Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Muros sin Fronteras

Todos somos Farkhunda

Publicada 26/03/2015 a las 06:00 Actualizada 26/03/2015 a las 14:09    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 8



Quizá no les suene el nombre: Farkhunda. Tenía 27 años y era afgana. Murió la semana pasada a manos de una turba de hombres que la apalearon y quemaron viva en las calles de Kabul; después, arrojaron su cuerpo al río que toma el nombre de la ciudad, ¿o es al revés? Farkhunda no tuvo juicio, es decir: un fiscal que acusa, un abogado que defiende, un tribunal que emite sentencia.

Fue acusada de haber quemado un ejemplar del Corán, el libro sagrado de los musulmanes, que son inmensa mayoría en Afganistán. Una multitud de varones aplicó de inmediato un tipo de justicia tradicional que nada tiene que ver con las leyes ni con la justicia en sí misma, solo con la barbarie. A Farkhunda la mataron en Kabul, donde las cosas tienen más visibilidad: aún quedan periodistas, agencias humanitarias, tropas extranjeras.

Estos son los vídeos de su tragedia. Siempre trato de evitar este tipo de imágenes, pero en este caso creo que aportan mucha información sobre la barbarie en la que viven las mujeres afganas. Que cada uno elija si desea verlas o no.



Son muchas las Farkhunda que mueren de una forma parecida en el resto del país sin que nadie nos pueda pronunciar sus nombres, denunciar el abuso. Unas veces es una acusación falsa, otra un marido asesino. También cientos de mujeres que se arrojan ácido sobre los cuerpos para escapar de la cárcel que se ha convertido su vida: presas de la voluntad absoluta de maridos despóticos.

Les recomiendo la lectura de la novela La piedra de la paciencia (Siruela) de Atiq Rahimi, que también llegó al cine. Afganistán es el peor lugar del mundo para ser mujer.



Pero hablábamos de una mujer asesinada en el Afganistán liberado de los talibanes, donde EEUU y la UE (España, también, claro) han invertido miles de millones y de vidas, propias y ajenas –sobre todo ajenas–, en cambiar un país, en llevar la paz y la libertad. Para alcanzar estos logros se enviaron decenas de miles de soldados y armas a un país que tenía de sobra armas y soldados. Nos olvidamos de los civiles, de que la paz no siempre se logra a tiros, que para cambiar la tradición que asesina a mujeres como Farkhunda son necesarios 50 años o más de paciencia e inversión.

Cambiar el sistema de arriba abajo, educar en la igualdad de género, conseguir el consenso social, la exigencia, para que las niñas acudan a la escuela secundaria y la universidad, debería ser parte esencial de cualquier estrategia de seguridad. ¿De qué seguridad hablamos? ¿De las personas inocentes o de los negocios turbios que se lucran del desorden y la guerra?

Nada de eso se ha hecho, o se ha hecho poco. Primó la seguridad y no sirvió de nada, pues tras los primeros éxitos en 2001, 2002 y 2003, EEUU y sus aliados se pusieron a invadir Irak y se olvidaron de Afganistán. Pensaron: sin talibanes se acabó el problema. Pero para acabar con el problema escogieron como aliados a los señores de la guerra derrotados en 1986 por los talibanes, muchos de ellos narcotraficantes y criminales de guerra, como denuncia Malalai Joyá en el siguiente vídeo. Los talibanes se reorganizaron en el norte de Pakistán y recuperaron la iniciativa militar en 2007. Y allí están, a la espera para tomar todo el poder.



Cuando mataron a Farkhunda, otras mujeres, decenas que ya son miles, salieron a las calles del Kabul supuestamente liberado de la nada para protestar. Primero portaron a hombros el féretro de la asesinada, un desafío a la sociedad machista y patriarcal en la que las mujeres son invisibles, se esconden en burkas, viven en silencio y resignación y no salen a la calle solas, y mucho menos portan féretros de otras mujeres asesinadas por un grupo de cobardes. Esa foto, que pueden ver en este link del Daily Mail, es una revolución en sí misma, como lo son las otras mujeres a rostro descubierto, teñidas de rojo para mostrar su sangre a una sociedad que ignora y consiente por omisión esa violencia inaceptable contra ellas.

¿De qué sirvió tanto esfuerzo bélico y económico, tanta muerte y tanta propaganda de la guerra contra el terror islamista? ¿Qué quedará de las escuelas construidas con la mejor voluntad? ¿Quién defenderá a las mujeres a las que les contamos el cuento de la liberación y ahora se han quedado solas, desprotegidas en medio de una sociedad que apenas ha cambiado? ¿Cuántas Farkhunda mueren cada día en un mundo injusto y machista? No tenemos que buscar demasiado lejos, sucede a nuestro lado, aquí en España y en otros países occidentales, y tal vez nuestra reacción como sociedad, como poder político, como Gobierno, no sea más ejemplar que la afgana, sobre todo si tenemos en cuenta los instrumentos de los que disponemos.


8 Comentarios
  • 8 liana 27/03/15 11:29

    Sin palabras,estoy consternada,aún así gracias por el artículo, no tenemos derecho a ignorar semejante barbarie. Y muy de acuerdo con los comentarios.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 karls sanchz 26/03/15 20:38

    En la decada de los 90 los EEUU no podia consectir un gobierno laico igualitario pro-ruso en Afganistan y  la CIA "creo" a los rebeldes libertadores talibanes contra el comunismo demoniaco. Como siempre se financiaron y financian aun, con el trafico de drogas, el pais sigue siendo el mayor exportador de opio. Todo sea por la DEMOCRACIA, LIBERTAD y ...  bueno en verdad todo sea por el CAPITAL. La maquinaria belica tiene que seguir funcionando.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 Jorge Cruz 26/03/15 13:42

    Y para el que se extrañe al leerme decir que no tenemos democracia ni siquiera aqui, que haga memoria y recuerde cuando fue la última vez que se pidiò a la ciudadanía opinión para algo. Que recuerde cuando fue la última vez que se hizo algo en favor de la ciudadanía sin que ello implicara un beneficio todavía mayor para grandes corporaciones. La mejor tiranía es aquella que hace al sometido sentir que es libre. Farkhunda y el resto de mujeres, sean afganas, iraquíes, italianas o congoleñas, le importa un pimiento al capital. ¿Recuerdan aquel secuestro masivo de mujeres por parte de Boko Haram, y el teatrillo lamentable de la Sra. Obama y otras políticas de occidente posando con cartelitos pidiendo su liberación?. Toda mi admiración a las mujeres que luchan por sus derechos en paises donde saben que pueden morir por ello, y gracias por un artículo que nos da a conocer datos que, por los intereses que sean, se nos ocultan a la ciudadanía.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 Jorge Cruz 26/03/15 13:33

    La propaganda capitalista nos bombardea a diario a través de sus medios de comunicación, que son el 95%, hablándonos de lo malos que fueron los regimenes comunistas y socialistas a lo largo de la historia. La gente compra sus argumentos manipulados y van por el mundo con la idea de que el capitalismo es el único sistema económico progresista y capaz de crear riqueza. Tanto es así, que a menudo escucho expresiones como "ese es comunista, pero por lo menos lo reconoce". Los motivos oficiales, que no los reales, para iniciar la invasión de Irak fue que había que llevar la democracia a aquel país. ¿Cuántos centenares de miles de muertos ha causado su intento de "lleva la democracia"?. Utilizando su mismo argumento para el comunismo, podría decirse que la implantación de una democracia solo genera muertos y miseria. Nunca lo dirán porque lo último que quiere el capital es llevar la democracia a ningún lado (no la tenemos ni aqui); solo expoliar los recursos de cada país.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 jua carrera 26/03/15 09:41

    Gracias a tus artículos que sigo fielmente, me puedo enterar de lo que ocurre más allá del muro.Aquí andan muy ocupados con papeles,falsedades,corrupciones,gabinetes de crisis,para dar noticias como las que tú nos haces llegar. Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 angeles iglesias 26/03/15 09:11

    Es muy doloroso escuchar a nuestro lado amigas y compañeras que comenten que es innecesario la lucha por los derechos igualitarios de las mujeres

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Copito 26/03/15 09:10

    Menos mal que alguien habla y saca a la luz estas desgraciadas noticias. No todo es Venezuela, pero, claro, la desgracia de mujeres como las afganas, nno dan rédito electoral.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Maria garcia 25/03/15 23:49

    Aquí el 90% de mujeres a la venta no son españolas. Una de dos, o antes no habia apenas, y ahora son muchas, o, las prostitutas ya no son españolas. La CA que lidera, Andalucía..

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre