X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Este sonrojante mercado eléctrico

Iván Calvo | Marta Victoria Publicada 20/01/2017 a las 06:00 Actualizada 19/01/2017 a las 22:28    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

El espectacular incremento del precio de la electricidad en el mercado en el comienzo del año ha vuelto a poner de actualidad este absurdo e injusto mecanismo de fijación de precios: desde el día 1 de enero, y en plena ola de frío, el precio de la electricidad en el mercado diario ha crecido nada menos que un 70% (figura 1). En este artículo señalaremos algunos de los problemas de este mercado, pero nuestro principal objetivo no será entrar en los detalles de los mismos sino enumerar propuestas de reformas a distintos niveles.

Gráfico
Figura 1. Fuente: OMIE

El mercado diario, en el que se fija el precio de la electricidad para cada hora del día siguiente, es disfuncional. Su carácter marginalista hace que todas las tecnologías (con muy diversos costes variables) que generan a una hora concreta sean retribuidas al precio de la más cara y, como consecuencia, el precio que pagamos por la electricidad no tiene nada que ver con el coste real de generación. Por otro lado, el reducido número de empresas que realizan el grueso de las ofertas de venta y compra de electricidad en este mercado posee una enorme capacidad de influir en él. A medio plazo necesitamos llevar a cabo una transformación profunda en el sistema de fijación del precio de la electricidad (y del mercado, específicamente), de modo que este refleje adecuadamente el coste de generación de cada tecnología. Esta medida estructural sobrevolará el resto de propuestas que haremos.


Por motivos obvios, un paso previo y necesario consiste en poner en marcha una auditoría de costes del sistema eléctrico que incluya, muy especialmente, un estudio de los costes de generación de las distintas unidades en operación en nuestro país. La auditoría será la base del diseño del nuevo sistema de fijación de precios, pero además aportará una información particular muy relevante: cuantificará con precisión los llamados "beneficios caídos del cielo" que reciben las nucleares e hidroeléctricas. Estas centrales, construidas en un marco normativo anterior a la liberalización, han recuperado sus elevados costes de inversión iniciales. En condiciones ventajosas, disfrutando de bajos costes variables y de los altos precios que marca el mercado eléctrico, las hidroeléctricas y nucleares están ingresando anualmente miles de millones de euros injustificadamente.


Esta situación ha de ser remediada inmediatamente (sin esperar a la reforma completa del mercado): hay que imponer ya un gravamen a la electricidad generada por las centrales hidroeléctricas y las nucleares para reducir drásticamente los beneficios caídos del cielo. El resultado final de la auditoría, cuando llegue, se utilizará para ajustar dicho gravamen.

Por último queremos incidir en un aspecto, a la vez técnico y vital, del aumento del precio de la electricidad en el mercado en enero: con frecuencia, los elevados precios del mercado han sido determinados por las centrales hidroeléctricas ("HI" en la tabla de la figura 2).

Gráfico 2
Figura 2. Las siglas indican, para cada día y hora, la tecnología que realizó la oferta más alta en el mercado y fijó el precio de retribución: HI (hidroeléctrica), TER (térmica convencional), TCC (ciclo combinado), RE (Régimen Especial), BG (hidroeléctrica de bombeo). Fuente: OMIE.

Este comportamiento contrasta con la función que, en nuestra opinión, debe cumplir esta tecnología.  En un sistema eléctrico renovable, y en la transición hacia él, la hidroeléctrica de embalse, por su capacidad para regular la producción, ha de tener la misión primordial de apoyar a las renovables intermitentes (y, por tanto, no regulables) como la solar fotovoltaica y la eólica. Tal misión es difícilmente compatible con la gestión actual de las hidroeléctricas, basada en maximizar los beneficios producidos en el mercado por el uso del agua embalsada (en 2015 la CNMC ya sancionó a Iberdrola por "manipulación fraudulenta tendente a alterar el precio de la energía" mediante ofertas de algunas de sus hidroeléctricas a finales de 2013).

Para terminar con el uso especulativo del agua en la generación de electricidad y para garantizar que esta tecnología cumpla su función en la transición hacia un sistema eléctrico renovable, la Administración debería gestionar las hidroeléctricas. Así, proponemos que, desde hoy, se recupere la gestión pública de las centrales hidroeléctricas cuyas concesiones caduquen. La nueva gestión podrá correr a cargo de municipios, confederaciones hidrográficas o del propio Estado. Esta medida permite, por cierto, matar varios pájaros de un tiro, pues cada hidroeléctrica recuperada es una central menos que genera beneficios caídos del cielo para las grandes eléctricas.
_________________________________

Iván Calvo y Marta Victoria son miembros de la Secretaría de Economía de Podemos.


3 Comentarios
  • 3 jorgeplaza 21/01/17 13:46

    Sin que sea un prodigio de coherencia, porque las conclusiones tienen que ver con los argumentos solo hasta cierto punto, es bastante mejor y más informativo que éste el artículo de Economistas frente a la crisis (EFC) que se puede leer un poco más arriba. Y tampoco está nada mal el artículo de un socio de KPMG en El Mundo (a veces, hasta las grandes consultoras internacionales saben de lo que hablan: siento que la vida sea dura e injusta). Combinando el de EFC y el de KPMG se puede sacar una idea bastante correcta de lo que realmente está pasando. A los dos firmantes de este artículo también les recomiendo la lectura de los otros dos que cito.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 jorgeplaza 20/01/17 16:26

    Retribuir de manera distinta por tecnología es un disparate. Precisamente, en un mercado que se aproxime a un mercado ideal, el hecho de retribuir al más barato al precio del último que vende (el más caro) es un incentivo para que las inversiones futuras se destinen a la tecnología más barata, en busca de esos beneficios extra: como todos los productores son codiciosos, se produce de una manera natural el desplazamiento de las tecnologías más caras por las más baratas. A eso se le solía llamar progreso. En lo que sí llevan razón los autores es en que el mercado de productores está dominado por unos pocos muy fuertes, de manera que el mercado se aleja mucho del mercado ideal. A mí me parece que la electricidad es un bien de primera necesidad en nuestra sociedad y no debería estar su precio sujeto a estos vaivenes desmesurados. Sería mejor volver a un sistema de concesiones, con estimación razonable de costes y retribución igualmente razonables de las inversiones realizadas, pero dudo de que ese sistema sea compatible con la legislación europea actual. En resumen: vuelta a las concesiones o fragmentación real de la oferta de energía de manera que el mercado se aproxime al caso ideal (que es para el que está pensado el mecanismo marginalista de formación del precio) pero ocurrencias geniales, por favor, no.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 senenoa 20/01/17 11:09

    El precio de la electricidad se debe fijar por medio de un sistema honesto. El actual sistema de cálculo del coste de la electricidad es deshonesto: Está planteado, a propósito, para que las empresas de la energía especulen de forma unilateral maximizando los beneficios. El PP cambió las reglas cuando llegó al poder, y lo hizo para beneficiar a las empresas de la energía en perjuicio de los ciudadanos (para eso cambió la legislación de las energías solar y eólica planteada por el gobierno de Zapatero) porque es un partido corrupto que dirige un gobierno corrupto. No hay más. Este mismo razonamiento nos valdría para la sanidad, la educación, el IRPF... Las hienas comen carroña porque está en su naturaleza.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre