Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Crisis económica

Vida después de la crisis


Publicada 08/05/2013 a las 18:59 Actualizada 08/05/2013 a las 20:39    
Etiquetas
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

El economista José Carlos Díez.  EP

El economista José Carlos Díez. EP

Didáctico, realista y duro. Hay vida después de la crisis (Plaza y Janés), del economista José Carlos Díez, explica las razones de la crisisis económica actual, apunta a sus responsables y concluye que, en contra de lo que muchos sostienen, hay salidas distintas a las que se han impuesto en Europa,

Díez, crítico con lo que denomina "austericidio", no es tibio. Ni en el diagnóstico, ni en la valoración de lo que está sufriendo Europa, especialmente los países periféricos.

"Una depresión equivale a una guerra, y a las guerras se va llorado de casa y con un solo objetivo: ganar. Los españoles nos hemos convertido en una fábrica de excusas y de lamentos", sostiene el autor.

¿Por dónde se sale de ese valle de lamentos? Según Díez, la única vía posible es "trabajar hasta la extenuación". Y cuando fallen las fuerzas, sostiene, acordarse de la sentencia del historiador y geógrafo griego Herodoto: "Tu estado de ánimo es tu destino".

El asunto quedaría en literatura, estilo y técnica de autoayuda si el economista jefe de Intermoney no aportara también una lista de medidas a acometer con urgencia para evitar perder lo que define como una guerra.

Más control (gobierno, dice el autor) en la globalización; acabar con los agujeros negros de la banca; limitar las operaciones especulativas de las entidades; revertir la pérdida de peso de los salarios en la distribución de la renta mundial; eliminar las grandes diferencias entre rentas altas y bajas gravando la riqueza y evitar las manipulaciones en los tipos de cambio son algunas de las propuestas.
 
Quien esto escribe escuchó a Díez explicar cómo ha intentado evitar escribir un libro de economía más. No ha quedado en un intento. Cualquier lector no especializado puede seguir la explicación de lo que ha sucedido en la economía, las consecuencias de las políticas de recortes y las fórmulas para superar el momento.

Los suegros de Fisher

Y enterarse, de paso, de que el economista Irving Fisher, catedrático en Yale en los años 20 y referente de economistas, afirmó días antes del lunes negro de 1929 que la Bolsa de Nueva York no estaba sobrevalorada. Entre otros, arruinó a sus suegros.

Entre las rotundas afirmaciones con las que Díez ha construido la obra, destacan dos. Sobre la canciller alemana Angela Merkel, el autor dice: "La historia tarda en escribirse, pero a buen seguro, será despiadada con Angela Merkel". Sobre los dos presidentes de Gobierno de España que han tenido la responsabilidad de encarar la crisis sostiene: "Rajoy cometió el mismo error que Zapatero y no priorizó el saneamiento de nuestro sistema bancario nada más llegar al poder". Ese error, unido a una mala negociación con Bruselas. dice Díez, forzó al Gobierno a solicitar el rescate bancario.

Con más de la mitad de la obra dedicada a España, Hay vida después de la crisis, de tapas color verde esperanza, es también un buen recordatorio de la etapa de euforia y excesos vivida entre mediados de los 90 y hasta 2007 y una buena guía para seguir la crisis bancaria que aún colea. No en vano, el autor se describe en la portada como El economista observador.




Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre