, en la reunión que celebró este miércoles en el Palau de la Generalitat propuso a la CUP que Neus Munté se encargase de la vicepresidencia de asuntos sociales, Oriol Junqueras de la económica y Raül Romeva de la de asuntos sociales.

"Pulcritud democrática"

Mas insistió en la necesidad de que Junts pel Sí y la CUP acerquen posiciones para desencallar su investidura porque, según dijo, es urgente configurar un Govern y evitar una situación de bloqueo institucional.

"Si no desbloqueamos la situación, se paraliza el inicio de la legislatura, y éste no es el mandato que hemos recibido por parte de la ciudadanía", advirtió Mas, que también hizo un paralelismo con el inmovilismo de la CUP y el del Gobierno español.

Destacó la urgencia de llegar a un acuerdo entre los 72 diputados independentistas, teniendo en cuenta que "a base de inmovilismo, las cosas se deterioran y hasta se pudren, lo que hace que se complique la cosa".

"Nuestras ofertas tienen las mejores intenciones. Queremos que el Parlament empiece a tomar decisiones; si puede ser, hoy mismo", concluyó en un último intento de convencer a la CUP.

C's pide a Mas que no arrastre a todos los catalanes a esta "locura"

La líder de la oposición y presidenta de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, pidió a Mas que rectifique "esta locura" y deje "tranquilos" a los funcionarios y ciudadanos catalanes. 

"Si necesita emociones fuertes porque lo ha hecho todo en el vida y ahora quiere ser un mártir, estupendo; pero deje a los funcionarios y ciudadanos tranquilos", dijo la dirigente de la formación naranja.

Arrimadas pidió a Mas que rectifique "esta locura" y le advirtió que si no cumple la suspensión cautelar de la resolución separatista pone en peligro el autogobierno de la Comunidad. 

El líder del PSC, Miquel Iceta, pidió al president en funciones que no despliegue ninguna medida a la resolución independentista, suspendida por el TC, y avanzó que su grupo no apoyaría una moción de confianza. 

Asimismo, el líder de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, remarcó que su grupo no irá "a una república catalana, ni con el capitán Mas ni con los capitanes de intendencia que ha propuesto".

"No habrá un avance democrático sin la construcción de una amplia mayoría a favor del derecho a decidir", aseguró Rabell.

Asimismo, el presidente del PPC, Xavier García Albiol, insistió en que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y el president en funciones, Artur Mas, deben acatar la resolución del Tribunal Constitucional. 

"Lo único que hemos escuchado estos días es que la respuesta a los problemas de las listas de espera en la sanidad pública es independencia, la respuesta a la falta de plazas en residencias de ancianos es la república catalana, la respuesta a que miles de estudiantes estén en barracones es vamos a romper con España", afirma.



3 Comentarios
  • 3 rita 12/11/15 14:07

    Despues de cinco años sentado en la poltrona sin gobernar, rectifico, nada más llegar se esmeró en aplicar los recortes en sanidad, educación, servicios sociales, venta parques naturales... ( sin que nadie se lo hubiera pedido, oiga, por pura iniciativa propia) y hala a descansar, hasta el dia de hoy..., ahora va y le entran las prisas por gobernar. A buenas horas mangas verdes.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Ciro2 12/11/15 11:25

    Traducción simultánea: lo que Mas quiere decir es que está vendido, que lo que le importa, por encima de todas las cosas, es seguir él en la poltrona, que estas ultimas elecciones le van a dejar para el arrastre, a él y a Cataluña, pero sobre todo a él, que tras sucesivas consultas va perdiendo apoyos, y ahora, en ésta última, él se va a la calle, algo que no esperaba. Él esperaba ser un segundo Companys y lo que va a ser es un segundo Ibarretxe, del que ya nadie se acuerda. En su caso, además, no me extrañaría que acabara en la cárcel, junto a Pujol. Y esta es un poco la situación de Artur Mas, el hombre que se hizo soberanista para mantenerse en el cargo, y ahora, ni soberanía ni cargo. Por tonto.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Bacante 12/11/15 11:04

    Qué merdé! 

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre