Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Derechos humanos

Dos catedráticos explican a Felipe González la diferencia entre el Chile de Pinochet y la Venezuela de Maduro

  • Los expertos Joan del Alcàzar y Javier de Lucas critican la "deriva inaceptable" de Venezuela, especialmente por la falta de garantías en los procesos judiciales 
  • No obstante, insisten en que no hay comparación posible con la dictadura chilena, donde hay certificadas 40.018 víctimas entre detenidos, desaparecidos, ejecutados, torturados y presos 

Publicada 22/09/2015 a las 06:00 Actualizada 21/09/2015 a las 22:05    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 36

El expresidente del Gobierno Felipe González, en la rueda de prensa que ofreció con Lilian Tintori.

El expresidente del Gobierno Felipe González, en la rueda de prensa que ofreció con Lilian Tintori.

EFE
El ex presidente del Gobierno, Felipe González, acaparó (otra vez) la semana pasada la atención mediática después de que en una rueda de prensa junto a Lilian Tintori, la esposa del líder opositor venezolano Leopoldo López, dijera que "el estado de sitio del Chile de Pinochet respetaba mucho más los derechos humanos que el paraíso de paz y prosperidad de Maduro". La comparación ha tenido cierto impacto internacional y ha indignado especialmente a las víctimas de las dictaduras militares que recorrieron América Latina en la segunda mitad del siglo XX. 

El pasado junio González quiso participar en la defensa de los líderes opositores venezolanos presos Leopoldo López y Antonio Ledezma, alcalde de Caracas, pero no obtuvo permiso del Gobierno venezolano para hacerlo. Esta negativa es la base de la argumentación en la que basó la polémica afirmación sobre Pinochet y Maduro de la pasada semana. Aseguró que durante la dictadura chilena fue autorizado a visitar en la cárcel a dos condenados por el régimen que fueron excarcelados más tarde, algo que no le permitió Venezuela. 

En cualquier caso, más allá de la repercusión mediática de estas declaraciones, la realidad de los datos y la opinión de los expertos pone negro sobre blanco lo desafortunado de la comparación. Joan del Alcàzar, catedrático de Historia Contemporánea con veinte años de experiencia académica centrada en América Latina, recuerda que en Chile es el propio Estado el que desde 1991 ha puesto en marcha comisiones integradas por abogados y especialistas en derechos humanos para reconocer a las víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet y otorgarles una reparación

Las conclusiones del Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación de 1990, presidida por Raúl Rettig, y, después; del documento de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura, presidida por Sergio Valech, son rotundas. Sumando los casos de detenidos, desaparecidos, ejecutados, torturados y presos políticos reconocidos el número de víctimas de la dictadura de Pinochet alcanzó las 40.018 personas entre septiembre de 1973 y marzo de 1990. De ellas, 3.065 están muertas o desaparecidas.

"La chilena fue una dictadura de seguridad nacional claramente represiva en la que hubo una política específica en alianza con el resto de regímenes militares que había en ese momento en América Latina. En ese tiempo se practicaba la detención arbitraria, la tortura, el asesinato y la desaparición de personas", señala Del Alcàzar. Por eso, las palabras de González, a su juicio, han sido "extraordinariamente ofensivas" para las víctimas y familiares de asesinados, detenidos o desaparecidos en Chile, pero también de las dictaduras de Argentina, Uruguay, Brasil..., así como para cualquier persona vinculada a la defensa de los derechos humanos en América Latina. "La comparación es una barbaridad", sentencia. 

Javier de Lucas, catedrático de Filosofía del Derecho y Filosofía Política en el Instituto de Derechos Humanos de la Universidad de Valencia, cuestiona, además, la base de la comparación que esgrimió Felipe González. "En materia de derechos humanos, si hay un principio claro, es que no se puede considerar un elogio una violación menor. Argumentar sobre el hecho de que uno ha violado menos o no lo ha hecho en un determinado aspecto es perverso y supone rebajar la noción misma de derechos humanos", señala. 

En este sentido, De Lucas explica que en el fondo de esta argumentación está la postura neoliberal que estima que algunos derechos humanos (las libertades públicas y los derechos personales) son más importantes que otros (los derechos sociales que exigen prestaciones). "Lo que deducimos de estas declaraciones es que Felipe González ha perdido el norte y mide los derechos humanos en términos de mercancía. Es un disparate absoluto", subraya. 

Además, insiste en que en el caso de Chile no hubo excepciones en el respeto a los derechos humanos porque "no se respetó ninguno". "Para el gran colectivo de la gente opuesta al régimen no hubo derechos humanos protegidos. Les privaron de derechos sociales, de libertades civiles y practicaron contra ellos y del modo más salvaje, sistemático y organizado dos de los crímenes más horrendos que se pueden cometer contra los derechos humanos: la tortura y las desapariciones forzosas", sentencia. 

Venezuela: "una huida hacia adelante"

No obstante, más allá de lo desafortunado de la comparación, ambos coinciden en subrayar las carencias democráticas que, a su juicio, rodean al Gobierno de Nicolás Maduro. "El régimen bolivariano es una huida hacia adelante absolutamente difícil de justificar", señala Del Alcàzar. Tanto es así que estima que las palabras del ex presidente socialista son casi un "regalo" para los que defienden sin ambages al Gobierno bolivariano.

"En América Latina, fundamentalmente en los sectores de izquierda o incluso en el centro-izquierda, hay una especie de papanatismo en torno al bolivarianismo. Algunos tienen la creencia de que alinearse en su contra tiene un efecto semiautomático que es que te alinea con EEUU, con el imperialismo. Ese sector ha recibido un balón de oxígeno con estas declaraciones", asevera. 

También Javier de Lucas tiene palabras de crítica para el Gobierno de Venezuela. "Es repugnante que haya presos políticos y procesos sin garantías. Lo que está haciendo Maduro me parece una deriva inaceptable de confusión, de eliminación de la división de poderes, de las garantías y derechos, de la libertad de prensa... hay cosas gravísimas, pero lo que no se puede es desbarrar cómo lo ha hecho Felipe González", sentencia. 

De hecho, ONG como Amnistía Internacional vienen rubricando en diferentes informes publicados en los últimos años las carencias del Gobierno bolivariano, especialmente en materia de separación de poderes, garantía de procesos judiciales o libertad de prensa. En el informe Los rostros de la impunidad, publicado el pasado marzo, la organización denunciaba que Venezuela no había investigado ni puesto en manos de la Justicia a los responsables de la muerte de 43 personas –seis de ellos policías– y de las heridas y torturas sufridas por cientos durante las protestas que tuvieron lugar en 2014. 

Otro de los puntos en los que, de forma más reciente, ONG como Amnistía Internacional han denunciado vulneración de derechos humanos por parte de Venezuela ha sido en la frontera con Colombia, en el Estado de Táchira. La organización aseguró en un comunicado que en los cuatro días siguientes al estado de excepción decretado en esa zona el pasado 21 agosto al menos 1.000 personas fueron deportadas a Colombia sin tener la posibilidad de impugnar su expulsión o sin tener la posibilidad de recoger sus pertenencias. 

En algunos casos se denunciaron maltratos durante la detención, desalojos forzosos y demolición de casas donde vivían o se cree que vivían nacionales colombianos sin ningún tipo de respeto de garantías. La ONG solicitó que, en su intento de mantener la seguridad y el orden público, el Gobierno de Venezuela lo haga manteniendo todas las salvaguardias previstas en los instrumentos legales internos y ajustándose a las normas internacionales de derechos humanos.

AI también ha cuestionado la sentencia de 13 años y nueve meses de prisión contra Leopoldo López "sin ninguna evidencia absoluta" lo que, a juicio de la ONG, "muestra la absoluta falta de independencia e imparcialidad judicial" en el país. "Con esta decisión, Venezuela está eligiendo ignorar principios básicos de derechos humanos y dando luz verde a los abusos", señaló la organización en un comunicado. 
LA AUTORA Correo Electrónico


10 Comentarios
  • 36 tomasito 20/05/16 21:37

    Felipe, lo que debes de hacer en lugar de decir tantas gilipolleces es esplicar los doce millones de dolares que te dio Keisiger , y lo que te dio Willi Brant cuando eras tan amigo de el, y al mismo tiempo esplica lo que nos has robado a todos los españoles, cuanto me arrepiento de haberte votado

    Responder

    Denunciar comentario

  • 35 marasme 27/09/15 13:36

    Vendido es poco. ¿A qué viene dar cancha a este cuadrumano? Si ha demostrado que tiene una moral de quita y pon, si solo se mueve por sus maldito interés económico.  A vueltas con el y tú más: ¡Elogia a Pinochet!? Habría que dejar de poner un micrófono delante de estos... individuos. Es una vergüenza tener que escuchar los exabruptos de todos estos personajes infames: Aznar, González, Aguirre... pero claro ¿dónde pararse a escuchar una frase interesante, inteligente, razonable, que añada algo más que calumnias, soberbia y tripas? 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 34 revistas 24/09/15 15:44

    Sin caretas de ninguna naturaleza ya; el señor X no se ha podido resistir, y a la vejez viruela. Obvia cualquier referencia a los proderechos hummanos GAL para atreverse a mencionar la cuerda en casa del ahorcado. Aún hay quien vota a los de su cuerda.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 33 Raúl Suárez 23/09/15 16:01

    Este miserable accidentalista ha sido y es la meretriz de los golpistas del 36 y sus "reales" herederos. Hace subir el pan cada vez que ladra. Ya solo le queda decir que la II República fue la culpable de la Guerra Civil y que los socialistas se equivocaron de bando durante la contienda. A fin de cuentas <<...Felipe González, se negó en 1995 a asistir a los actos por la liberación del campo de Mauthausen “porque ondeaba la bandera republicana"...>>. No mereces ni un escupitajo verde en plena jeta, sinvergüenza vendido y desgraciado. Eres un canalla y un TRAIDOR.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 32 holgui14 23/09/15 01:28

    Le han hecho una trepanación en el cerebro, produciéndole un subidon de oxígno y piensa muy rápido. Su desverguenza va por delante de su decencia. Si no ¿que le ha podido pasar?

    Responder

    Denunciar comentario

  • 31 Mariam 22/09/15 22:24

    Los dos catedráticos hablan de carencias democráticas en el gobierno de Maduro, presos políticos, procesos sin garantías, eliminación de división de poderes, garantías y libertad de prensa y AI, lo mismo. Pero.... hablan de Venezuela o España? En España, ahora mismo, tenemos las mismas carencias, situación que no comentan los dos profesores ni Amnistía y qué decir de FG. Pobre, viviendo como un millonario rodeándose de tanto richachón y cobrando de tantas empresas, tiene muchos peajes que pagar. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 30 Ciro2 22/09/15 21:54

    Legados dialécticos de Felipe González: jarrones chinos, gatos cazarratones y Pinochet es un demócrata como la copa de un pino.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 29 Ciro2 22/09/15 21:39

    Sesión de Barrio Sésamo para jarrones chinos rotos.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 28 Erchegu 22/09/15 20:45

    No hay que ir tan lejos, en vez de comparar con Pinochet comparemos con Carlos Andrés Pérez que en 1989 ordenó una dura represión (el Caracazo) que le costó la vida a mas de 2.000 venezolanos en una semana; la respuesta de Felipe Gonzalez a la sazón presidente del gobierno español fue ofrecer 600 millones de pesetas al gobierno venezolano, en ese gobierno era diputado Antonio José Ledezma una de las personas a las que quiere defender el ilustre abogado. Sin duda para Mister X hay muertos y muertos ,y presos y presos.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 27 Ciro2 22/09/15 20:17

    ¡Qué mal está llevando la vejez este hombre!

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre