Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Nacido en los 50

Amorosas contradicciones

Publicada 22/04/2014 a las 06:00 Actualizada 22/04/2014 a las 13:20    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 28

Un manifestante con una bandera independentiste y una camiseta en la que puede leerse "adiós España".

Un manifestante con una bandera independentiste y una camiseta en la que puede leerse "adiós España".

SUSANNA SÁEZ
La emigración en España está alcanzando cotas históricas. Atrás quedaron los tiempos en los que los españoles ataban las maletas con una cuerda y se embarcaban en un proyecto cruel, misterioso e inmisericorde para huir del hambre. Ahora, acuciados por la presión del sur a la que se ponen concertinas y la ausencia total de un proyecto de futuro, la barrera de los Pirineos vuelve a saltarse de forma masiva aunque surgen nuevas iniciativas para ahorrar el porte. Ahora son comunidades enteras las que quieren emigrar. Cataluña lleva tiempo proponiendo preguntar a sus ciudadanos qué es lo que quieren y desde las altas instituciones que garantizan la democracia responden que eso no se pregunta, que es de mala educación, que lo impide una Constitución que se vende como aquellas tablas que Moisés bajó del Sinaí con diez cosas que dios no quería que hiciéramos y que dicta lo que los humanos pueden o no pueden plantearse para que en su afán autodestructivo no elijan vivir peor.

Así, los que no están por la migración del noreste de España hacia la independencia aleccionan a los catalanes sobre todos los males que les esperan si se empeñan en coger esa vereda, augurándoles una catastrófica caída por una catarata gigantesca tras lo que se presentaba como un plácido paseo en canoa sobre aguas tranquilas. La unidad no es una cuestión política sino una demostración de amor.

Es curioso que los más furibundos defensores de la unidad de la patria sean también los encargados de sembrar y regar la xenofobia nacional por doquier. Durante años los diarios madrileños amantes de la unidad de España sacaban en portada a Jordi Pujol como un ladrón que venía a robar los impuestos de los españoles auténticos.

De los vascos mejor no hablar. El que quiera empaparse con el insulto ilustrado que consulte un libro titulado Cocidito Madrileño en el que se recopilan las barbaridades que se dicen en las distintas radios de la derecha sobre ese pueblo, al que suelen calificar como inferior desde el punto de vista intelectual por alguna tara anatómica que, unida a la endogamia de los ocho apellidos famosos, les convierte en seres inferiores capacitados para levantar piedras y poco más. Destacaba en este cometido de investigación sociológica la radio de la Iglesia que, atenta como está siempre a su negocio, tenía una emisión especial para el País Vasco diferente de la que gozaban el resto de los españoles donde no se decían este tipo de estupideces. En la emisión católica para los vascos, estos resultaban ser normales. Así son de astutos, y por eso ese negocio basado en el hombre invisible que habita entre las nubes del cielo les dura tantos siglos.

Estos profetas de la unidad nacional mantienen el mismo criterio en la defensa de la unidad de España que en la indisolubilidad del matrimonio: por cojones. Del mismo modo que en su día se opusieron ferozmente a la ley del divorcio, que salió adelante durante el Gobierno de Adolfo Suárez al que ahora dicen que adoran y al que ya han perdonado sus reiteradas traiciones y su resistencia numantina a ser apuñalado por la espalda haciéndoles tan complicado el trabajo de dinamitar la UCD, estos profetas, decíamos, entienden que la unidad de España es incuestionable porque la garantiza el ejército español. Esa es la poderosa razón afectiva que nos mantendrá unidos por los siglos de los siglos.

En su afán por rendir cuentas a su electorado, los partidos nacionalistas hacen su trabajo y en estos tiempos de crisis lo tienen fácil: si nos quedamos con el cien por cien de lo que recaudamos no serían necesarios los recortes, les dicen. Este argumento cala en el contribuyente. No hay que olvidar que los movimientos secesionistas siempre surgen en las regiones ricas. En España ya se sabe cuáles son y es ahora cuando esos señores que les ponen a parir les echan en cara su falta de solidaridad olvidando que esa lluvia fina con la que han estado regando durante muchos años los campos de nuestra geografía ha calado hondo en ambos lados. Son muchos los ciudadanos que reproducen al pie de la letra esas sandeces que escuchan todos los días en los medios de comunicación a pesar de que, según dicen, uno de sus mejores amigos es catalán, o vasco, o gay, o negro; y también son muchos los catalanes y vascos que se basan en esas patrañas para sentirse despreciados.

Bueno, pues las cartas están sobre la mesa y el presidente no está ni se le espera, ni siquiera por plasma.

También sorprende que estos señores gobernantes y sus palmeros mediáticos que califican las concentraciones de los indignados españoles de maniobras nazis para dar un Golpe de Estado contra el Sistema Democrático, se muestren entusiasmados con lo ocurrido en Ucrania, donde los ciudadanos han desplazado a los que habían ganado las elecciones para colocar en el Parlamento a los que las habían perdido. También se les vio el plumero en la guerra de los Balcanes, donde la UE y los más acérrimos defensores de nuestra unidad patria reconocían de inmediato a los países que declaraban la independencia de forma unilateral.

Sin llegar a estos extremos, lo que proponen los catalanes, también la mayoría de los que votarían no a la independencia, es una consulta para saber lo que piensa el personal y esto, según les dicen desde Madrid, tampoco se puede hacer. Sí se puede, de hecho se hace constantemente y los sondeos de opinión recogen las variaciones en las intenciones de voto de los paisanos. No es de extrañar que en este estado de intransigencia crezca el independentismo.

Estos señores propulsores de la unidad de España, que se convierten con su “no a todo” en una fábrica de independentistas, fuerzan el portazo. Con su prepotencia y desprecio por la voluntad popular crean un mundo imaginario, utópico, ideal, en el que vivir: un mundo sin ellos.

En las circunstancias actuales, ¿quién no se iría de España?

No están los tiempos para arrimar el hombro en ese proyecto de unidad. España es suya y sólo suya, la han convertido en una especie de SL.
 
No es de extrañar que cale el discurso de los que proclaman: os la podéis quedar enterita, nosotros nos vamos. Unos con maleta; otros en masa, con sus tierras, sus ovejitas, sus olivos, sus butifarras y sus caganers.

Como el maltratador sorprendido al verse abandonado por su mujer, así se quedan los herederos de aquella “Una, Grande y Libre”. Me vienen a la cabeza los versos de Javier Krahe:

"¡Pero bueno! ¡si falta una maleta!
la de piel, para colmo la de piel
¿para qué la querrá la imbécil esta?
¿dónde se habrá metido esta mujer?"


10 Comentarios
  • 28 alpitran 29/04/14 06:13

    Estos comentarios, los deberías de aplicar a Ucrania, que después de un Golpe de Estado por parte de la extrema derecha, en connivencia con el Neoliberalismo, Dictadura de los Mercados, Capitalismo Canalla o como los se les quiera llamar, que controlan todos los medios generalistas, criminalizan a los ciudadanos prorusos, mayoritarios en el este del país, que no aceptan al Gobierno Golpista, con una propaganda de desinformación a la cual tu, Wyoming, contribuyes en tu programa El Intermedio, ten cuidado que te estan llevando al huerto y después es muy dificil de salir. Ya paso con Venezuela y Siria. Informate, porque puede acabar con tu prestigio. Un saludo y a desenmascararlos.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 27 Artero 26/04/14 00:26

  • 26 Dossy 25/04/14 19:39

    Totalmente de acuerdo con el artículo. Para no amargarnos más la vida, sólo tenemos una ocasión próxima: que nuestro voto el 25 de Mayo, no sea para perpetuar esta situación, si no seremos cómplices de la misma. De acuerdo con que los votos no sean nulos, se los regalamos al que tiene mayoría.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 25 Dossy 25/04/14 19:35

    Escribe aquí tu comentario (máx. 1000 caracteres)

    Responder

    Denunciar comentario

  • 24 baldos 24/04/14 08:09

    Apreciado Wyomoming, Doctor Monzón o Chencho, ese amor del que hablas , se traduce en la movilidad exterior, en dejar abandonados a su suerte, a esos ciento cuarenta jóvenes, que se marcharon a Alemania, creyendo en un engaño indigno y al día de hoy el desgobierno español, tiene abandonados a su suerte, sin poder comer y lo peor es que no cuentan con medios económicos, para regresar a sus casas.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 23 nessie 23/04/14 17:27

    Los españoles no sabíamos que cuando, encantados por dejar atrás la dictadura, creíamos que estábamos aprobando la Constitución en realidad estábamos adquiriendo preferentes de Bankia.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 22 Bacante 23/04/14 16:03

    Yo también lo entiendo, claro que lo entiendo. Se recoge lo que se siembra y no será que no han jugado con fuego con las comunidades más nacionalistas.  Aburre y deprime. Qué pena de país y qué asco de políticos.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 21 Miyuko 23/04/14 14:27

    talía dijo..
    Hombre yo sólo he contestado una pregunta. Para negativismo lee el artículo de Wyoming con detenimiento. Mira cómo acaba: "En las circunstancias actuales, ¿quién no se iría de España? No están los tiempos  para arrimar el hombro en ese proyecto de unidad...." Y  encima justifica  a Cataluña -que por lo visto debe identificarse  como pueblo, con sus representantes independentistas-, su deseo de largarse. Cómo si el nacionalismo  vasco y catalán no tuvieran nada que ver con el merder de pais que tenemos. Incluso hace un símil con las mujeres maltratadas. Las bellas y hacendosas señoritas Cataluña y Euskadi ya no pueden soportar al gañán de España y se van. Y añado yo, para que lo entiendan los niños,  que mientras se alejan del gañán, escuchan a este  gritar entre la rabia  y la desesperación: ¡Yo zoi, ezpañó, ezpañó, ezpañoooo.....! Las pobres se preguntan cómo han podido aguantar tanto tiempo. Y colorín colorado.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 20 talía 23/04/14 13:45

    Bueno Miyuko, piensa un poco lo que dices, da al menos una salida a tanta negatividad, porque ¿no tiene el pueblo español algo de responsabilidad? No han votado en Valencia, Baleares y Madrid, por quedarme en el  "triángulo de la prosperidad", desde hace muchos años, la corrupción, porque el tema estaba en los tribunales cuando hubo elecciones. De la forma que tu piensas en fácil quedarse en casa y no votar y, sin embargo hay que votar y no abstenerse. Y si de paso saliéramos a la calle todos los que estamos perjudicados pues "miel sobre hojuelas" pero ya ves que no es así, si lo fuera se tendrían que ir, pero mientras el trabajador siga votando a los que representan a los empresarios pues......así nos irá

    Responder

    Denunciar comentario

  • 19 1ppy 23/04/14 12:30

    "¡La Constitución no lo permite!: Alguien preguntó en Twitter “¿Vivimos en una democracia, o en una constitución?”. Y no hase falta disir nada más. Bueno, sí: que no me hagáis reír. En esta Constitución se mea ya hasta Dios. Otro cadáver." Extraido de http://estoesundisparate.wordpress.com/2013/09/12/motivos-para-la-independencia-de-cataluna-de-un-historiador-no-nacionalista/

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre