Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Caníbales

Primero de ‘whatsapp’

Publicada 23/05/2015 a las 06:00 Actualizada 23/05/2015 a las 15:06    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 11

(Hoy no puedo escribir de cultura porque es jornada de reflexión: mañana votamos y la cultura es política, la cultura hace pensar. Así que voy a hablar del amor, que se hace mejor sin pensar).

Dice un amigo mío que los hombres nunca están solos (solos, separados, solteros), sino en distintos grados de separación. Dice mi amigo que las mujeres sí, que las mujeres les dejamos para estar solas y los hombres nos dejan para estar con otras. Dice mi amigo que no se puede generalizar, pero generaliza.

Éste es un amigo casado que es también un poco fresco (“fresco” como eufemismo de adúltero porque adulterio suena a pecado y a mí todo me parece bien entre adultos que consienten). Pero no quería hablar de este amigo primero, sino de otro segundo.

Escribí una novela, un blog y un libro (La novia de papá) que partía de una separación y algunos me convirtieron en gurú de las segundas (y terceras, y cuartas, y enésimas oportunidades). Por eso me llama mi amigo Segundo.

Segundo quería que le diera consejos porque se ha separado y yo acudí a la cita armada de toda mi jurisprudencia sobre custodias, pleitos económicos y formas disruptivas de repartir el domicilio conyugal.

Pero Segundo ya no estaba ahí. Había caído en el agujero negro del whatsapp: una mujer, un número de teléfono, un espejismo y una forma de coquetear.

Imaginad un hombre que se casa en los años del teléfono fijo y se divorcia en la época del whatsapp. Imaginad su desconcierto y os parecerán fáciles las aventuras de ET y de Cocodrilo Dundee.

Segundo es un marciano.

Porque ligar parece fácil en primero de whatsapp: escribes, te contestan; te embalas, te contestan; te emocionas, te contestan. Y si no te contestan, te mandan un emoticono y tú no lo entiendes pero parece cariñoso. Hasta que un día aparece en la vida de tu remitente otro whatsappero más glamouroso y se jode el Perú. Y con el Perú, tu autoestima.

Mi amigo Segundo se había creído el amor de whatsapp, recién separado, vacío, dolorido. Mi amigo se lo había creído en apenas un día de trato con una chica que no conocía demasiado pero que era una whatasappera intensiva y cariñosa. Y mi amigo se lo había creído de verdad porque la última vez que le quisieron por escrito fue con una carta manuscrita. Una mujer que se molestó en escribirla, meterla en un sobre, comprar sellos, ir a un buzón. Una mujer que se molestó en quererle.

La de ahora, la que le ha dado el pisotón definitivo, es una mujer a la que le gustaba, también, por qué no, que la quisieran por whatsapp. Hasta que encontró otro tipo que le gustaba más, o que le gustaba de verdad: un tipo al que tocar (con o sin mensajes de whatsapp). Y entonces, esta mujer, dejó de chatear.

A mi amigo Segundo la autoestima se la ha jodido una tía que no le quería y que un día, para hacérselo saber, abandonó, gradualmente, el envío de whatsapps.

“Dame consejos para estos meses soltero. Dime qué hago. Qué no hago. Cómo lo hago”. Y Segundo suena, de verdad, desnortado, desesperado, desolado.

Y yo sólo le puedo decir una obviedad y él me la agradece como si fuera la verdad revelada: "No te creas nada de lo que ocurra en el whatsapp. Si te dicen que te quieren, no te lo creas. Si te dicen que te quieren, no quieras. Y si quieres y te quieren, que te hagan el amor sin whatsapp”.


10 Comentarios
  • 11 phentium 29/05/15 22:35

    ¿Que te ha pasado Paloma?. Esto que has escrito despide cierto tufillo de resentimiento puesto en manos de mujer despechada......el animal mas salvaje que existe. Creo que Segundo es un elemento necesario para que tu puedas volcar (justamente imagino) aqui y en unas berves lineas tus rencores contra alguien que a taves de wasshap te ha quitado a tu segundo. No desesperes......es el primer paso para que puedas encontrar al alguien mejor. Si se ha ido y te ha dejado por una cyberaventura es que no te merecia, que tu vales mas que cuatro tecleos bien dados. Posiblemente todo esto que he escrito no sea cierto, pero a que tambien seria una buena historia......muy de Almodovar.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 10 schopenhauer vive 25/05/15 12:17

    Las carencias en nuestras relaciones que propicia la tecnología   se hacen presentes con la lectura de "Cartas a Milena"  de F. Kafka, que recomiendo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 9 Angels 24/05/15 08:30

    Es lo que esta pasando en todos los aspectos de nuestras vidas con estas nuevas tecnologias y relaciones personales. Como no hay que esforzarse, ni mirar a los ojos, es facil no implicarse en nada, ademas de comodo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 8 Oralgina 24/05/15 04:24

    Yo te diria que pases rapidamente a otra usuaria cariñosa....y asi una y otra vez, por supuesto intercalandolas con las relaciones mas carnales....los mensajes dan tanta "vidilla" que seria muy tonto prescindir del placer de las palabras.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 Perico 23/05/15 19:19

    Haz caso, Segundo, del último parrafo, haz caso. Y no hagas nada.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 El analista de Marilyn 23/05/15 17:58

    Bravo Paloma, artículo delicioso. Has escrito cultura.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 Irenepaz 23/05/15 16:35

    Como aficionada al cine y la literatura se me viene a la mente la pelicula "Los niños de Brasil" que va sobre algo de lo que comentais. Escalofriante no!!. También la novela de Kazuo Ishiguro "Nunca me abandones" de la que se hizo una peli estrenada en el 2011 y dirigida por Marx Romanek. Cualquiera de las dos es una reflexión seria. Un saludo. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 Maria garcia 23/05/15 11:02

    Esta Edad se llama La Edad De La Mujer,mediante los nuevos inventos que imitan a la naturaleza pero aun en mantillas.. mientras haya guerra en algún sitio, no sirven de nada. Canada disfruta de Sanidad gratuita en el continente americano, Sin medicinas. Aquí, esta extendido el cuidar del enfermo entre todos y al pobre, Caridad. La Voluntad.. Igual que en el resto de Edades.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Giordano 23/05/15 10:59

    Cuando la tecnología permita que nanodispositivos electrónicos sean implantados e integrados en el cerebro se podrá telepatear, no con los dedos, sino con las neuronas. El incremento cuantitativo y cualitativo de estos dispositivos, interconectados en sistemas, dará origen a una raza nueva de seres humanos con capacidad de autoconfiguración robótica del propio físico, basada en la maleabilidad de nuevos materiales sintéticos compatibles con los tejidos orgánicos. En sus relaciones sociales la imaginación mental irá incluso por detrás de la imaginación real, que adquirirá carta de naturaleza. Es probable que para estos seres del futuro el dormir, mientras los sistemas informáticos realizan tareas de autochequeo y actualización, será el mayor de los placeres al permitirles el reencuentro consigo mismos.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 jua carrera 23/05/15 09:51

    Decía Luis Goytisolo que estamos en un cambio de Edad gracias a la revolución tecnológica. Los que siguen aferrándose al cualquier tiempo pasado fue mejor,parece que no se han enterado,todavía. Lo que me intriga es cómo  llamarán los libros de historia a esta Edad nueva.

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre