Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



El vídeo de la semana

Lo pagaremos

Publicada 01/06/2013 a las 12:08 Actualizada 01/06/2013 a las 12:52    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 4

Nos estamos quedando sin futuro. Y quien lo decide y planifica sigue sin darse cuenta o está embriagado de estupidez. Ya hace mucho tiempo que clama al cielo el recorte insensato en educación y el sablazo asesino a la investigación, que son, como sabe hasta el que asó la manteca, las vías por las que transita la única esperanza seria de futuro para cualquier sociedad. Sin educación y sin investigación se nos esteriliza, se mutila nuestro futuro, se nos mata como colectivo. Como literalmente se nos mata al someter a las leyes de la austeridad criterios que entran de lleno en lo humanitario, como la atención sanitaria o los miserables subsidios a los más débiles.

Es imposible que no cunda el desánimo ante imágenes como la que traigo hoy a esta columna. Seguramente ha pasado desapercibida para muchos; no ha ocupado portadas, no ha sido comentada, no ha tenido el privilegio de convertirse en cuestión de tertulieo, pero es la que, a mi juicio, mejor simboliza la degeneración de esta sociedad nuestra cuyos gestores siguen elevando el equilibrio del déficit por encima de cualquier otra consideración presente y –lo que es infinitamente peor, más insoportable, más intolerable- futura.

Veo y escucho a dos mujeres de ciencia, sabias por conocimiento y veteranía, que se ven obligadas a abandonar su puesto de trabajo y con él las investigaciones que tenían en marcha. Avanzan hacia la cámara Teresa Casals y Angels Sierra que llevan años tras la fibrosis quística y el cáncer. Años trabajando, buscando, persiguiendo soluciones a problemas tan importantes como la salud, como la supervivencia, como la vida. Su drama personal es el de cientos de miles de ciudadanos que van –vamos, quizá- a verse o a vernos perjudicados por la disolución de su talento y su trabajo en la incertidumbre de un futuro profesional impreciso, acaso inexistente.

Pero Teresa y Angels no sólo dejarán de investigar y, con ello, contribuir a una mejor calidad de vida de todos. Se me antoja que Teresa y Angels son el rostro y el ánimo de miles de investigadores españoles, vocacionales, trabajadores, generosos que van cerrando el quiosco o llevándoselo fuera porque desde lejos alguien decide que podemos pagar el precio de quedarnos sin futuro para tratar de arreglar un presente insoportable.

Cuando era más joven creía, como muchos ciudadanos, que la política era la herramienta indispensable para el bien común, que a su amparo se pensaba y decidía con perspectiva de futuro, sobre lo mejor para nosotros y nuestros hijos. Entre otras cosas, porque la gestión de la cosa pública se ponía en manos de quienes nosotros elegíamos de entre los mejores de los nuestros. Es evidente que ya no es así…y que quizá nunca lo haya sido.

En momentos como este, la imagen de derrota y desamparo de dos investigadoras solventes refuerza la impresión de que quien gestiona y decide no sólo no es el mejor, sino que ni siquiera es uno de los nuestros. No puede serlo quien sigue creyendo que por encima de la salud, la investigación y la educación puede colocarse cualquier otro criterio. De cualquier tipo. Porque supongo que alguna vez pensará qué clase de futuro está preparando para sus hijos o sus nietos...o no? Ah, bueno…que esto es demagogia. Vale.

Hasta la semana que viene.



4 Comentarios
  • 4 polvorón 05/06/13 20:58

    Cuanto menos se investigue, menos se piense, menos se analice, mejor. Quieren un país de borregos, de menesterosos. Vuelta a la España de "Plácido" de Berlanga. Hala. A volver a la España de siempre. La de Unamuno, que inventen ellos. La de misa de a doce y paseo por la calle mayor, chocolate con picatostes a las siete y partida de cinquillo. Vuelta al olor a naftalina, a la caspa, al pan y fútbol. Me cago en tó lo que se menea. Yo ya ni puedo ni quiero emigrar, porque ni tengo edad ni ánimo. Mis sobrinas, técnica y científica, seguro que lo tendrán que hacer. Y me duele sólo de pensarlo. ¿ Y qué será de la gente como yo, como nosotros?. Lo dicho, me c....

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Atlant*** 03/06/13 23:40

    Juan Ramón: Estos están embriagados de estupidez y borrachos hasta las orejas de ineptitud. Nosotros, pueblo llano currantes de todas las especialidades, autónomos, empresarios de pequeñas y medianas empresas estamos huérfanos sin el apoyo de ninguno de los gobiernos de la CE, gobernada por la derecha y extrema derecha, ya que Hollande es como un muñeco de papel en medio del océano. Estamos gobernados por una pandilla de tiburones que se esconden detrás de grandes bancos, multinacionales y las mal llamadas agencias de calificación que sólo son nidos de mafiosos, corruptos y sinvergüenzas de todos los colores. Los gobiernos sólo son peleles a su servicio, con tanto poder ¿para que preocuparse de asuntos sociales? eso es cosa de los gobiernos, pero como estos, primero tiene que atender sus recomendaciones, no queda tiempo ni dinero para estas pequeñeces. Ellos ya tienen sus asuntos cubiertos, los títulos universitarios se compran, la formación no les es necesaria, los currantes resolv...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 pattymurray 02/06/13 12:24

    Naaada, Eurovegas es la respuesta. España, país de camareros y señoritos. No tengo ninguna confianza en mi país en este sentido. La cultura y el saber siempre han sido despreciados olímpicamente, el arte devenido en entretenimiento, la literatura en comic, la música en el-no-sé qué-de-Morfeo o la Pantoja, la danza exclusivamente en flamenco y el espectáculo en corridas de toros. No, no tengo confianza, todo se repite redundantemente. He vivido en blanco y negro los años cincuenta y sé de lo que hablo. Vuelve la caspa, ¿o es que nunca se fue?

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 bilbaoxxi 01/06/13 20:42

    Gracias por exponer tus puntos de vista, Juanra. Gente asi es la que debería formar parte de los consejos "de sabios" que tan de moda están para justificar lo injustificable. Gracias de nuevo.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre