X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Desde la tramoya

Ni Pedro ni Susana

Publicada 30/09/2016 a las 06:00 Actualizada 29/09/2016 a las 21:45    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 171

¿Han perdido la razón? ¿Cómo puede ofrecerse este espectáculo lamentable y vergonzoso, en un momento tan crucial? ¿A quién se le ocurre montar un esperpento de esta dimensión a tres días de un comité federal? ¿Se han vuelto locos quienes ante la afrenta deciden cerrar las puertas de Ferraz y atrincherarse dentro? ¿Es que no queda nada de criterio entre quienes dirigen el PSOE, en Madrid y en Sevilla? ¿Están chalados?

Basta de hipocresía. Esto no es una fractura ideológica sobre la conveniencia o no de dejar que Rajoy gobierne. Eso lo habría resuelto el PSOE sin mayor trauma. Este show, que podría terminar a sillazos o en los tribunales, o ambas cosas, sólo es la consecuencia de una lucha personal de poder entre Susana Díaz y Pedro Sánchez. Una lucha que lleva abierta, aunque no fuera tan visible, desde el mismo día en que el segundo es proclamado secretario general, y se le ocurre -oh, gran delito- decir que sería además candidato a la presidencia del Gobierno. Este es el resultado de años de cuestionamientos lanzados en forma de filtraciones a la prensa, insinuaciones veladas que todos los socialistas entendieron, desplantes y pequeñas intrigas siempre ejecutadas con cobardía desde la sombra.

Conozco a Susana Díaz desde que se postuló a la presidencia de la Junta, por encargo de Pepe Griñán. La ayudé puntualmente. Me parece una mujer con instinto y con criterio. Y una buena presidenta de Andalucía, que hace las cosas de otra manera, con honestidad y con criterios auténticamente socialistas. Pero ha mostrado tener muy poca lealtad y muy poca valentía. A mi modo de ver, precisamente por ello, no puede dirigir el Partido Socialista, tras haber contribuido de esta manera lamentable a su demolición.

Y conozco a Pedro Sánchez desde hace una década, cuando él era concejal. Asistí con admiración a su empeño por llegar a la secretaría general del PSOE cuando nadie -yo tampoco- daba un duro por él. Le ayudé también en su pequeña campaña de primarias, y luego le acompañé a él y a su Ejecutiva como consultor. Creo que es un buen político, decidido y audaz y también limpio y con principios claros. Mis servicios profesionales terminaron con la campaña electoral de Navidad, y desde entonces he ayudado voluntariamente cuando me lo han pedido. Aprecio mucho a mis amigos y amigas de Ferraz, y siento que estén pasando por este trago tan amargo. Por eso me entristece que hayan llevado las cosas hasta este extremo. No puedes dirigir un partido dejando más y más enemigos cada semana. Pedro ha ido quedándose cada vez más aislado, quizá porque su manera de conducirse sea demasiado competitiva y solitaria. A mi modesto modo de ver, hoy ya tampoco puede unir a un partido cuyas costuras, responsabilidades aparte, se rompieron bajo su dirección. Y bien que lo lamento.

Es imprescindible encontrar a un tercero. Alguien que no se haya significado por liderar ninguna de estas dos pandillas que sólo se han formado por fidelidades personales, y no por motivos ideológicos. Sólo una tercera persona puede ya evitar que el PSOE quede definitivamente liquidado, mientras el PP y Podemos se frotan las manos.

Da igual ya la interpretación que los críticos o los oficialistas hagan de los estatutos del PSOE. Las dos interpretaciones son probablemente válidas. Esto no se arregla apelando a los estatutos. No se resuelve ya de ninguna otra manera que no sea con un nuevo líder, o una nueva líder. En el otoño, el invierno o en la primavera. Que se convoquen esas primarias. Que aparezca alguien bueno y lidere la reconstrucción del PSOE.

Por muy grande que sea y muchos años que tenga, no es cierto que el Partido Socialista pueda superar cualquier crisis. Si uno y otra se empeñan pueden llevar al partido al sumidero de la Historia. Torres más altas cayeron. Sería bueno que viniera alguien y lo evitara con urgencia. Ellos dos, me temo, ya no pueden.
EL AUTOR
Relacionados


10 Comentarios

Lo más...
 
Opinión
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    El Teorema de Aguirre

    ¿Soy el único que cree que Esperanza Aguirre no debería haber dimitido? ¿Me ha poseído el espíritu del hermano conservador de Marhuenda?
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Muerte de la vieja política

    Ya no hay 'Liberté, Égalité, Fraternité' para todos los franceses. La primera vuelta de las elecciones presidenciales deja un titular: Francia está harta de sus políticos, y mucha letra pequeña que escrutar.
  • A la carga Ignacio Sánchez-Cuenca Ignacio Sánchez-Cuenca

    “El tiempo nos dio la razón”

    Lo que ha quedado claro en estos meses es que el PSOE ha permitido con su abstención “responsable” que la democracia española transija con unos niveles de corrupción intolerables.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre