Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Deporte y política

Final de la Copa: banderas españolas, esteladas, pitos y aplausos al himno... y fútbol

  • Los aficionados del FC Barcelona pudieron acudir finalmente a la final con simbología independentista después del intento del Ejecutivo de impedir su entrada al estadio
  • El himno fue pitado por una parte del estadio, pero también estuvo acompañado de los aplausos de gran parte de los asistentes

Publicada 22/05/2016 a las 16:10 Actualizada 22/05/2016 a las 22:02    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 6

Estelada en la grada donde se encontraba la afición del F.C. Barcelona.

Estelada en la grada donde se encontraba la afición del F.C. Barcelona.

EFE
La prohibición de la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, de introducir esteladas durante la final de la Copa del Rey en Madrid, anunciada en rueda de prensa durante la semana, provocó este domingo una marea de banderas y otros símbolos nacionalistas en las gradas del estadio Vicente Calderón, donde se enfrentaron por el trofeo el FC Barcelona y el Sevilla FC Por parte de la afición sevillana, se levantaron al comienzo del encuentro, en contraste, gran cantidad de banderas españolas.

El enfrentamiento comenzó a las 21.30 horas, con la zona blaugrana del campo de fútbol teñida de franjas rojas y amarillas formando un auténtico océano de esteladas. Ajustandose al protocolo, los altavoces del estadio reprodujeron, segundos antes del pitido inicial, el himno de España. Como viene siendo tradición en las finales en las que está presente el equipo catalán, nunca exentas de polémica, miles de personas de la afición blaugrana pitaron la melodía ante la mirada de las autoridades presentes en el palco. Sin embargo, los silbidos se combinaron con gente coreando y aplaudiendo el himno. En 2009, 2011, 2012, 2014 y 2015, el último partido de la competición también se caracterizó por la polémica de los silbidos, sobre todo en la final que enfrentó al Barcelona con el Athletic Club.

La final de este año ha estado marcada por los movimientos de la Delegación del Gobierno en Madrid para tratar de impedir que se intrudujese simbología independentista en el Vicente Calderón. Así, Concepción Dancausa dijo que el fútbol no debe ser un "escenario de lucha política" y, escudándose en el artículo 2.1 de la Ley contra la Violencia en el Deporte, anunció la prohibición de entrar al recinto con esteladas, una medida que desató la polémica y encontró el rechazo frontal de los expertos en Derecho Constitucional. La decisión provocó que tanto la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, su homóloga en la capital, Manuela Carmena, y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, anunciasen que no acudirían al encuentro en señal de protesta.

También fue criticada con dureza desde el mundo de la política. El pasado jueves los grupos parlamentarios en el Congreso de Democracia y Libertad y ERC tildaron la medida de "ataque grave a la libertad de expresión". Cargos del PSOE como el portavoz en el Senado Óscar López y exdiputado Eduardo Madina también criticaron la decisión, al igual que hicieron dirigentes de Podemos como el secretario general del partido, Pablo Iglesias. Mientras tanto, cargos del PP y del Ejecutivo en funciones la veían con buenos ojos: el portavoz de los conservadores en el hemiciclo, Rafael Hernando, la calificó como "bandera ofensiva" para muchos españoles, y el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, apuntó que la enseña estaba "fuera del orden constitucional".

Dos días después, el juzgado de número 11 de lo Contencioso-Administrativo de Madrid tumbó la prohibición de la Delegación del Gobierno en la capital al estimar parcialmente el recurso de la asociación de abogados Drets. El juez argumentó en el auto que "en ningún caso ha resultado probado" que la exhibición de esteladas "pueda incitar a la violencia, el racismo, la xenofobia o cualquier otra forma de discriminación que atente contra la dignidad humana", y que tampoco se ha justificado "en qué medida infringe el orden jurídico existente" o pudiera suponer una "perturbación grave de los intereses generales" la "manifestación de una ideología política o creencia".

Delegación dio un paso atrás nada más conocerse la decisión del juez y dijo que la "acatará" y que no la recurrirían, a pesar de tener a la Fiscalía a su favor. Mientras tanto, las declaraciones sobre el tema se han repetido hasta el mismo domingo. Así, durante la mañana, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, valoró que politizar el deporte "no es bueno". Por su parte, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, aprovechó el mitin en Madrid para dejar un recado al Ejecutivo en este sentido, acusándole de "agitar banderas para no hablar del multazo".

No es la primera ocasión en la que la estelada causa polémica en el deporte español. La Comisión de Control, Ética y Disciplina de la UEFA –el órgano de gobierno del fútbol europeo– multó en junio de 2015 con 30.000 euros al Barcelona porque el público exhibió banderas independentistas en un partido contra el Juventus italiano. En octubre de 2015 el mismo organismo impuso otra sanción por el mismo motivo, aunque por un importe de 40.000 euros. Esa última sanción quedó, sin embargo, suspendida cautelarmente unas semanas después porque el equipo catalán recurrió a instancias superiores. En cualquier caso, es importante señalar que la UEFA dispone de su propio reglamento deportivo que se aplica en las competiciones europeas que organiza y que establece, en artículo 14, que "toda forma de propaganda ideológica, política o religiosa" está prohibida. El ámbito de la legalidad y el del reglamento deportivo de la UEFA no es, por tanto, comparable, informa Ibon Uría.


6 Comentarios
  • 6 cromwell 24/05/16 13:00

    El fútbol es un deporte atractivo del que yo me alejé cuando se convirtió en la herramienta preferida de los poderes fácticos que dominan el mundo para alienar a los pueblos. Dicho esto no puedo entender que la gente llegue hasta matarse por "su" equipo de fútbol compuesto en términos generales por mercenarios cuyo único amor al equipo es el dinero que les paguen ¡escandaloso en las grandes estrellas! Teniendo en cuenta además que hay clubes que pertenecen a magnates extranjeros  ¿qué sentido tienen las banderas nacionales o autonómicas en un campo de fútbol donde los protagonistas sobre el césped son de muy variadas procedencias? ¿se trata su exhibición de animar a los jugadores o de molestar a los seguidores del equipo contrario? Teniendo en cuenta estas premisas ¿no es rebajar de categoría cualquier bandera (salvo las de los clubes) que se exhiba en un ¿deporte? ¿espectáculo? tan globalizado? Tanto los nacionalismos como la libertad de expresión, de la que yo estoy a favor, deben expresarse de manera mucho más seria ya que el fútbol debería servir para unir y en ningún caso para enfrentar. Dicho esto o se prohiben o se permiten todas.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 andresb 24/05/16 01:01

  • 4 Antonio Basanta 23/05/16 20:35

    Bueno: Pues vamos a copiar el reglamento deportivo de la UEFA que es extraordinario, y es una de las formas de prevenir la violencia. Además de copiarlo hay que aplicarlo. Y as no tendremos en ningún campo ni las banderas del PP, ´ni de ningun otro, ni la estelada de los partidos secesionistas, ni ninguna bandera política. La libertad de expresión de los partidistas que se haga en espacio no comunes, ni en teatros con publico, ni en cines, ni en estadios. Cuando una cosa que hace bien la UEFA y que además es progresista y protectora de la libertad de todos a la vez, lo que hay que hacerla es aplicarla para mejorar España. Me gusta la UEFA.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 mentridano 23/05/16 11:47

    Anoche me dispuse a ver el futbol porque segun la delegada del gobierno en Madrid podria haber comenzado otra gurra civil en España. nada de eso ocurrió, por tanto la delegada tiene que dimitir de su cargo por mentir a sus compatriotas.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Juan I 23/05/16 10:39

    Que dimita ya la delegada del gobierno. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 viceval 23/05/16 07:18

    La NORMALIDAD y el SENTIDO COMUN por encima de todo. ¿Era necesario el despliegue mediático desproporcionado a todas luces?¿Esta justificada una guerra de banderas? ¿La provocación de la delegada del gobierno con su prohibición, que intereses bastardos tenia.? Que bien les hemos hecho el juego entrando al trapo... azul, en este caso. // Ya esta bien, centremos lo que este gobierno ha hecho, hace y nos puede hacer. Quitemos el grano de la paja. Nos estamos jugando el futuro de todos. Ya esta bien.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre