moción de censura

Iglesias responde a la ruptura de Casado con Vox: "Llega tarde. Usted depende del señor Abascal"

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante su intervención en la segunda sesión del debate de moción de censura.

Desde el primer momento, el Gobierno tenía claro que su respuesta en la moción de censura de Vox debía de ser un reflejo de un Ejecutivo de coalición y planteó que las respuestas las debían liderar el presidente del Gobierno (PSOE) —que se reservó el turno el miércoles— y el vicepresidente (Unidas Podemos). Pablo Iglesias solicitó hacer uso de la palabra en la mañana de este jueves, tras escuchar el duro discurso de Pablo Casado (Partido Popular) contra Santiago Abascal (Vox), que vino a confirmar que los conservadores votarán 'no' y que, por tanto, la extrema derecha saldrá de la Cámara como entró el miércoles: sólo con el respaldo de sus 52 diputados.

"Ahora sí que ha comenzado la moción de censura, señor Casado. Ahora sabe usted que es una moción de censura contra usted, no contra el Gobierno", arrancó el líder de la formación morada en alusión a la competición PP-Vox por liderar el espacio de la derecha.

Pablo Iglesias aplaudió el discurso de Casado. Le pareció "brillante", según dijo. Pero fue muy insistente en que "llega tarde". Y en que en Europa saben que todas sus posibilidades de llegar al Consejo de Ministros pasan porque lo haga de la mano de la extrema derecha. "Y eso, en Europa no gusta".

A diferencia de lo que hizo Sánchez, Iglesias sí aprovechó para meter en la misma ecuación que a PP y Vox a Ciudadanos. Y advirtió de lo mismo que advirtió a Casado a Inés Arrimadas, líder del partido morado. "Usted [insitía a Casado] y la señora Arrimadas están perdidos" porque, recuperó de nuevo la idea de las instituciones europeas, en Bruselas saben que "son la puerta de la entrada de la ultraderecha".

"Dieron oxígeno al monstruo y ahora el monstruo les está devorando", advirtió PP y Cs.

A ojos del vicepresidente, Casado "Vox se equivoca cuando les llama derechita cobarde". Para argumentar esta reflexión, Iglesias recordó el uso del Ministerio del Interior contra los adversarios políticos del PP en la etapa en la que Mariano Rajoy estaba al frente del Gobierno.

La soledad de la extrema derecha

Con la negativa de Casado, Abascal verá cómo su iniciativa fracasa de forma contundente al no conseguir más que los apoyos de su propio grupo: 52 diputados.

El debate de la moción de censura comenzó el miércoles 21 de octubre con la intervención del diputado del grupo parlamentario firmante de la moción, Ignacio Garriga, que expuso los motivos de la iniciativa parlamentaria. A continuación, fue el turno del candidato propuesto en la moción a la Presidencia del Gobierno, Santiago Abascal, un discurso en el que evitó concretar su programa de gobierno con la excusa de que el fin último de su moción es convocar elecciones generales.

Tras él, tomó la palabra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Este intercambio con Abascal fue la única ocasión en la que intervino el presidente del Gobierno, aunque podría haber tomado la palabra en cualquier momento del día.

El turno de fijación de posición de los grupos parlamentarios arrancó, tras un breve parón, a las 15.00. Por el Grupo Parlamentario Mixto tomó la palabra Tomás Guitarte, de Teruel Existe; Isidro Oblanca, de Foro Asturias; José María Mazón, del Partido Regionalista de Cantabria (PRC); Carlos García Adanero, de UPN; Pedro Quevedo, de Nueva Canarias; Ana Oramas, de Coalición Canaria y Albert Botran, de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP). A continuación, intervino Mertxe Aizpurua, portavoz del Grupo Euskal Herria-Bildu; Aitor Esteban, portavoz del Grupo Vasco (EAJ-PNV); la portavoz del G.P. Ciudadanos, Inés Arrimadas y los representantes del Grupo Parlamentario Plural, Néstor Rego, del BNG; Joan Baldoví, de Compromís; Íñigo Errejón, de Más País; y Laura Borrás, de JunstXCat. El debate finalizó con las intervenciones del portavoz del Grupo Republicano, Gabriel Rufián, y de Montserrat Bassa, diputada de dicha formación política.

La jornada terminó al filo de las 21.00 horas sin que Abascal recogiera un solo apoyo, como parece sentenciado para este jueves en una votación prevista a partir de las 13.00 horas.

Casado declara la guerra a Vox y acusa a Abascal “de ser la pinza de Sánchez”

Casado declara la guerra a Vox y acusa a Abascal “de ser la pinza de Sánchez”

Más sobre este tema
stats