Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Elecciones 26J

Unidos Podemos se desinfla al perder más de un millón de votos

  • La coalición liderada por Pablo Iglesias obtiene 71 diputados, los mismos escaños que consiguieron Podemos e IU por separado el pasado 20D. Y no consigue el 'sorpasso'. 
  • Desciende desde 6,13 millones de votos hace seis meses hasta 5,04 millones el 26-J

Publicada 26/06/2016 a las 19:05 Actualizada 27/06/2016 a las 13:13    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 99

El candidato de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, junto a Alberto Garzón e Íñigo Errejón.

El candidato de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, junto a Alberto Garzón e Íñigo Errejón.

EFE
Unidos Podemos y sus confluencias territoriales no logran desbancar al PSOE y seguirán siendo la tercera fuerza política del Congreso. Al 100% del voto escrutado, la coalición de Podemos e IU y sus aliados catalanes, valencianos y gallegos consiguieron un 21,1% de los votos y 71 escaños, los mismos que los obtenidos por Podemos, IU y las confluencias en las pasadas elecciones, cuando el partido morado y la federación liderada por Alberto Garzón se presentaron por separado. Desciende desde 6,13 millones de papeletas hace seis meses hasta 5,04 millones el 26J.

Pese a que las encuestas pronosticaban un sorpasso al PSOE en votos, los socialistas resisten y Unidos Podemos no consigue consolidarse como la principal fuerza de la izquierda en España. La coalición ha perdido nada menos que 3,2 puntos y un millón de votos con respecto a la suma de Podemos, las confluencias e IU el pasado 20D, y el bloque de la izquierda –conformado por 41 diputados de Podemos, cuatro de IU, 12 de En Comú Podem, otros cinco de En Marea, nueve de À la valenciana y los 85 del PSOE– suma 156 escaños, trece menos que el conformado por PP y Ciudadanos. 

Aunque en esta campaña electoral no han hecho tanto hincapié como el 20D en ello, los 26 diputados de las tres confluencias territoriales volverán a intentar formar grupos separados en el Congreso, si bien la decisión dependerá en gran medida de las mayorías que se establezcan en la Mesa de la Cámara baja. En cualquier caso, dos de estas coaliciones tienen de nuevo un gran rendimiento electoral: En Comú Podem ganó de nuevo las elecciones en Cataluña con 12 escaños y el 24,51% de los votos, prácticamente los mismos datos que en diciembre; y À la valenciana –la alianza de Podemos, Compromís e IU– se hace con el 25,4% de las papeletas y 9 sillones, cuatro décimas menos que Podemos y Compromís junto a Unidad Popular el pasado diciembre y los mismos escaños que en diciembre.

En Marea, por el contrario, pierde uno de sus seis diputados y pasa de ser segunda a tercera fuerza superada por el PSOE, a nada menos que 20 puntos del PP –22,18% frente al 41,49%–. Confluencias territoriales aparte, los mejores resultados de Unidos Podemos se dan en País Vasco, donde el partido morado ya fue primera fuerza en diciembre y consigue volver a ganar las elecciones. En las tres provincias vascas, Unidos Podemos es la fuerza más votada y se hace con un total de seis escaños y un 29% de los sufragios, adelantando al PNV –que se queda con cinco actas– y obteniendo cuatro puntos y medio más que en los anteriores comicios.

Tercera fuerza en nueve comunidades

En otras tres comunidades, Unidos Podemos es segunda fuerza tras el PP. Son las mismas en las que Podemos lo consiguió en solitario en las pasadas elecciones: la Comunidad de Madrid –ocho diputados con el 21,23% de los votos–, Baleares –el 25,38% y dos actas– y Navarra –un 28,33% de las papeletas y dos escaños–. Estas tres autonomías, junto a Cataluña y Comunidad Valenciana, son las únicas en las que la coalición consigue dar el sorpasso al PSOE, si bien en Madrid la coalición pierde dos escaños y 4,9 puntos en relación a los resultados sumados de Podemos e IU el 20D.

Y es que en la gran mayoría de las comunidades, Unidos Podemos se ha quedado en el tercer puesto. Especialmente sangrante son los casos de Canarias, donde Podemos fue el 20D segunda fuerza en votos y donde la coalición pierde tres puntos con respecto a ese resultado y baja a la tercera posición; y Asturias, donde IU y Podemos sumaron por separado el 29,8% de los votos en las pasadas elecciones y donde ahora únicamente consiguen alcanzar el 23,78% de las papeletas, a un punto del PSOE.

En Andalucía, de igual forma, Unidos Podemos queda tercero a 13 puntos y nueve escaños del PSOE –18,56% de los votos y 11 diputados–. En Aragón la brecha con los socialistas es únicamente de cinco puntos, aunque la suma de Podemos e IU el 20 de diciembre consiguió un 24,7% de los votos y Unidos Podemos se queda en el 19,68%. La coalición es tercera fuerza también en La Rioja (16,58%), Cantabria (17,69%), Castilla y León (15,5%), Castilla-La Mancha (14,64%) y Extremadura (13,04%), donde obtiene su peor porcentaje de todo el Estado. Unidos Podemos sólo es cuarta fuerza en la Región de Murcia, donde obtiene el 14,39% de los votos.

Las principales ciudades tampoco han sido territorio fértil para Unidos Podemos. En Madrid, su gran feudo, la coalición ha mantenido el segundo puesto con el 21,18% de los votos, pero ha perdido casi cinco puntos con respecto a la suma de IU y Podemos en los anteriores comicios. En Barcelona, la otra gran capital, el resultado de En Comú Podem es mucho mejor y sólo pierde ocho décimas para alzarse con la victoria con el 25,68% de los votos, mientras que en Valencia se queda con el 27,09% de los votos, frente al 31,5% que obtuvieron por separado IU y la coalición de Compromís y Podemos.

El mismo batacazo se produce en Sevilla: las dos formaciones consiguieron por separado el 20 de diciembre un 25,15% de los votos, y en esta ocasión Unidos Podemos se tiene que conformar con el 20,99%. Pero, sin embargo, de entre las cinco grandes ciudades la mayor caída se produce en Zaragoza: IU y Podemos sumaron en los anteriores comicios el 27,72% de los votos, mientras que su coalición únicamente obtiene el 21,84%: casi seis puntos de caída.

Iglesias llama al PSOE pero rechaza a Ciudadanos

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, compareció cuando se había escrutado en torno al 70% del voto para ofrecer las primeras impresiones de los resultados. Con rostro muy serio, el dirigente del partido morado aseguró que los de Unidos Podemos "no son unos buenos resultados" ni los que la coalición "esperaba", y de igual forma sostuvo que estos "no son un buen resultado para España, en la medida en que retrasan un proceso de cambio que comenzó con el 15-M y que entendemos que es irreversible".

"En ocasiones los procesos de cambio no se dan de forma lineal ni a la velocidad que nos gustaría", lamentó Errejón, que sin embargo quiso aportar una nota positiva al plantear que el "espacio político" de Podemos "se consolida". "Seguiremos con la mano tendida y toda la disposición para que pueda conformarse un Gobierno de progreso para revertir las políticas del PP", señaló el número dos del partido morado.

Por su parte el candidato, Pablo Iglesias, compareció pasadas las once de la noche acompañado de los principales dirigentes de Podemos y flanqueado por Errejón y Alberto Garzón. Iglesias coincidió con su número dos al afirmar que los resultados "no son satisfactorios" y que Unidos Podemos tenía "unas expectativas diferentes", y se mostró preocupado por la "pérdida de apoyos del conjunto del bloque progresista". "Lo que hemos hecho es histórico y no tiene precedentes, pero esperábamos unos resultados electorales diferentes y nos preocupa que el bloque conservador haya aumentado apoyos", lamentó el candidato.

En cualquier caso, Iglesias rechazó que la confluencia haya tenido que ver en los malos resultados de Unidos Podemos y se mostró partidario de mantener unidas a las fuerzas a la izquierda del PSOE, a quien apeló a "trabajar" junto a la coalición para tratar de conformar un Gobierno progresista. El candidato, no obstante, cerró la puerta a su eventual dimisión: "Cuando uno ejerce una responsabilidad política tiene que estar preparado para ejercerla en los momentos más dulces y en los momentos menos dulces", sostuvo Iglesias, que de igual forma también negó que Unidos Podemos pueda firmar un pacto que incluya a Ciudadanos debido a sus "incompatibilidades programáticas".
EL AUTOR Correo Electrónico


10 Comentarios

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre