Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Elecciones 26-J

Sánchez acusa a Iglesias de impedir un Gobierno progresista y Rivera acorrala a Rajoy por la corrupción

  • Rajoy: "Gobernar es muy difícil; predicar es fácil"
  • Sánchez: "Los extremos bloquearon ese gobierno progresista"
  • Iglesias, a Sánchez: "Estaría bien que le dijera a sus electores con quién va a gobernar. ¿Con nosotros o con el PP?"
  • Rivera, a Rajoy: "Hay gente muy válida en su partido. Le pido que reflexione"

Publicada 13/06/2016 a las 13:08 Actualizada 14/06/2016 a las 11:29    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 32

Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, al inicio del debate a cuatro.

Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, al inicio del debate a cuatro.

EFE
Cuatro políticos. Cuatro formaciones que se la jugaban. Tres periodistas: Ana Blanco, Vicente Vallés y Pedro Piqueras. Y dos horas y media por delante para intentar conseguir la hazaña que todos los expertos atribuyen potencialmente a este tipo de encuentros: movilizar a los indecisos. A aquellos que, a poco más de diez días de la cita electoral, no saben a quién van a votar. Según el sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de la semana pasada, el 32,4% de los electores no tienen claro que papeleta introducirán en la urna.

A por ellos, a intentar conquistarlos, llegaron al debate organizado por la Academia de Televisión en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid Mariano Rajoy (Partido Popular), Pedro Sánchez (Partido Socialista), Pablo Iglesias (Unidos Podemos) y Abert Rivera (Ciudadanos). Todos ellos, también, con el miedo de que un tropiezo a estas alturas de campaña puede tener el efecto contrario al deseado: asustar al electorado y dar al rival político una herramienta preciosa para desgastar al que tiene en frente en los días que restan para el 26 de junio. Que se lo pregunten a Miguel Arias Cañete (PP) en la campaña de las europeas y sus declaraciones machistas tras enfrentarse en un debate a Elena Valenciano (PSOE).

Rajoy, según los suyos, llegaban mentalizado de que la cita podía convertirse en un "todos contra el PP"; Sánchez con el reto de demostrar que no tira la toalla y no se cree las encuestas que ubican al PSOE como tercera fuerza; Iglesias, para defender que está en sus manos mandar a los conservadores a la oposición y Rivera, para reivindicarse como herramienta fundamental para el cambio

Esto era sobre el papel. Porque, sobre el escenario, el debate a cuatro entre los principales candidatos al 26-J fue una especie de juego de muñecas rusas. Y encerró otros dos duelos paralelos. En la lucha por rascar votos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias rivalizaron por capitalizar el voto de la izquierda. Y Mariano Rajoy y Albert Rivera por marcar las diferencias entre PP y Ciudadanos. Hasta el punto de que fue Rivera quien más de quicio sacó al presidente del Gobierno en funciones en el bloque dedicado a la regeneración democrática.

El líder de los socialistas llegaba con la espinita clavada de haber sido el único candidato del 20-D que se enfrentó a un debate de investidura sin haber logrado los apoyos para llegar a la Moncloa. De ello culpó a Pablo Iglesias. Pero no se contentó con ello. Fue más allá, denunciando una pinza, una especie de alianza entre Rajoy y Rivera para impedir un Ejecutivo progresista.

Daba igual el bloque temático de los cuatro que se trataron –Economía, Políticas sociales, Regeneración, Política exterior y pactos– pero el jefe de los socialistas no se olvidada del dardo a los "extremos", es decir a Podemos y PP de que no haya Gobierno en España. Él puso todo de su parte, venía a decir. Pero, en última instancia Iglesias lo impidió. 

Sánchez y "los extremos"

En este sentido, culpó al líder de Podemos de que no se estén dando pasos ya para buscar una solución al encaje territorial de Cataluña en España. De no haber sido por Iglesias, de no haber sido porque el PSOE no contó con sus votos, ahora mismo, dijo, el Congreso de los Diputados podría estar debatiendo una reforma de la Constitución. "Los extremos bloquearon ese gobierno progresista", repetía. "Las consecuencias son que el señor Rajoy sigue ahí en funciones", remataba.

También a los "extremos" dedicó su minuto de oro, el mensaje final a los electores. Señaló que para vencerlos, hace falta "un PSOE fuerte".

En el otro lado de esta discusión paralela al debate a cuatro estaba Pablo Iglesias. El líder de Podemos captó perfectamente el mensaje del terreno al que le intentaba llevar Sánchez. Y, durante las intervenciones del líder socialista, se le podía escuchar susurrar que él no era el enemigo del PSOE, que él no era el rival. En definitiva: que Sánchez estaba errando el tiro. "Usted se equivoca de adversario", repetía.

Unidos Podemos llegaba al plató en el segundo puesto en las encuestas, tras el PP. Aun así, Iglesias insistió en que si el PSOE obtenía más votos que su candidatura él volverá a proponer que Sánchez sea presidente del Gobierno. "Estaría bien que le dijeran a sus electores con quién va a gobernar: ¿con nosotros o con el PP?", invitó al jefe de los socialistas. Éste no quiso entrar a responderle, del mismo modo que tampoco se mojó cuando tuvo la oportunidad de aclarar cuál será su política de pactos.

Corrupción

En el debate del 20-D, a dos por expreso deseo del PP, que se negaba a medirse con Iglesias y Rivera con la excusa de que no tenían representación parlamentaria, Pedro Sánchez descolocó a Mariano Rajoy a cuenta de los escándalos de corrupción que afectan a su partido. En este, ese papel de alterar al presidente del Gobierno en funciones se lo arrebató el líder de la formación naranja. Casi sin argumentos, Rajoy tuvo que recurrir en un par de ocasiones, para desgastar a su rival, a unas declaraciones de este en el programa Salvados (laSexta) en las que había señalado que había pagado alguna vez algo en negro

Previamente, Rivera, papeles en mano, había asegurado que, según la contabilidad de Luis Bárcenas, extesorero del PP, había recibido 340.000 euros. Una cantidad "que podría proceder de delito". Y le recordó el embargo de 1,2 millones de euros que pesa sobre la sede del PP y los SMS de apoyo que remitió el exresponsable de las finanzas de su partido cuando ya sabía que había amasado una fortuna en Suiza.

"Le pido una reflexión [...] No le voy a llamar indecente. No le voy a insultar. Le pido una reflexión", insistía Rivera a Rajoy con un mensaje que no sentó nada bien al jefe de los conservadores. Y es que, el líder de Ciudadanos dejó caer que, si no se aparta, el "populismo" va a seguir creciendo. Visiblemente incómodo, Rajoy le respondió que eso lo deciden los votantes, que la Constitución de 1812 abolió la Inquisición y que le faltaba "un poco de humildad".

Iglesias había sido el encargado de abrir el bloque dedicado a las políticas de regeneración. Arrancó traduciendo la corrupción a lo que esta afecta al bolsillo de los ciudadanos. Dos mil euros al año a cada español, sostuvo. Después señaló que con el agujero que han supuesto a las arcas públicas escándalos como la Púnica se podrían haber pagado 225.000 matrículas universitarias. Y remató con un completo retrato de las puertas giratorias. Eran todos ataques al PP y al PSOE, que no se libró de la correspondiente mención al escándalo de los ERE. Pero no fue ni en Rajoy ni en Sánchez donde más dureza halló en la réplica. 

Estaba el cabeza de lista de Unidos Podemos atacando al PP a cuenta de que la Policía hubiese estado registrando "durante 14 horas la sede" de Génova cuando incorporó a su discurso la necesidad de prohibir la presencia de exministros en los consejos de administración de las empresas y sacó pecho de que la suya es "la única fuerza política que no pide dinero a los bancos". Rivera le cogió el guante: "Izquierda Unida tiene 11 millones de deuda con los bancos. Señor Iglesias, basta de hipocresía. Usted no lo pide porque se lo da el Gobierno de [Nicolás] Maduro". Había pasado el ecuador del debate. Ya había tardado en salir el tema de Venezuela.

"No se lo puedo permitir", reaccionó Iglesias recordando que los tribunales han archivado ese tema en cinco ocasiones. "En ese tema debería estar más bien calladito. Vaya a la Asamblea venezolana a decir dónde a metido esos siete millones", espetó Rivera.

"Todos contra el PP"

Los conservadores se temían un "todos contra el PP" y ya desde el arranque del debate, en el bloque dedicado a economía confirmó este miedo. Pero Mariano Rajoy, que presume de ser previsible, también lo fue y se movió en el campo que mejor se maneja tal y como ha demostrado desde que llegó a la Moncloa en noviembre de 2011: el de la herencia recibida. Es lo mismo que había hecho el día anterior en otro debate, también a cuatro, pero centrado en la economía, su ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos.

"Gobernar no es fácil. Gobernar la cuarta potencia de la zona euro no es fácil", arrancó el bloque dedicado a la economía mencionando que cuando llegó al Ejecutivo, España estaba al borde de la quiebra y el rescate. Se trata de un argumento que repitió de forma insistente para cerrar con un ataque a sus rivales: "Cuando se viene a un debate, conviene traerse las cosas estudiadas. Gobernar en muy difícil, predicar es fácil. Aquí no se viene a hacer prácticas; al Gobierno se viene aprendido". 

En este apartado todos los candidatos se aplicaron a la hora de recitar cifras y estadísticas. Y si en algo estuvieron de acuerdo Unidos Podemos, PSOE y Ciudadanos es en que la política económica del PP ha sido errónea. Como haría después en el apartado destinado a la regeneración democrática, Iglesias supo traducir mejor a casos concretos la frialdad de los datos. "Cuando las cosas no funcionan, hay que cambiarlas", señaló vacunándose contra la queja de Rajoy de que sus rivales políticos quieren cargarse todo lo que él ha hecho en estos cuatro años.

En el plano económico, Iglesias metió a PP y Ciudadanos en el mismo saco. Llamó a Rivera "escudero" de Rajoy y le ninguneó al señalar que "entre la copia y el original", él se quedaba con el PP.

En materia de políticas sociales Rajoy también estuvo muy solo defendiendo que ha sabido mantener a flote los pilares del estado de bienestar. Se empeñó en que si gobierna de nuevo no habrá recortes recurriendo al giro argumental de que eso va a ser posible porque va a seguir creciendo el número de trabajadores en España. Pero no pudo negar los recortes ya realizados con los que le atacaban sus contrincantes.

En materia de pactos, nada nuevo sobre las posiciones iniciales de cada partido. Los participantes de este debate volverán a verse las caras a partir del 27-J. Pero ya no será en un plató, sino en las negociaciones para la formación de Gobierno. Si nos atenemos a sus palabras, y en esto sí estuvieron de acuerdo, no habrá unas terceras elecciones.

Así te hemos contado el debate

LA AUTORA Correo Electrónico
Relacionados


10 Comentarios
  • 32 Charlie 15/06/16 11:20

    El problema no es lo que diga pedrito , ya sabemos como es; ya nos enseño la patita. El problema es que se creen que somos idiotas y hay que darles en los morros a ver si aprenden de una vez . No teneis un cheque en blanco , soys meros intermediarios nada mas . esto que esta haciendo el pxxe es aplicar la teoria de goebels " una mentira repetida muchs veces se hace verdad . Dan pena

    Responder

    Denunciar comentario

  • 31 cazallero 15/06/16 11:12

    la gran incognita sobre la posicion del P,,E despues de las elecciones la acaba de despejar Jorge Sevilla, diciendo que apoyaran al que tenga mayoria parlamentaria, lease PP-Ciudadanos, este economista se ha posicionado como era de esperar por aquellos que hemos seguido su trayectoria

    Responder

    Denunciar comentario

  • 30 joanose 15/06/16 07:35

    Socialista desde 1949 dijo..
    En España hay muchos socialistas, pero el partido que los representa, PSOE, hace años que ya no lo es. Mantiene a veces sus políticas sociales que lo elogian, pero ya hace años que optó por políticas económicas de cariz neoliberal. Pactar primero con la derecha neoliberal de Ciudadanos para después 'invitar' a Podemos a sumarse, es un ejercicio de cinismo. Pedro Sánchez, y el PSOE, sabían con quien se aliaban y ahora están atrapados ahora en ese error. Se ha demostrado que la línea de la derecha (en cuanto a políticas económicas neoliberales) ahora empieza en el PSOE e incluye a Ciudadanos y PP. una lástima. Los votantes socialistas de corazón no lo tienen fácil ahora, porque sus siglas les pesarán mucho, pero sus hechos les estarán doliendo aún más.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 29 Laniebla 15/06/16 00:03

    A mi ya me da verguenza escuchar a Sanchez decir que Iglesia esta de la mano de Rajoy y bla bla bla. Verguenza. Sanchez a pactado con c's que es la unica via que le a dejado su partido. Y en el debate ya se vio que estaban juntos contra los demas. ¿En serio este es el partido que fundó el primer Pablo Iglesias? Porque yo lo veo a un paso de la gran coalición claro que sin Rajoy que es lo que pide c's.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 28 imagina.Spectra 14/06/16 23:46

    Ayer me cansé de oir continuamente los mismos argumentarios, resabidos, desapasionados y soporíferos, así es que a medio debate  me busqué un canal con algún bodrio-film para dormirme definitivamente. Aún tuve tiempo de oír varias veces al señor Sanchez decir que Rajoy está aún gobernando por culpa del señor Iglesias. Todos pudimos ser testigos de las negociaciones anteriores y lo que yo vi, alguien más lo vería, es como le exigía al señor iglesias que le dejara gobernar, sin contrapartida alguna, echándole en cara que Podemos quería algún ministerio, y claro "ellos no estaban dispuestos a negociar con estos mindundis ningún ministerio, que se habrán creído estos advenedizos de Podemos, ya lo tenemos negociado con Ciudadanos". Su reiteración torticera y mentirosa de ayer le hizo perder el debate y le va hacer perder las elecciones. Y, creo que, todo por el cerrilismo en que lo ha encerrado la derecha de su partido. Me alegraré, últimamente el PSOE ni es de izquierdas, ni es de fiar, ni siquiera me cae bien ya.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 27 vimon 14/06/16 22:04

    Sigue y sigue Pedrete insultandonos a todos los que lo oimos. erre que erre echandole la culpa a Pablo de que el no este de presidente, sigue queriendonos creer que 130 es mas que 160, ahora se ve en un problema MUY GRAVE PARA EL, por su cerrajon y de sus consejeros, despues del 26J se vera en la obligacion de abstenerse para que gobiernen PP. y Ciudadanos, el y toda la tropa que dirige el PxxE, incluidos los santones, convertiran a ese partido de tantos años de historia en una colilla como paso en la Grecia que tanto mencionan.Por cierto, ninguno de los partidos mayoritarios en España,nin guno, es ni socialista ni comunista, NINGUNO CUESTIONA EL CAPITALISMO, por eso me extraña tanto el cabreo de los partidos cuando Iglesias dijo que eran SOCIALDEMOCRATAS, pais,,,,,

    Responder

    Denunciar comentario

  • 26 Ysanmi 14/06/16 21:11

    BASTE dijo..
    Ganador claro Pedro Sánchez, tranquilo, sensato, creíble, con propuestas bien explicadas y comprensibles para la mayoría de los videntes en todos y cada uno de los temas que se trataban. Consiguió descolocar a Rajoy en varias ocasiones, se puso enfrente de Iglesias en varios momentos siempre guardando las formas y volvió a apostar por ganar las elecciones por el bien de todos nosotros. Lo de con quien negociar vendrá después y según cómo queden los escaños de cada uno.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 25 Aristarco 14/06/16 20:52

    El debate de ayer a cuatro, personalmente lo considero una pantomima, inventada como siempre por este poder dominante-asfixiante que nos cree imbeciles a todos los españolitos. El resultado fue más o menos el previsto, donde tambien los moderadores sabian donde tenian que cortar cuando algun candidato se saliera del texto. En fin toda una puesta en escena controlada hasta el final. Quiero señalar una actitud que si que me llamo la atencion, y por eso la pongo en comun con el resto de los que escriben en este espacio. ¿Porque Pablo Iglesias, no respondió al estribillo permanente del Sr. Sanchez de que habia sido culpa de podemos, el que no haya ya y ahora un gobierno progresista? Es evidente que ya sabia el equipo de Podemos, por donde iba a salir el Señorito de esta nueva marca del socialismo al modo IBEX35. Porque ni en una ocasion respondió. ¿era una estrategica estudiada? no querer en una fuerte confrontacion con Pedrito? Yo tengo mis duda si esa actitud le benficio ó no. ¿que os parece?

    Responder

    Denunciar comentario

  • 24 TOTOFREDO 14/06/16 20:43

    Lo peor que puede hacer un político es mentir, salvo en España, que por lo visto esta permitido, "porque el fin justifica los medios". Ayer y no será la última que lo oigamos, se volvieron a repetir las mismas payasadas sobre la financiación a Podemos, desestimadas en los juzgados, y se volvió a repetir el rollo machacón de Grecia, olvidando interesadamente que Grecia está como está por culpa de los partidos homólogos de PP-P$OE de Grecia, y que a Syriza le ha tocado intentar arreglar el desaguisado, pero después de conseguir el apoyo de los votos. Todo sirve para seguir perpetuando este "Estado de Desecho", mientras los trabajadores se siguen hundiendo y perdiendo derechos.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 23 BASTE 14/06/16 20:34

    El ganador fue Iglesias, claro,conciso, tranquilo ,directo y con la mirada al futuro,dejando prístino con quién está dispuesto apactar.Segundo puesto Raxoi,supo mantener su línea.Pedro y Rivera empatados en la cola, el primero diciéndo chorradas como la de la beca de Errejón,asunto minúsculo ante los que se estaban debatiendo(Eres,Gurtels..)y,a más inri,sobreseído por los jueces y el catalán pasado de vueltas,parecía el Inda con estética y pelo teñido.Pablo lo dejó claro: o PSOE+UP o el desastre vestido de cualquier forma,incluso con el traje de unas nuevas elecciones.

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre