Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



@cibermonfi

Los yihadistas existen y también los fascistas

Publicada 08/01/2015 a las 06:00 Actualizada 10/01/2015 a las 12:49    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 18

Charlie Hebdo

Una mujer lee el último número del semanario satírico 'Charlie Hebdo' en un quiosco en París,

EFE
Michel Houellebecq se equivoca: la distopía que tiene muchas posibilidades de encarnarse en Francia no es la del gobierno en 2022 de un partido fundamentalista musulmán que islamice al país del Siglo de las Luces, la Toma de la Bastilla y el Mayo de 1968. El argumento de Soumission, su última y polémica novela, es tan disparatado como el de Mars Attack!, la película de Tim Burton, aunque muchísimo menos divertido. Ninguna Fraternidad Musulmana conseguirá la mayoría política en Francia dentro de unos cuantos años con el apoyo de las fuerzas de izquierda y centroderecha.

Ése, ya lo sabemos, es el fantasma que, en sustitución del antisemitismo, agita en los últimos años la ultraderecha francesa y, en general, europea, lo que cree Anders Breivik, el terrorista que mató a 77 personas en Noruega, en julio de 2011. Pero su verosimilitud es nula, equiparable a la de un presidente marciano rigiendo los destinos del mundo desde la Casa Blanca. Y, además, insisto, sin la gracia de los extraterrestres cabezones de Tim Burton.

No, monsieur Houellebecq, la antiutopía que podemos ver pronto en Francia, la sociedad indeseable que se está gestando al norte de los Pirineos, es la de un país gobernado por el Frente Nacional de Marine Le Pen. Incluso no me extrañaría que su nacimiento se produjera en las elecciones de 2017, cinco años antes que el escenario contrario imaginado en Soumission.

Digo esto porque los bárbaros que han irrumpido en la redacción parisina de Charlie Hebdo y allí han asesinado a sangre fría a una docena o más de personas, han puesto viento adicional favorable en las alas del Frente Nacional. Su brutalidad sólo es pareja a su estupidez. Les han hecho un flaco servicio a esa inmensa mayoría de musulmanes de Francia que sólo quieren trabajar y vivir en paz, que ven como la islamofobia ocupa el lugar que tuvo el antisemitismo en la propaganda de los antecesores del Frente Nacional: los verdugos de Dreyfus, la Action Française de Charles Maurras, las Ligas de los años 1930, la Cagoule y su acción terrorista, el régimen de Vichy del mariscal Pétain, la OAS argelina… Porque sí, aunque les extrañe a los que no conocen Francia demasiado bien, allí siempre ha habido una potente ultraderecha, que, por cierto, ha contado con algunos buenos escritores como compañeros de viaje. Pienso, por ejemplo, en el Louis-Ferdinand Céline de Bagatelles pour un massacre.

Si yo fuera uno de esos musulmanes pacíficos que viven en Francia, ya estaría manifestándome en las calles de mi ciudad para exigir el castigo más severo que pueda existir para los hijos de perra que han cometido la espeluznante matanza en la redacción de Charlie Hebdo. Lo haría sin buscar el menor pretexto. Porque sí, amigos musulmanes, los yihadistas existen y son unas alimañas descerebradas y sangrientas. Como existen, y son dignos de lo peor, los fascistas y los nazis entre los europeos de piel pálida y orígenes cristianos. Sólo la condena, el rechazo y el combate inequívocos de sus propios correligionarios podrían ir haciendo desaparecer de la faz de la tierra a los que viven del odio y el miedo.

Pero es triste, muy triste, constatar que los del odio y el miedo logran imponer una y otra vez su agenda en lo que llevamos del siglo XXI. Alimentándose recíprocamente desde el 11-S y las invasiones de Irak y Afganistán. Intentando devolvernos a todos a una Edad Media de cruzadas y yihad, de pureza de sangre e ideas, de murallas, castillos y expediciones punitivas. Buscando en nosotros complicidades primarias, tribales.

Las Luces del siglo XVIII intentaron hacernos salir de esta pesadilla. Uno podía ser descreído, por qué no, y, además, tenía todo el derecho del mundo a reírse de la patria, la raza, la familia, la religión, el Sursum Corda… y sus respectivos profetas y sacerdotes. Nadie tenía que temer que sus ideas, por irreverentes que fueran para otros, le condujeran a la mazmorra, la cámara de tortura, la hoguera pública... O a ser tiroteado con Kalashnikov por unos encapuchados.

La gente de Charlie Hebdo era así: insobornable e inquebrantable en su defensa de la libertad de expresión, la más sagrada del ser humano. Es una putada tremenda que ellos, nuestros compañeros, hayan puesto los muertos para que gentuza como Le Pen se lleve los réditos. El mejor homenaje que podemos hacerles es seguir riéndonos de los profetas y los caudillos. De todos ellos. Los de uno y otro lado.


10 Comentarios
  • 18 Pintaius 09/01/15 14:33

    Se dice que estos dos franceses viajaron a Siria donde recibieron entrenamiento militar, que después utilizaron para cometer el acto terrorista en París. Cabe la posibilidad de que hayan recibido ese entrenamiento con armas financiadas por el propio Gobierno socialista francés... http://noticias.lainformacion.com/disturbios-conflictos-y-guerra/armas/hollande-confirma-que-francia-envio-hace-unos-meses-armas-a-los-rebeldes-sirios_paZ5RYIKCmknPY0UJulVP2/ Es decir, que pudiera ser posible que los doce asesinados en París hayan pagado las balas que terminaron con sus vidas con sus propios impuestos...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 17 Kikotaxi 09/01/15 00:39

    Dios o Ala existe?eso si que es una obra macabra que ha generado miles de millones de muertos a lo largo de la historia . Felicidades por su artículo Sr. Valenzuela

    Responder

    Denunciar comentario

  • 16 losdel38 08/01/15 22:02

    Sr. Valenzuela un aplauso, un articulo lleno de talento.        Yo soy mas torpon y les tengo que decir a todos.He dicho a todos,los fanaticos religiosos que el Dios Tal o el Dios cual no puede ser tan cabron o tener tan mala leche para ordenar asesinar,ordenar raptar a niño/as y asesinarlos y violarlos y mas tarde te confiesas y aqui no ha pasao nada.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 15 Dossy 08/01/15 19:44

    Excelente artículo. La intolerancia y la barbarie son destructivas y atroces, vengan de donde vengan. Tengamos un buen juicio crítico para condenar estos hechos en cualquier parte del mundo, tanto en las culturas occidentales, como en las más alejadas de nuestro acervo cultural. La historia de occidente está llena de atrocidades. Eduquémonos en la justicia, en la igualdad, en el respeto al diferente, en la valoración de la crítica a los poderes opresivos, religiosos, políticos... y fomentemos la sabiduría en contra de la ignorancia. Apoyo el comentario de María Malva Roja creo que es muy interesante. Las palabras no son neutrales.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 14 Antonioiborra 08/01/15 15:07

    Cuanta razón, espero que los franceses sean inteligentes. Porque Francia es un pilar en Europa.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 13 Manuel_JF 08/01/15 14:25

    Parabienes, Javier, por esta reivindicación de la risa como "un arma cargada de futuro"...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 12 María Malva-Roja 08/01/15 14:04

    Me encanta su artículo, Sr. Valenzuela, por lo contundente y escueto. Por eso he dudado mucho si hacerle o no una pequeña crítica. Sin embargo, la haré por dos razones: porque estamos hablando de racismo, de desprecio a los "inferiores", y porque estoy segura de que usted sí que sabrá asumirla, así como muchos de los lectores de este medio. No se puede decir PUTADA para hablar de algo perverso y hecho a tracición. Igual que no se puede decir MERIENDA DE NEGROS para hablar de caos, de gente primitiva, incapaz de dialogar. Lo uno es machista y lo otro es racista. Sé que no es su intención asumir las discriminaciones que se nos cuelan en la lengua sin darnos cuenta (que se cuelan porque forman parte del caldo social establecido), por eso debemos estar especialmente atentos-as. No podemos aceptar sin reflexionar que lo cojonudo es lo bueno y lo coñazo es lo malo. Y no podemos aceptar que hombres compra- mercancía nos dicten que lo que hacen las putas son putadas. Las putas son mis hermanas

    Responder

    Denunciar comentario

  • 11 jmam 08/01/15 13:42

    solamente decir que estoy absolutamente de acuerdo con ud. Europa había conseguido acabar con aquella negra edad media y ahora nos quieren volver a ella. No creo que este atentado sea contra la libertad de expresión solo, sino contra la libertad de la que hasta ahora disponemos los laicos y que tantos fundamentalistas de todos lados nos quieren quitar.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 10 Tontxu 08/01/15 12:50

    Muchas gracias Sr. Valenzuela por su valiente e impecable exposición.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 9 Nicasio 08/01/15 12:43

    Son los mismos que condenaron a Sócrates, asesinaron a Hipatia, acusaron a Galileo, quemaron a Bruno y a Servet, guillotinaron a Lavoisier, fusilaron a Lorca, desterraron a Unamuno, gasearon a miles de judíos o tirotearon a M.L. King. Son los que prohíben a Darwin en la enseñanza, persiguen a J.Asange, vuelan unas torres en Nueva York o un tren en Madrid. Si, son ellos, los que detestan la ciencia, el arte, el sentido del humor, la crítica, la diferencia, la libertad. Son ellos, son los mismos.

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre