Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Muros sin Fronteras

La democracia occidental y Esperanza Aguirre

Publicada 28/05/2015 a las 06:00 Actualizada 28/05/2015 a las 09:46    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 16



Me gusta la palabra inglesa accountability; significa la obligación de rendición de cuentas. Es uno de los pilares del sistema democrático y afecta a todo servidor público, sea funcionario o presidente del Gobierno. Se practica en Alemania, EEUU, Reino Unido, Holanda y en los países escandinavos, entre otros. Para que exista esa obligación de explicar los actos y los gastos debe existir una ciudadanía crítica que los demande y una clase política que entienda su trabajo como un servicio a la comunidad. En este tipo de países se aceptan los errores, sobre todo si se explican bien, lo que no se tolera es la mentira, que es el primer síntoma de la corrupción. El esquema de la representación se basa en la confianza y esta nace de la transparencia y el control, y de la capacidad del sistema de detectar a los que no cumplen y sacarlos del terreno de juego.

Donde la exigencia ética es alta es porque existe una conciencia ciudadana de lo que significa el bien común y no se confunde Estado con Gobierno, y menos aún Gobierno con finca particular. El termómetro de intolerancia no está en la cantidad defraudada, sino en el hecho de defraudar; que un político no sepa distinguir entre sus gastos personales y el dinero de todos le obliga a dimitir. Fue el caso de la prometedora viceprimer ministra sueca Mona Shalin, que tuvo que dimitir cuando era la favorita para sustituir a Ingvar Carlsson, primer ministro y líder del Partido Socialdemócrata sueco.

Tuvo que dimitir en 1994 porque pagó con la Riksdag credit card, la tarjeta oficial, varios gastos menores, entre ellos unas tabletas de Toblerone. Sus gastos privados ascendieron a 47 euros. Eso fue suficiente. Tuvo que dimitir. Tardó tres años en volver a un cargo menor y reiniciar su carrera. Antes tuvo que escribir un libro en el que pedía disculpas a la sociedad.

En España hay una presidenta regional de un partido conservador que accedió a la presidencia de su comunidad hace 12 años gracias a la ausencia de dos diputados socialistas comprados por una trama empresarial en la que el tesorero regional de dicho partido conservador estaba implicado.

La lideresa, que llamaremos para que nadie se pierda, Esperanza Aguirre, logró la presidencia de la Comunidad de Madrid gracias a ese turbio asunto que la prensa llamó el Tamayazo, debido al nombre de uno de los implicados. Aguirre, que por supuesto dijo no saber nada, organizó una comisión de investigación y puso al frente de la misma a Francisco Granados, que era uno de sus delfines. La comisión se cerró sin conclusiones. Ahora vuele a son el runrún del fraude

Este Granados,  que llegó a ser número dos de la Comunidad de Madrid, fue el jefe de una trama corrupta llamada Púnica que se embolsó millones. Ahora está en la cárcel y Aguirre dice que nunca fue de su confianza. También ha tenido la trama Gürtel, otro mangoneo al por mayor, el caso Fundescam, sobre una presunta financiación ilegal de sus campañas electorales. También aparcó en un carril bus, discutió con los agentes que la multaban, se dio a la fuga tirando una de las motos. Aguirre no tiene problemas porque al parecer ella no toma Toblerones.



La ministra de Educación y Ciencia de Alemania, Annette Schavan, muy amiga de Ángela Merkel que la tenía como la mejor en su puesto, tuvo que dimitir en 2013 al descubrirse que había plagiado su tesis electoral 33 años antes. Un sitio de internet llamado Cazador de párrafos levantó las primeras sospechas y la revista Der Spiegel las concretó. La Universidad de Düsseldorf anuló su título de doctora y la ministra tuvo que presentar la dimisión. ¿Cómo se puede confiar en alguien que miente sobre sus habilidades y su formación? Dos años antes, en 2011 tuvo que dimitir también por plagiador el ministro de Defensa Karl-Theodor zu Guttenberg que había copiado párrafos enteros.

El director del Instituto de Estudios Fiscales, dependiente del Ministerio de Hacienda, fusiló también párrafos enteros de otros para un libro editado por la Universidad a Distancia. Se llama José Antonio Martínez Álvarez y no ha dimitido. Este caso, lo habrán imaginado por los apellidos, pertenece al mismo país que el caso de la lideresa Aguirre.

El ya expresidente alemán, el democristiano Christian Wulff, tuvo que dimitir por haber concedido un aval de cuatro millones de euros al empresario David Groenewold, quien en el mismo año pagó al matrimonio Wulff unas lujosas vacaciones en el Mar de Norte.



Chris Huhne, exnúmeros dos de los liberal demócratas, es un experiodista y político británico que tuvo que dejar el cargo de ministro de Energía por un delito cometido en 2003, cuando viajaba en coche con su entonces esposa Vicky Price, en dirección al aeropuerto de Stansted. Un radar detectó su velocidad excesiva: 111 kilómetros por hora en vez de 80. A Huhne se le ocurrió la idea de decir que era Price quien conducía para librarse de la pérdida de puntos. Diez años después, ya separado de su mujer tras elegir a su amante Carina Trimingham, Price reveló los detalles de ese incidente. La fiscalía abrió de inmediato una investigación. Huhne tuvo que dejar el ministerio y escaño. Fue condenado a ocho meses de cárcel.

Poco antes, David Laws tuvo que dimitir como número dos del Tesoro cuando se descubrió que había falseado sus cuentas de gastos como diputado. Laws trataba de ocultar que el hombre con el que compartía su vivienda era su pareja sentimental. Duró en el cargo 17 días.

¿Y Esperanza Aguirre? ¿Y la sede en B de Génova 13? ¿Y los sobresueldos? No más preguntas, muchas gracias.





10 Comentarios
  • 16 viaje_itaca 29/05/15 12:01

    Exacto: tales desmanes de unos pocos no son posibles sin la aquiescencia de los muchos. Un país no puede ser serio si sus ciudadanos no lo son. Nos quejamos mucho de los políticos sin darnos cuenta de que los políticos que están ahí, que van contra nuestros intereses, están ahí porque nosotros los ponemos, porque en España se vota (espero poder decir que se votaba) como se anima al equipo de futbol, solo por sentimientos irrancionales, por supuesto, estúpidos. ¿Que nuestros políticos nos timan? Es porque somos primos, es decir, delincuentes frustrados por tontos pero a los que la falta de honradez hace víctimas propicias para delincuentes un poco (ojo: solo un poco) más listos. La revolución empieza por uno mismo, y lo mejor es que se acabe ahí, que los asuntos públicos se lleven por evolución.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 15 luissot 29/05/15 10:49

    Bacante dijo..
    Nunca llamo vieja a nadie, ni a los animales, vieja solo lo empleo con esta sinverguenza ycon las cosas (la ropa, los muebles etc) lo hago con tono ofensivo, es tal el asco que le tengo que pienso que insultaria a las mujeres, para mi todas señoras, pero esta tiparraca no, esta es una vieja, borracha, sicopata y todo lo que se pueda añadir...yo la veo asi. Y no , Bacante, no soy en absoluto machista. Salud Bacante

    Responder

    Denunciar comentario

  • 14 MASEGOSO 29/05/15 10:42

    Jaca1930 dijo..
    Amigo Jaca1930 crees que esos demonios han desaparecido? No , siguen ahí. 350 años de Inquisición modelaron las áreas perceptivas del cerebro hasta implantarse geneticamentey, se volvieron a regenerar con la Retauración, la Dictablanda de Prino de -Rivera y los años de franquismo. Esta casta, que es más casposa que la mencionada por Podemos, consideran que los españoles somos aparceros de susx fincas. Así de claro. Salud

    Responder

    Denunciar comentario

  • 13 phentium 28/05/15 18:12

    Es problema no son nuestros `politicos. El problema somos nosotros. Esa es la autentica raiz del problema. Votamos mas con el estomago que con la cabeza y encima tendemos a justificar a costa de lo que sea la actitud de "los nuestros" frentea la de "los otros" con unchauvinismo estupido del que  en el fondo esos politicos se rien. Se rien de nosotros. No somos criticos ni exigentes. Y cuando ya alguien o algo nos pone contra las cuerdas entonamos el "Y tu mas".  Pateticos. Votamos a politicos incapaces cualificados solo para medrar en una republica bananera y en eso es en lo que estamos convirtiendo -si, nosotros, los votantes- nuestro pais. Si pensamos que ningun politico merece nuestro voto, votemos en blanco. Arojemosles a la cara nuestro voto a traves de las urnas. Digamosles que no nos gustan. Ni ellos ni lo que os proponen. Y si despues hacen lo contrario de lo prometido pidamos a gritos su dimision y juzguemoslos por fraude electoral. Pero el problema y la solucion eres tu.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 12 Bacante 28/05/15 16:57

    luissot dijo..
    No se por qué me suena tan mal lo de vieja. Noto un tufillo reconocible y no imagino sobre cualquier otro padre de la patria el calificativo. Vaya, que sí, que es un comentario descaradamente machista, y no se ofenda. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 11 Bacante 28/05/15 16:55

    Una lectora de infolibre comenta,  en otra noticia, que el ataque de nervios de Aguirre quizás se deba a lo que se va a descubrir. Ni está loca ni es tonta, sólo está histérica porque no le va a dar tiempo de disimular el berenjenal que tiene bajo las alfombras. Es el comentario más sensato que he leído sobre el espectáculo que nos ofrece estos días Aguirre, a la desesperada. Preparémonos. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 10 Jorge Cruz 28/05/15 16:25

    Imagínen que ustedes llevan comprando años en la misma tienda, y que cada vez que van a comprar el dueño les estafa. Un buen día ustedes se hartan y le dicen al dueño del negocio: "Estoy harto de que cada vez que te compro algo me estafes. Me voy a ir a comprar a la tienda del otro lado de la calle"; a lo que el estafador les responde: "El de esa tienda te va a estafar y te va a engañar, ten cuidado con él". Bueno, pues esto es lo que yo siento cada vez que gentuza como Aguirre quiere meter miedo a la gente con otras opciones politicas. Sinvergüenzas, si aqui los únicos que habeis hundido a las ciudades y al pais sois vosotros. Miedo sí, pero a que gobernéis vosotros.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 9 unaopiniónmas 28/05/15 15:08

    Como todo lo que escribe Ramón Lobo (del que me confieso fiel admirador), está perfectamente documentado y tiene la lógica de los hechos de países democráticos de nuestro entorno. Cualquier parecido entre las consecuencias de los políticos citados y los nuestros es mera coincidencia.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 8 gusalo 28/05/15 12:34

    Una descripción muy elocuente del grado de tolerancia de la sociedad de nuestro país. Partiendo de la condesa como un ejemplo expresivo y oportuno, vemos que nuestra sociedad está tan dopada, tan intoxicada de corrupción, que hemos desarrollado un grado incomprensible de tolerancia a esta droga. Me pregunto si seremos capaces de soportar una desintoxicación radical y rápida. En todo caso, habrá que ponerse a ello cuanto antes.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 luissot 28/05/15 11:18

    La consecuencia de hidratarte con orujo y nutrirte de odio y vanidad se ha cebado en esta pobre vieja, esta desquiciada, no hay medicacion capaz de parar el brote sicotico que sufre esta infeliz. Como ultimo recurso deberia recurrir a un exorcista, quiza el....La maldad se ha reencarnado en esta pobre vieja

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre