Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Operación Púnica

Victoria se lava las manos sobre el contrato con la ‘Púnica’ y recuerda que lo controlaba la jefa de Prensa de Aguirre

  • Declara que se limitó a tranquilizar a Alejandro de Pedro porque Isabel Gallego se lo pidió y niega haber mediado para que Indra le pagase en negro 21.000 euros que le adeudaba la Comunidad
  • El exconsejero de Presidencia dice que tras estallar el escándalo ordenó buscar en los discos duros los trabajos de reputación: afloraron emails pero no hallaron rastro de esos trabajos

Publicada 25/09/2015 a las 13:56 Actualizada 25/09/2015 a las 19:13    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 2

El exconsejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria.

El exconsejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria.

EUROPA PRESS
Salvador Victoria, exconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, ha negado cualquier mediación para que el empresario Alejandro de Pedro, el propietario de Eico, cobrase en negro de Indra lo que la Comunidad de Madrid le debía pese a que varios pinchazos telefónicos así lo sugieren. Victoria recordó ante el juez que la responsabilidad de los contratos de reputación era de la entonces jefa de prensa del Gobierno madrileño, Isabel Gallego, también imputada en la Operación Púnica.

Lo investigado hasta la fecha apunta a que De Victoria intervino en cinco pagos en negro a Alejandro de Pedro por 120.000 euros. Y un antiguo cargo de la Comunidad, el exdirector de la Agencia de Informática (ICM) José Martínez Nicolás, ya relató al juez las presiones de Salvador Victoria para que Indra le pagase a Eico. Este viernes, Victoria ha cargado también contra Martínez Nicolás, al que ha definido como alguien que le suscitaba gran desconfianza     –su círculo le era "incómodo"– y sobre el que no tenía control real pese a que en teoría era su subordinado.

Victoria ha defendido sin fisuras la conducta "intachable" de los dos últimos presidentes regionales, Esperanza Aguirre e Ignacio González. Según fuentes jurídicas, durante sus tres horas de declaración como imputado ante el juez Eloy Velasco "ha disparado, pero hacia abajo". 

Victoria ha recordado que era Isabel Gallego la responsable de los contratos de reputación encargados a Alejandro de Pedro, uno de los principales imputados en el caso. Ha subrayado que él mismo ordenó buscar en los discos duros de la Comunidad cualquier rastro de esos trabajos tras el estallido del escándalo. Y ha contado que, aunque esa búsqueda hizo aflorar otros documentos borrados, como emails cruzados entre la Comunidad y el equipo de Alejandro de Pedro, los trabajos en sí nunca aparecieron.

Gallego ya aseguró que esos trabajos no se conservaban porque se iban borrando. La novedad reside en que Victoria haya narrado que la búsqueda en el sistema informático sacó a la luz otros documentos como emails cruzados en el equipo de Alejandro de Pedro, pero no los trabajos de reputación en sí.

La antigua jefa de prensa del Gobierno de Madrid declaró ante el juez el 31 de marzo y reconoció como propia la responsabilidad de haber contratado a Alejandro de Pedro para trabajos de reputación online. Gallego remarcó que nadie le había dado instrucciones ni sugerencias para optar por ese empresario.

Victoria, que ha declarado a petición propia durante tres horas, ha negado que mediase ante Indra para que pagara en negro a De Pedro lo que le adeudaba la Comunidad, aseguran fuentes conocedoras del interrogatorio.

El imputado ha aprovechado su declaración para repetir "cuatro o cinco veces" que como consejero se preocupaba –en el sentido de que se ocupaba– por las retribuciones de Indra a jueces de Madrid por sus asesoramientos informáticos

El que fue número dos de Ignacio González ha declarado que se limitó a "tranquilizar" al empresario y a asegurarle que el Gobierno le pagaría su deuda. Y lo hizo porque Isabel Gallego se lo pidió, ha afirmado. De Pedro fue tan insistente en su queja por esa deuda, según Victoria, que tuvo que pedirle a su secretaria que ni siquiera le alertase de sus llamadas.

Hombre de confianza del expresidente Ignacio González, Victoria ha defendido sin fisuras a su antiguo jefe y a su predecesora, Esperanza Aguirre: los dos, ha dicho, tenían una conducta "intachable" y a ninguno de ellos se le habría ocurrido pedirle que solicitara de Indra que pagase en negro a proveedores del Gobierno madrileño. A Victoria tampoco le cabe siquiera como hipótesis que una multinacional semipública como Indra pueda manejar dinero B.

Fue Victoria quien sacó a colación el nombre de Ignacio González cuando el juez Eloy Velasco le preguntó si algún superior suyo le había ordenado que contratase a De Pedro. El exconsejero introdujo entonces el nombre del expresidente. Y cuando el juez le replicó que no le preguntaba por nadie concreto, Victoria espetó que su único jefe había sido Ignacio González.

El dinero negro de las chaquetas de De Pedro

Durante el interrogatorio, Victoria ha negado una y otra vez que alguna vez recibiese dinero en contrapartida por los contratos adjudicados por la Comunidad de Madrid y el Canal de Isabel II, a cuyo frente sucedió a Ignacio González cuando este se convirtió en presidente de Madrid. 

En un momento de la declaración, y según fuentes jurídicas, el juez Velasco ha expresado su sospecha de que el dinero negro encontrado durante el registro al domicilio de Alejandro de Pedro no fuese para el empresario sino para terceros. Ese dinero –más de 80.000 euros– permanecía oculto en dos chaquetas del empresario. Eico, la empresa de De Pedro, atravesaba una grave situación económica. Pero De Pedro no utilizó el dinero negro para pagar los salarios que adeudaba a su plantilla.
EL AUTOR
Relacionados


2 Comentarios
Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre