Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Afganistán

El Gobierno admite ahora que el atentado de Kabul fue “un ataque contra España”

  • Después de que Rajoy dijese el viernes que los terroristas de Kabul tenían como objetivo "una casa de huéspedes próxima a la embajada", el Gobierno admite ahora que fue "un ataque contra España"
  • El Ejecutivo afirma que todas las hipótesis "están abiertas" y convoca para este sábado el Pacto antiyihadista tras el atentando, en el que murieron dos policías españoles

infoLibre Publicada 11/12/2015 a las 16:20 Actualizada 12/12/2015 a las 17:00    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 21

Atentado Kabul

Un hombre hace guardia en el lugar del atentado.

EFE
Después de que Mariano Rajoy asegurase el viernes que los terroristas que atentaron en Kabul tenían como objetivo "una casa de huéspedes próxima a la embajada española", el Gobierno admitió este sábado que fue "un ataque contra España". En el atentado fallecieron dos policías españoles que trabajaban en la legación diplomática de la capital afgana. 

En un comunicado de prensa que lleva por título "Atentado en la embajada de España en Kabul", el Ministerio de la Presidencia indica lo siguiente:  "Aunque un comunicado de los terroristas y la
información de la propia policía afgana señalan que el objetivo del
atentado no era la embajada de España, se mantiene abierta la
investigación y no se descarta ninguna hipótesis
. En cualquier caso, estamos ante un ataque terrorista en el que han fallecido dos ciudadanos españoles y en el que nuestros intereses han sufrido graves daños. Es, por tanto, un ataque contra España y contra su colaboración en la consolidación de la democracia en Afganistán".


Mariano Rajoy ha decidido convocar para la tarde del sábado el Pacto antiyihadista, poco después de que así lo solicitase públicamente el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien reclamó además al Gobierno que facilitase "información veraz".

Dos policías españoles fallecidos

De acuerdo con la última versión ofrecida por el Ministerio de la Presidencia, que dirige Soraya Sáenz de Santamaría, el viernes a las 14.00 hora española, se produjo una fuerte explosión de un coche bomba "junto al recinto de la Embajada de España en Kabul" causando graves daños al edificio. Tras esta explosión se produjo un tiroteo que duró aproximadamente una hora "y tres de los integrantes del grupo terrorista entraron en los locales
del compound de la Embajada compuesto por tres edificios".

Como consecuencia de la explosión del coche bomba falleció de forma inmediata el subinspector del Cuerpo Nacional de Policía Jorge García Tudela, cuyos restos no se encontraron hasta que finalizó el asalto. Por ello, no se informó de la muerte de este agente hasta este sábado.

Asimismo, resultó herido el policía nacional Isidro Gabino
San Martín
, "que pudo ser rescatado con vida pero que falleció cuando era trasladado al hospital". El fallecimiento de este agente sí se comunicó el viernes. 

En el ataque también fueron asesinados dos empleados de la embajada de nacionalidad afgana.

El resto del personal que se encontraba en la Embajada pudo
"ponerse a salvo al refugiarse en dos búnkeres de la legación
española. Fueron liberados ilesos después de una intervención de fuerzas especiales afganas y de unidades norteamericanas que duró varias horas".

La primera versión de Rajoy

Las noticias oficiales sobre el atentado fueron confusas desde el principio. El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, informó el viernes durante un mitin en Orihuela (Alicante) de que un policía español había sido herido. Poco después, en el mismo mitin, Rajoy tuvo que rectificar y comunicó que el agente Isidro Gabino San Martín había fallecido tras el atentado.

El presidente aseguró inicialmente que la embajada española no era el objetivo del atentado. "Todos, cualquier país occidental, podemos ser objetivo de un ataque terrorista, pero esta vez no ha sido así. No era un ataque contra nosotros, sino contra una casa de huéspedes próxima", señaló antes del mitin. Asimismo, indicó que todos los miembros del personal de la legación española en Kabul habían sido "liberados".

El Ministerio del Interior hizo pública el viernes la identidad del agente muerto tras el ataque de los talibanes: Isidro Gabino San Martín, de 48 años, padre de cuatro hijos y natural de la localidad leonesa de La Bañeza. 

Matan a dos terroristas y otro se suicida

Las fuerzas de seguridad afganas mataron a tiros al menos a dos de los terroristas talibán que lanzaron el ataque e hirieron a otro, según informó el viceministro del Interior, general Ayub Salangi.

El responsable, citado por la agencia afgana Khaama, precisó que tras el atentado se puso en marcha una operación de las fuerzas de seguridad, que peinaron el edificio para asegurarse de que no quedaba ningún asaltante en el interior.

Según señaló la agencia, el ataque comenzó cuando un suicida hizo estallar un coche bomba, tras lo cual se desencadenó un enfrentamiento entre un grupo de milicianos y las fuerzas de seguridad.

Los terroristas, tras hacer explotar el coche bomba, entraron en la embajada española con facilidad debido a que la explosión hizo saltar por los aires el portón de entrada por el que acceden al edificio habitualmente los vehículos. Esta sede diplomática no tiene ningún símbolo externo que la identifique como un edificio oficial correspondiente a un país extranjero.

La explosión provocó la muerte de los mencionados agentes españoles y, además, fallecieron otros dos policías de nacionalidad afgana, que realizaban labores de seguridad en el perímetro de la embajada.

Dentro del complejo diplomático había aproximadamente unas 10 personas, entre personal español y afgano que, tras el asalto, se refugiaron en los dos búnkeres preparados para guarecerse.



102 españoles fallecidos en Afganistán desde 2002

Con los dos policías fallecidos en el ataque de Kabul se elevan a 102 los españoles que han perdido la vida en Afganistán, la mayoría en el marco de la misión internacional que se puso en marcha a principios de 2002.

La de Afganistán es la misión de las Fuerzas Armadas que más vidas se ha cobrado: un centenar de militares y guardias civiles han fallecido en el curso de esta operación. De Afganistán volvían los 62 militares que murieron en el accidente del Yakolev 42 que se estrelló en Turquía en mayo de 2003, siendo hasta el momento la mayor tragedia que han sufrido las Fuerzas Armadas en tiempos de paz.

De la misión de la OTAN en Afganistán también son las 17 bajas que sufrió el contingente español en el accidente de un helicóptero Cougar, en agosto de 2005, durante una operación de reconocimiento a unos 20 kilómetros al sur de Herat.

Y en agosto de 2010, un talibán infiltrado como chófer mató a dos guardias civiles y un intérprete de español en la entonces base española en Qala i Naw, situada en la provincia de Badghis y cuya responsabilidad se entregó a las autoridades afganas hace ya más de dos años.

El resto de militares fallecidos en Afganistán perdieron la vida –uno de ellos la primera mujer muerta en misión internacional, Idoia Rodríguez– en accidentes, combates o explosiones por artefactos explosivos improvisados (IED) colocados por la insurgencia en las carreteras, un sistema que hizo especial mella durante algunos años entre los contingentes internacionales de esta misión.

21 militares en el cuartel general

Además del personal de la legación diplomática, en Afganistán quedan 21 militares integrados en el cuartel general de la misión de la OTAN, situado también en Kabul, que se dedican principalmente a labores de asesoramiento del Ejército afgano.

España puso en octubre punto y final a su gran misión en Afganistán. Después de casi 14 años, los 236 militares que quedaban en la base de Herat, en el oeste del país, volvieron a casa, dejando tras de sí una de las operaciones más largas y más peligrosas para las Fuerzas Armadas.

Más allá del objetivo de la misión, la de Afganistán ha supuesto uno de los retos más importantes que han asumido las Fuerzas Armadas españolas en los últimos tiempos y, sobre todo, desde que participan en misiones internacionales.

El sostenimiento de un contingente que llegó a ser de 1.521 militares a una distancia de 6.000 kilómetros y durante más de 13 años no es tarea fácil. Todo ello combinado con operaciones que ocasionalmente implicaron verdaderos combates en un duro entorno y a menudo en condiciones climatológicas muy extremas.


10 Comentarios

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre