Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



@cibermonfi

Crucifixión en Arabia Saudí

Publicada 07/10/2015 a las 06:00 Actualizada 24/11/2015 a las 13:08    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 14

A diferencia de algunos de mis amigos, no me entusiasma en absoluto la Venezuela de Chávez y Maduro. Está muy lejos de mis ideales y así llevo escribiéndolo un montón de años. Pero entiendo la irritación de esos amigos ante la saña con que el establishment español se ceba en ese régimen. No creo que Venezuela sea tan dictatorial o más que el Chile de Pinochet o la España de Franco, como parece pensar Felipe González; de hecho, la veo hasta más abierta que la Cuba de los Castro. Y tampoco la considero, ni de lejos, la principal amenaza para la paz y la libertad del mundo. Por intereses económicos y razones de política interior sobradamente conocidos, aquí se exagera muchísimo con Venezuela.

Comparto estos días con esos amigos el escándalo ante el doble rasero con el que el establishment trata a Venezuela y Arabia Saudí. No escucho las encendidas protestas de la Casa Real, el Gobierno de Rajoy, los grupos parlamentarios conservador y socialista ante la condena a decapitación y crucifixión del joven opositor saudí Ali Mohamed al-Nimr. No veo que los telediarios y los dinosaurios de papel abran un día sí y otro también con esta aterradora noticia. Está claro: Arabia Saudí es una dictadura amiga, fiel proveedor de petróleo a buen precio y, aún más importante, de compras e inversiones multimillonarias.

Escribo dictadura y me quedo corto. El régimen de Arabia Saudí es peor que eso: es un superviviente en pleno siglo XXI de los tiempos más oscuros de la tiranía medieval. No disimula su condición con el menor barniz, ni tan siquiera multipartidismo, elecciones o libertad de prensa discutibles. ¿Para qué va a hacerlo? Desde que Roosevelt selló con el rey Abdulaliz, e1 14 de febrero de 1945, la “relación estratégica” entre Estados Unidos y la casa de Saud, sus jeques se saben inviolables. El asunto es tan desvergonzado que ahora uno de ellos ¡preside la comisión que asesora a la ONU en materia de derechos humanos!

Arabia Saudí trata cualquier disidencia interna como terrorismo, ejecuta a mansalva por los procedimientos más crueles, discrimina a sus inmigrantes con el descaro de la Sudáfrica del apartheid y considera a las mujeres como apenas superiores a las cabras y, desde luego, inferiores a los camellos. Nada de esto impide que nuestros monarcas y empresarios vayan allí a mendigar petrodólares o se apresuren a desplazarse a Marbella para abrazar fraternalmente al jeque recién desembarcado. Si el amo (Estados Unidos) lo bendice…

Ali Mohamed al-Nimr ha sido condenado a ser decapitado y a que, luego, su cuerpo desmochado sea expuesto en la cruz para advertencia de cualquier saudí con veleidades opositoras. ¿Su delito? Haber difundido desde su Blackberry llamamientos a manifestarse contra la opresión que padece la minoría chií de Arabia saudí. Ocurrió en 2011, cuando la Primavera Árabe llegó hasta Arabia Saudí, y al-Nimr tenía entonces 16 años.

Denunciado por Amnistía Internacional, la Unión Internacional de Abogados (UIA) y otros organismos globales, el caso es tan escandaloso que los franceses Hollande y Valls han pedido públicamente a Arabia Saudí que no aplique la sentencia. El británico Cameron le ha enviado a Ryad el mismo mensaje: “Don´t do it”.

El régimen de Arabia Saudí no es sólo un peligro para su gente; éste sí que lo es también para la libertad y la seguridad del planeta. Destruyó el brote de Primavera Árabe que se produjo allí al comienzo de esta década y lideró su aplastamiento en todo el Golfo (recuérdese el envío de tropas a Bahréin) y en cualquier lugar del mundo árabe y musulmán donde llegara su larga y acaudalada mano. Algunos se pregunta cínicamente qué fue de la Primavera Árabe, por qué no materializó sus promesas. Pues, miren ustedes, entre otras razones porque las llamadas democracias occidentales no le dieron el menor apoyo; prefirieron seguir haciendo negocios con los tiranos.

¿Y qué decir de la extensión del islamismo y su mortífera versión yihadista? Los americanos y los europeos podrán bombardear todo lo que quieran a ISIS, como antes lo hicieron con Al Qaeda y los talibanes, pero no comenzarán a extirpar esta peste mientras sigan aplicando la política del avestruz ante Arabia Saudí. Que la ideología salafista y el dinero que la extiende por todo el mundo árabe y musulmán vienen en gran medida de Arabia Saudí, es el secreto más conocido de nuestros tiempos. Incluso los tertulianos derechistas españoles deberían saberlo.



10 Comentarios
  • 14 Birth 08/10/15 23:40

  • 13 LANZAROTE 08/10/15 12:59

    Sin la venta de armas la economía de EE.UU. se hundiría. Hay historiadores que encuentran en esta industria el salto económico que EE.UU. dió entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial. No olvidar al amigo israelí y sus conexiones con Arabia Saudí como quedó reflejado en la muerte de un comercial en Arabia Saudí que se cayó de la ventana de su hotel.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 12 Pati 08/10/15 08:35

    Gracias por este artículo, Sr Valebzuela. A partir de ahora estaré muy atenta a próximos trabajos sobre Arabia Saudí. Como ha comentado Irenepaz más abajo, ha servido para "despertar conciencias", la mía desde luego. Un saludo

    Responder

    Denunciar comentario

  • 11 Birth 08/10/15 02:38

    Relevante tema. No salvaría yo tan ligeramente los hombros del gobierno de Camerón. En el Reino Unido se cuestiona el apoyo del país al puesto de Arabia Saudí en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y la falta de una intervención directa en este caso como en otros ante castigos inhumanos. La respuesta de Camerón hace un par de noches a la insistente pregunta del periodista de la BBC dió madera al fuego: aparentemente la seguridad de UK depende de la información confidencia que llega de Arabia Saudí. Varios ataques han sido evitados gracias a información confidencial (espionaje). No, Camerón no ha pedido benevolencia al monarca saudí. Esto ha seguido el normal procedimiento diplomático. . .Ahora dejo la penosa elaboración de esta noticia abierta a discusión. Si esto es así, si la seguridad de UK depende de Arabia Saudí... el país está bajo sus garras y no sólo financieras. ¿Y si no?

    Responder

    Denunciar comentario

  • 10 Jaca1930 07/10/15 19:38

    Ya que ha sido citado por el Sr. Valenzuela, ¿qué opinará don Felipe González, como experto en Derechos Humanos, sobre esta condena del régimen medieval saudí?. Se supone que debe tener alguna opinión al respecto...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 9 smbelen 07/10/15 19:24

    ¿Qué decir de los amigos del "Golfo"?. Pero no hay que perder las esperanzas. Alá les está castigando: 1º el huracán, 2º la estampida. Quizás reaccionen. Hay que tener esperanza.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 8 Irenepaz 07/10/15 16:07

    Un articulo para despertar conciencias, pero nos deja sumidos en una aptitud irreversible de pobreza moral. Un saludo 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 Arkanoid 07/10/15 15:00

    No es exacta la afirmación de que la primavera árabe fuera ignorada por occidente, las de Libia y Siria fueron apoyadas con entusiasmo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 esfera 07/10/15 14:57

    Ha tocado el fondo,  a conciencia ,Sr. Valenzuela. En un tono comprometido , denuncia injusticias y el círculo vicioso o "pescadilla que se muerde la cola" en él cual  estamos  inmersos todos a causa  del petroleo . Occidente exporta miles de  millones de $ en armamento a  Arabia Saudí; armas que van a parar ...... a sus amigos. Al mismo tiempo, los Tratados Internacionales se los pasan por el arco... Y el mayor dislate : ASESOR (ARABIA SAUDÍ )  de la ONU , EN MATERIA DE DERECHOS  HUMANOS . El nuevo orden internacional es realmente  injusto ;más bien de "juzgado de guardia " me atrevría a decir.   

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 maimdt 07/10/15 13:39

    ´De acuerdo con todo lo que dices, A. Saudí es un país que por lo que hace y practica, para mí es un país terrorista y muy peligroso, porque entre otros, Eeuu le vende miles de armas para que puedan combatir a cualquier disidente de su "régimen medieval". Si Obama tuviera huevos, que no los tiene,les dejaría de vender armas desde ya mismo. Convendría que leyerais el libro novela que se titula " soy Pilgrim", estaá muy bien y es muy interesante con sus ochocientas y pico páginas si lo leeis como papel. Arabia Saudi debería ser un país amonestado en la Onu cada día que haya asamblea general. Son gentuza todos sus jerifaltes,y en España no deberíamos dejarles pisar ni Marbella ni s.p..m..,.

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre