Los abusos de la banca

La manipulación del euríbor es la punta del iceberg de un problema que afecta a otros mercados

EEUU planea arrestar a un directivo español de JP Morgan acusado de ocultar la pérdida de 4.500 millones de euros

Los mercados financieros funcionan gracias a instrumentos que no se cuestionan. Hasta que se cuestionan. Entonces salta el escándalo. El ejemplo más reciente es la manipulación de los índices euríbor (Euro Interbank Offered Rate) y líbor (London InterBank Offered Rate) por parte de media docena de entidades. Es sólo la punta del iceberg. Esos índices sirven de referencia para millones de operaciones de millones de ciudadanos, perjudicados por la manipulación de lo más básico.

Bruselas ha impuesto una multa de 1.750 millones a media docena de entidades (Deutsche Bank, JP Morgan, HSBC, RSBC, Crédit Agricole y Société Générale) por la manipulación detectada en los índices. Pero es la punta de la montaña hundida. Las prácticas anticompetitivas se extienden a otros mercados, como el de carburantes o el de divisas. El complejo funcionamiento de los mercados lo favorece.

El economista Julio Rodríguez, de Economistas Frente a la Crisis, asegura que la investigación de más de dos años y la posterior sanción impuesta por la Comisión Europea a los bancos que han manipulado el euríbor demuestra "la necesidad de que, de vez en cuando, se analicen los indicadores cuya evolución determinan los beneficios de los operadores en el mercado". "Da la impresión", añade, "de que nos hemos acostumbrado a vivir con instrumentos que no cuestionamos".

Beneficios a cañonazos

Rodríguez, como otros muchos analistas, creen que la raíz del problema es la búsqueda de la eficiencia y el máximo beneficio, "aunque sea a cañonazos".  Esa idea es la que lleva a sostener al exbanquero en Wall Street William Cohan (autor de Money and Power) que en los próximos meses habrá muchos más acuerdos con entidades financieras que han cometido irregularidades y que quieren cerrar el desgaste de la vía judicial a cambio de pagar multas.

El iceberg de manipulaciones, según las investigaciones que están en marcha, afecta a los mayores bancos del mundo. No sólo en los índices de referencia hipotecarios, sino también en la negociación de los tipos de cambio de las divisas.

Una investigación desvelada por la agencia Bloomberg detallaba que operadores de grandes entidades aprovechan la falta de control para manipular los tipos de cambio de las monedas en el mercado spotspot (al contado). La manipulación afecta a transacciones por un valor de billones de euros. En un solo día, las transacciones con divisas superan los 3,5 billones de euros.

El funcionamiento del mercado de divisas, donde los tipos de cambio se siguen minuto a minuto y se cierran cada hora o cada media hora, propicia la picaresca. Los operadores conocen con antelación las órdenes de clientes importantes y las órdenes de las entidades para las que trabajan. La tentación de "cuadrar" posiciones para maximizar beneficios y/o evitar pérdidas a la entidad que les paga es alta.

Como consecuencia, el sistema de fijación de tipos de cambio (WM/Reuters), que utilizan los principales gestores de fondos del mundo para calcular cuánto valen sus activos en cada momento, está en cuestión. Lo investiga la Autoridad de Conducta Financiera Británica (FCA), que analiza el caso en colaboracion con los reguladores de todo el mundo, según confirmó su portavoz, Chris Hamilton.

Mínima variación, pero gran ganancia

Cualquier pequeña variación en los tipos se traduce en beneficios o pérdidas significativas. Un ejemplo: una variación del 0,02%, con una operación de 1.000 millones de euros puede traducirse, según recoge la información, en un beneficio de 200.000 francos suizos. Con un clic.

"El mercado de divisas es como el salvaje Oeste". Así de contundente explicó el caso a Bloomberg James McGeehan, con 12 años de experiencia en el mercado antes de fundar FX Transparency LLC, una compañía que asesora en la compra y venta de divisas.

La situación en el mercado de carburantes no es mucho mejor. LaComisión Europea también mantiene abierta una investigación en el sector petrolero. Afecta al índice de precios de productos petrolíferos que elabora Platts (M-On-Close). Es un asunto delicado porque afecta al sector y a los consumidores.

El índice Platts es la base que se utiliza para los contratos de compraventa de crudo y de productos derivados y si las empresas logran manipularlo, logran alterar los precios finales. Eso es lo que trata de comprobar la Comisión Europea en una investigación que afecta, según han reconocido las propias empresas, a compañías como Shell, BP y Statoil. El índice de Platts es propiedad de la editorial McGraw Hill.

La lupa desplegada por las autoridades de EE UU, Reino Unido, EE UU y la Comisión Europea sobre el funcionamiento de los mercados ha acentuado la discreción de los afectados. Las entidades afectadas, como JP Morgan, no hablan y los intermediarios de los diferentes mercados bajo investigación quieren alejarse de los focos.

El 98% de los asesores externos del BCE representan al sector financiero privado

El 98% de los asesores externos del BCE representan al sector financiero privado

Más sobre este tema
stats