Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Reino Unido

Cameron obtiene mayoría absoluta y se lleva por delante a Miliband y Clegg

  • Los líderes laborista y liberaldemócratas presentan su dimisión tras la victoria del conservador David Cameron
  • Los resultados dan a los tories 331 diputados, lo que supone mayoría absoluta
  • El Partido Nacionalista Escocés confirma su dominio al hacerse con 56 de los 59 escaños

infoLibre Publicada 08/05/2015 a las 09:12 Actualizada 08/05/2015 a las 20:19    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 2

Los conservadores, al borde de la mayoría absoluta

Todo parece apuntar a que esta ha sido la noche de David Cameron y que seguirá viviendo en Downing Street, al menos si se cumplen los sondeos al cierre de los colegios electorales. A tenor de esos datos, el Partido Conservador del primer ministro británico habría conseguido una gran victoria en las elecciones parlamentarias que ayer celebró Reino Unido. Aunque las encuestas daban días atrás casi un empate entre el bipartidismo, los conservadores, rotundos, se habrían quedado a sólo diez escaños de la mayoría absoluta y a 77 por encima del Partido Laborista. El recuento, que en las primeras horas de la noche ha dado curiosamente el resultado contrario, con ventaja para los liberales o en algunos tramos aún perdiendo era por poco, sería la única esperanza para que Milliband no tenga que salir por la puerta de atrás. Champán para los escoceses que habrían obtenido un formidable resultado con 48 escaños. Los liberales demócratas se hunden sin paliativos pero pueden ser la llave para la mayoría absoluta conservadora y seguir en coalición dirigiendo el país como en los últimos cinco años. El populista lider de UKIP perderá la sonrisa si se confirma que sólo han obtenido dos escaños o que incluso el suyo puede estar en juego.

El Partido Conservador de David Cameron ha obtenido 331 escaños en la Cámara de los Comunes, según el recuento ya definitivo y que sitúa a los tories cinco diputados por encima de la mayoría absoluta.

Tras una larga noche de recuento en las 650 circunscripciones, los conservadores se han hecho con el escaño de la última comunidad que quedaba por repartirse.

Con esta victoria, han sumado un total de 331 diputados, lo que les garantiza una mayoría suficiente que se ampliaría teniendo en cuenta que los cuatro diputados del Sinn Fein tradicionalmente no toman posesión de su asiento.

El Partido Laborista, que aspiraba a gobernar Reino Unido durante los próximos cinco años, se ha tenido que conformar con 232 diputados, 26 menos que los obtenidos en 2010.

En tercera posición ha irrumpido el Partido Nacional Escocés, que ha rozado el pleno al lograr 56 de los 59 escaños a los que optaba. En el lado contrario, el Partido Liberal Demócrata se ha desplomado hasta quedarse con ocho diputados.

El Partido de Gales ha obtenido tres representantes, mientras que el Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP) y el Partido Verde se han quedado lejos de sus expectativas al quedarse con sólo un escaño cada uno.

Los 18 escaños restantes han quedado repartidos entre un amplio abanico de partidos que compartirán legislatura de nuevo con un Gobierno tory.

La oposición en Reino Unido, descabezada

La contundente victoria lograda por David Cameron ha provocado la dimisión en cadena de los líderes de los otros tres grandes partidos del país.

La más previsible era la del líder de los laboristas, Ed Miliband, quien tras el fuerte varapalo sufrido no ha dudado en entonar el mea culpa y apartarse a un lado.

Antes de que se conocieran los resultados definitivos (331 escaños para los conservadores y 232 para los laboristas), Miliband ha asumido la "responsabilidad total y absoluta" del mal resultado y ha anunciado su renuncia, con el fin de permitir que el partido abra de forma inmediata un "debate abierto y honesto" sobre su futuro.

Asimismo, tras poner a su hasta ahora número dos al frente de forma cautelar, Harriet Hartman, ha invitado a los suyos a que lleven a cabo el proceso con "civismo y camaradería", intentando con ello zanjar potenciales divisiones como las que habían marcado en los últimos años al Laborismo con la guerra abierta entre los ex de Tony Blair y Gordon Brown, y la lucha fratricida que él mismo mantuvo en 2010 por el liderazgo.

Los laboristas deberán elegir próximamente al que será su cuarto líder en menos de una década. Los medios especulan ahora con quién tomará las riendas del partido, máxime cuando el que podría haber sido el heredero natural de Miliband, el "ministro" de Finanzas en la sombra, Ed Balls, no ha conseguido un escaño en las elecciones. En las quinielas están precisamente su esposa, la hasta ahora portavoz de Interior, Yvette Cooper; así como el responsable de Salud, Andy Burham, ambos ex ministros con Gordon Brown.

Tampoco tenía ante sí una tarea fácil en estas elecciones el líder del Partido Liberal Demócrata, Nick Clegg. Su decisión de entrar en la coalición con los conservadores ha pasado factura a su formación, que además no ha sido capaz de sacar adelante algunas de sus grandes promesas, como la reforma del sistema electoral.

Un modelo conocido como first past the post, por el que el más votado se lleva el escaño en cada circunscripción, que su partido lleva años denunciando que le perjudica, ya que su porcentaje de votos a nivel nacional no se ve traducido en un número considerable de escaños.

En esta ocasión, los sondeos auguraban que Clegg podría incluso perder el escaño que ocupaba hasta ahora, algo que finalmente no ha ocurrido. Sin embargo, los liberaldemócratas han visto cómo los 57 escaños que obtuvo en 2010 han quedado reducidos a tan solo ocho.

Clegg ha reconocido que el partido vive "su momento más negro" desde su fundación y que, "finalmente, el resultado ha sido más demoledor y duro de lo que había temido".

Está por ver ahora quién sucede a Clegg, teniendo en cuenta también que algunos de los pesos pesados de la formación han quedado fuera de Westminster.

Por último, el líder del Partido para la Independencia de Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, se ha visto obligado a renunciar para cumplir con el órdago que él mismo planteó hace unos meses: si no conseguía un escaño en estas elecciones, tras el fracaso en 2010, abandonaría la jefatura del partido que comandaba desde 2011.

En su caso, sin embargo, ha sido una renuncia a medias, ya que se ha reservado la baza de presentarse al puesto en el Congreso que celebrará el partido en septiembre. "Soy un hombre de palabra", ha afirmado, anunciando su renuncia y que deja temporalmente el testigo a la 'número dos', Suzanne Evans.

En todo caso, su derrota es más agridulce si cabe que las de Miliband y Clegg, puesto que, con él al frente, tal y como ha destacado el partido, el UKIP ha logrado los mejores resultados de su historia: un 12,6% de los votos. Sin embargo, el sistema electoral le ha penalizado, ya que estos se han visto traducidos en un único escaño, a falta de 3.000 papeletas.


2 Comentarios
  • 2 BUSTRAM 08/05/15 23:48

    Increíble la aparición de la vicepresidenta buscando un paralelismo entre el éxito del partido conservador británico, en contra de lo que vaticinaban las encuestas, y el  PP. CON UNA SONRISA INFANTIL y una expresión entre complicidad y chulería. No ha tenido en cuenta que la situación económica de los dos países no tiene nada que ver y, sobre todo, se olvida de que el PP es el partido de la mentira y la corrupción. Un pequeño detalle.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 rubica 08/05/15 20:32

    Mayoría absoluta, con el 36% de los votos. El sistema británico, no es un sistema representativo de la sociedad, por mucho que se hable de cercanía, etc. El 36% de los votos, NUNCA puede ser más que el 64% restante.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre