Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Refugiados políticos

“Mis hijos se me escaparon de las manos”

  • El padre de Aylan y Galib, dos de los niños que murieron el miércoles en la costa turca, cuenta cómo ha sido el naufragio de su vida desde que huyó de Damasco en 2012
  • Canadá niega que recibiera una petición de asilo de esta familia, tal y como afirmó el padre, y se la ofrece ahora

Publicada 03/09/2015 a las 06:00 Actualizada 03/09/2015 a las 22:00    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 9

Aylan Kurdi y Galib Kurdi en una imagen subida a las redes sociales.

Aylan Kurdi y Galib Kurdi en una imagen subida a las redes sociales.

FACEBOOK
Se llamaba Aylan, tenía tres años y nadie estaría hablando de él si no fuera porque ya simboliza la catástrofe humanitaria que se ha trasladado a los confines de Europa. Aylan acabó sus días en una playa turca, besando la tierra, bañado por el vaivén del agua que dejaba ver su blanca espalda. Junto a él murieron también su hermano, Galib, de cinco años, su madre y otro joven sirio que recientemente había cumplido la mayoría de edad. Resistieron al naufragio el padre de los niños y otro hombre. "Mis hijos se me escaparon de las manos", explicó Abdalá como reprochándose la tragedia.

Abdalá es sirio. Hasta 2012 vivió con su familia en Damasco, una ciudad que lleva tiempo soportando los bombardeos entre los rebeldes y el régimen de Al-Assad. Luego "se trasladaron a Aleppo, y cuando los enfrentamientos ocurrieron allí, se fueron a Kobane [todavía en Siria]", explicó a The Guardian un periodista que trabaja allí. En Kobane encontraron refugio durante los últimos tres años, pero los ataques del Estado Islámico hicieron necesaria la huída.

Buscaron asilo en Canadá, donde vive desde hace 20 años la hermana de Abdalá. Ella habló con familiares y amigos y consiguieron reunir el dinero necesario para financiar todos los costes. Según Abdalá, la oficina canadiense de Ciudadanía e Inmigración rechazó la petición de asilo que habían solicitado desde Turquía. No obstante, a última hora del jueves, el Gobierno canadiense aseguró no haber recibido ninguna petición de asilo de esta familia, algo que también confirma la hermana de Abdalá, según la cual, lo que hizo fue intentar llevarse a Canadá a su otro hermano, Mohamed.

La BBC informa de que son muchos los sirios que están encontrando problemas para que su solicitud de asilo sea admitida en los campamentos turcos de ACNUR. Y si no logran el estatus de refugiados, el país no les concede una visa con la que cruzar la frontera. 

Muertos también otros cinco menores de 11 años

A todos estos problemas se enfrentó la familia de Abdalá, así que como última posibilidad se lanzaron al Mediterráneo. Contactaron con una mafia y pagaron una cantidad cercana a los 2.000 euros por persona. En la madrugada del miércoles se subieron a una barca hinchable y pusieron rumbo a la isla griega de Kos. Les seguía otro bote parecido en el que viajaban idénticas esperanzas, pero cuando apenas habían avanzado unos cientos de metros, "en el bote empezó a entrar agua", explicó Abdalá a la agencia Dogan.

"A medida que aumentaba el agua, cundía el pánico. Algunos se pusieron de pie y el bote volcó. Yo sostenía a mi mujer de la mano". Luego, dijo, "las manos de mis dos niños se escaparon de las mías. Intentamos quedarnos en el bote, pero el aire disminuía. Todo el mundo gritaba en la oscuridad. Yo no lograba que mi esposa y mis hijos oyeran mi voz". "Cuando alcancé la costa comencé a buscar a mi esposa y a los niños. Pensé que se habían asustado y escaparon. Llegué a Bodrum y no pude encontrarlos en nuestro punto de encuentro. Luego fui al hospital y me enteré de las tristes noticias", añadió.

Solo unos minutos antes, los guardacostas turcos habían levantando los pequeños cadáveres de sus hijos. Junto a ellos, los pasajeros de la otra embarcación que volcó por el exceso de peso (viajaban 17 personas en un espacio reservado para 10). Flotando en las aguas fueron encontrados una bebé de 9 meses, dos gemelos de año y medio y dos hermanos de 9 y 11 años. Desaparecidas siguen siete personas.

La prensa de todo el mundo llevaba este jueves la imagen de Aylan chorreando agua salada y la historia fallida de su familia por alcanzar Canadá. El país ofreció este mismo día asilo a Abdalá, pero ya no es necesario. Este padre dice que lo único que quiere ahora es ver a sus hijos "por última vez". "Quedarme con ellos para siempre". Después, volverá a Siria, el infierno del que huyó hace tres años y que ahora se le hace pequeño.


9 Comentarios
  • 9 Angels 04/09/15 15:12

    ¿Desde hace cuanto tiempo, existe este problema, cuantos niños han de morir hasta que la humanidad no reaccione solo ante la television? ¿cuanto durara esta solidaridad, para que nuestras sociedades sean sus sociedades...? ¿porque solo nos quedamos en la superficie y en la hipocresia?

    Responder

    Denunciar comentario

  • 8 ENORIGEN 04/09/15 14:08

    Rabia, dolor, pena,  esto y mucho más siento. sentimos, millones de seres que nos llamamos humanos. Pero, ¿quizá algún día llegará la esperanza a esta sociedad ?, ¿podremos cambiar estos gobiernos miserables, egoístas embaucadores al servicio de los poderes financieros y geoestratégicos?.  Lo dudo tanto, que creo que el latido de nuestro corazón se ha quedado sin sentimientos, su ritmo está marcado por el poder y el dinero. Con el tiempo olvidaremos esta imagen y volveremos a ser "felices" en esta sociedad de "mierda".

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 Gs 04/09/15 14:01

    Las conciencias se han conmovido, porque el niño es blanco. Podría ser el hijo de cualquier español. El hecho de ser gente blanca, culta, y familias enteras, es lo que ha cambiado. Ya no son 4 negros cualquiera... Son gente con carreras universitarias, y niños que hablan inglés. Somos unos racistas y xenófobos, de mucho cuidado. Lamentablemente Aylan no es el primero, y no será el ultimo. ¿Quien vende armamento y municiones a los extremistas? El ser humano ha perdido toda dignidad.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 Villalba 04/09/15 11:23

    El mismo dia que se publicó la fotografía Canadá ofreció el asilo que antes había denegado a esta familia...De repente desaparecieron de un plumazo todos los problemas que habían impedido la concesión de asilo para esta familia? Sin que nada hubiese cambiado, realmente. Sin pretender señalar a un país, este triste hecho pone de manifiesto que lo que no hay es voluntad política y que ese es el principal problema. Todo lo demás podría resolverse si la cuestión humanitaria, es decir, la que atañe a las personas, fuesen prioritarias frente a a otras. Pero no, es prioritario sacar adelante el TTIP, del cual estoy segura que acumula un gasto organizativo que podría ser suficiente para el despliegue de medios necesario para acoger dignamente a los refugiados, al menos hasta que se alcanzasen las soluciones políticas adecuadas.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 liana 04/09/15 09:31

    Tengo tanta rabia y tanto dolor que solo deseo maldecir en todos los idiomas posibles la hipocresía,la crueldad,el egoísmo de esta indecente Europa.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 maimdt 04/09/15 08:28

    La muerte de este crío lamentablemente no servirá de mucho porque en Europa como en Usa ya no tenemos sensibilidad ninguna hacia los demás, y menos si pertenecen al llamado tercer mundo. Yo creo que esto se ataja mejor de otra manera. Lo primero, prohibir a todas las empresas que fabrican armas la venta a países en guerra o casi guerra; esto sería a casi toda Africa, Israel incluido, y algunos paises de Asia. A China boicotearla también si sigue vendiendo, igual que a Rusia, de España ya no digo nada puesto que nuestro ministro de Defensa tiene intereses particulares y no estará muy de acuerdo. Pero eso nos importa un bledo. Cuando ví las imágenes ayer en la tv. recordé las mismas de la II guerra mundial, solo que en color, pero en realidad las mismas. Los que mandan en Europa ya hemos visto como se comportan y como solucionaron el tema de Grecia. Yo francamente no espero nada de esa gente. Ojalá desaparcieran todos de un simple chasquido.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 paco arbillaga 04/09/15 08:17

    CARTA a los ÁNGELES MUERTOS por  Daniel Ezpeleta (sigue): Te han segado el estambre de la vida. Han cortado en agraz el racimo de tu ser y el contoneo de agua salada nos ha dejado la negrura, angelico mío. Déjame que maldiga en tu nombre a los hombres, a los reyes, a los dioses. Es que, entre otras cosas, te han despachado por las cloacas de un mundo maldito, que aparenta muy próspero, inteligente, pero que es capaz de ahogarte vestido, angelico mío. Estoy reventado de pena, angelico mío. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 paco arbillaga 04/09/15 08:16

    CARTA a los ÁNGELES MUERTOS por  Daniel Ezpeleta: Los periódicos y las televisiones nos han dejado en la puerta de casa, en el cuarto de estar, en el dormitorio, un cadáver infantil, ahogado en el mar, porque huía de la muerte. Un sonido bronco y destemplado como un tambor roto nos ha brincado en el alma y al menos en un rato no podremos retozar de la risa. Lo malo de esto es que los desuellacaras culpables no se inmutarán, porque los “intereses de Estado”, la “defensa del país” y toda esa cantidad de babosería gruesa que utilizan los que mandan, les impermeabiliza de todo su matonismo institucional. ¡Que no, que no se puede ser kurdo, angelico mío, porque te matan! Que hay que ser turco, que hay que ser sirio, angelico mío. ¡Que no, que no se puede ser musulmán, porque te matan los cristianos; ni cristiano, porque te matan los musulmanes! Si yo pudiera resucitarte, si yo pudiera hacer algo por ti, angelico mío, lo haría ahora mismo. Imagínate tu padre. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Bacante 04/09/15 08:13

    Dicen que quien a yerro mata, a yerro muere. ¿Qué futuro le espera a esta Europa sin alma? 

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre