Crisis en el PSOE

El nuevo rumbo del PSOE provoca un goteo de críticas en Andalucía

Susana Díaz pide “reconstruir” el PSOE “desde la oposición”

La abstención para hacer presidente a Mariano Rajoy (PP) y evitar así unas terceras elecciones escuece en el PSOE de norte a sur y de este a oeste, aunque esta opción se ha abierto paso con el argumento de que es la menos mala y es previsible que el Comité Federal le dé luz verde el domingo. Este cambio de rumbo con respecto al "no es no", que ha requerido de la forzada dimisión de Pedro Sánchez como secretario general tras una cruenta batalla orgánica retransmitida en directo, ha tenido uno de sus principales artífices en el PSOE andaluz, liderado por Susana Díaz. No obstante, la principal federación del partido, que a raíz de la salida de Sánchez ha ganado aún más poder e influencia, no es ni mucho menos monolítica. La práctica unanimidad que Díaz logró en el último comité director andaluz, celebrado en pleno frenesí de la crisis interna, no tiene una traslación directa a todos los escalafones del partido.

Un continuo goteo de críticas y expresiones de descontento evidencia malestar en diversas asambleas. En Dos Hermanas (Sevilla, 131.000 habitantes), el municipio de mayor población en el que el PSOE tiene mayoría absoluta de Andalucía, los militantes aprobaron el 13 de octubre por aclamación una resolución en la que reclaman una consulta no vinculante a la militancia sobre la posición ante la investidura y un congreso federal extraordinario antes de que termine el año (con primarias para elegir al secretario general). Es decir, exactamente la posición contraria a la que defiende la gestora que preside Javier Fernández y de la que es portavoz el andaluz Mario Jiménez. El alcalde de Dos Hermanas, el histórico Francisco Toscano, es uno de los principales –en realidad escasos– críticos a Susana Díaz. La asamblea de Dos Hermanas es una piña en torno al veterano regidor.

Dura resolución en Cádiz

Más dura aún es la resolución aprobada en Cádiz (120.000 habitantes) el miércoles por la noche. El texto "rechaza el gravísimo y lamentable espectáculo que se dio el pasado Comité Federal", pide a la gestora un congreso federal urgente, "exige" primarias para elegir al secretario general, "exige" que el PSOE vote "NO" (con mayúsculas) a Rajoy y que en caso de plantearse el cambio de sentido del voto se haga "mediante consulta vinculante a la militancia". La resolución tuvo 80 votos a favor, tres en contra y tres abstenciones, según el PSOE local. Votó a favor el secretario local, Francisco González, que también es portavoz municipal y cuyo liderazgo está en cuestión. "No es un acuerdo contra la dirección regional ni contra Susana Díaz. Es una expresión del sentir de la militancia", apunta oficialmente el entorno de González.

A la asamblea de Cádiz acudió el senador Francisco Menacho, secretario de política municipal de la Ejecutiva provincial y miembro del comité Director del PSOE de Andalucía. La posición que defiende Menacho fue claramente derrotada. Irene García, secretaria provincial del PSOE de Cádiz, afirmó este jueves que la posición "legítima" de "estos 80 compañeros" no refleja "el sentir mayoritario" de la militancia. La asamblea de Cádiz ciudad empezó a las 19.30 con unas 150 personas y acabó sobre las 23.00. Votaron 86, 80 de ellos a favor. Irene García recordó que en Cádiz ciudad hay unos 400 militantes. El PSOE ha perdido mucha fuerza en Cádiz, donde fue tercero en las municipales de 2015.

División en la asamblea de Jerez

En Jerez de la Frontera (Cádiz, 213.000 habitantes), donde el PSOE sí gobierna, se celebró una asamblea el lunes en un ambiente de disputa interna. Hubo "divergencia de opiniones", señalan escuetamente desde el PSOE local. No obstante, otros miembros del PSOE de Jerez señalan que hubo "una mayoría de voces por el no a Rajoy" entre la militancia de base, mientras que fueron cargos orgánicos como Araceli Maese y Francisco Pizarro (uno de los 17 que dimitieron de la Ejecutiva para forzar la salida de Sánchez) los valedores de la postura oficial.

Un grupo de militantes críticos no pudo entrar, por no estar adscritos a la agrupación jerezana tras haberse dado de baja y luego de alta. "De 50 que entraron, tenemos 40 firmas" para la petición de un congreso federal extraordinario con primarias, señala a infoLibre uno de estos críticos, José Carlos Ramos, que fue candidato en primarias al liderazgo del PSOE local en 2014. "En todos los municipios los cargos orgánicos están haciendo rutitas catecumenales para explicarnos cómo son las cosas y que digamos 'sí, bwana'. Pero no todos tiramos de argumentario", añade Ramos.

Reuniones en cada municipios

El PSOE andaluz recuerda que en un contexto tan extraordinario como el actual lógicamente hay asambleas, reuniones en las casas del pueblo y debates en todos los municipios de Andalucía. Las asambleas se celebran sin necesidad de informar a las direcciones provinciales. La respuesta oficial de éstas es que no hay constancia de cuántas se celebran, con qué formato o si aprueban o no resoluciones. Socialistas que apoyan y critican la actual línea del partido coinciden, consultados por infoLibre, en que el debate está vivo, pero en que la gran mayoría de militantes y agrupaciones están optando por un perfil discreto.

En las direcciones regionales y provinciales existe el convencimiento de que en los movimientos críticos hay más ruido que nueces. El motivo: las asambleas que se posicionan contra la abstención (bien con resoluciones oficiales o con una mayoría de intervenciones) lo publicitan a través de canales oficiales o de militantes, dando así una impresión de mayor magnitud que la real.

Rechazo a la abstención en Fuengirola

No obstante, el goteo está ahí. La asamblea local de Fuengirola (Málaga, 78.000 habitantes), informó en un comunicado de su acuerdo por el no a Rajoy en términos muy duros, abriendo la espita del debate en la provincia.

"Ni con el voto favorable ni con la abstención debe propiciarse un gobierno salpicado por la corrupción y antisocial, que tanto sufrimiento ha traído durante estos durísimos años de gobierno del PP, provocando las mayores desigualdades de nuestra historia reciente", acordó la asamblea local extraordinaria.

Controversia en Almería

En Almería la asamblea local de la semana pasada, que duró seis horas, registró una mayoría en el número de intervenciones a favor de mantener el "no" a Rajoy y de un congreso extraordinario con primarias, según publicó el secretario local, el ex alcalde Fernando Martínez, en su muro de Facebook. Defensores de la abstención en Almería publicaron un escrito en el que recordaban que no se había sometido ningún texto a votación y subrayaban: "Somos unos 800 afiliados en la ciudad de Almería de los cuales asistimos, siendo generosos, unos 120 militantes a la 'asamblea informativa' (figura que no existe en nuestros estatutos). De ellos intervenimos unos 35".

La división de opiniones se extiende a la provincia de Almería, donde las agrupaciones más fuertes se mantienen firmes en el rechazo a Rajoy, según un repaso realizado por el periódico La voz de Almería recogiendo declaraciones de dirigentes locales.

Firmas por el congreso extraordinario en Granada

El secretario local del PSOE de Granada (236.000 habitantes), José María Rueda, afirma que ha entregado 200 firmas, del total de 750 militantes, al alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez. Éste asegura que tiene opciones de reunir firmas de la mitad más uno de los militantes del país para forzar un congreso extraordinario con primarias. Este periódico ha intentado contactar con el regidor de Jun para conocer sus apoyos concretos en Andalucía y la evolución de la recogida de firmas, sin éxito.

"Como secretario local recojo el sentir mayoritario de mi agrupación. Yo firmé de los primeros y sin mucho ruido, pero es la militancia la que me ha llamado porque muchos querían firmar", asegura Rueda para explicar su entrega de firmas. Su posición, que siente "legitimada por la posición de los compañeros en asambleas y reuniones desde enero", es la de "pedir que se dé la voz a la militancia". "Yo reivindico la buena cabeza de los militantes de este partido. Se está actuando como si fuéramos a votar con las vísceras, cuando en este partido lo que hay es gente racional que sabe lo que hace". Y deja caer: "En ninguna asamblea se ha visto un espectáculo como el que se dio en el Comité Federal".

Asamblea impugnada en Alcalá de Guadaíra

En Alcalá de Guadaíra (Sevilla, 74.845 habitantes), una de las grandes alcaldías socialistas en la provincia, la asamblea votó en contra de la investidura de Rajoy. El punto no estaba en el orden del día y se abordó a última hora, por lo que la asamblea ha sido impugnada. "La votación se hizo a última hora, cuando la mayoría se había ido. No tenía garantías", señalan desde el PSOE de Sevilla, donde subrayan que el caso no es similar al de Dos Hermanas. La dirección está convencida de que la decisión de Alcalá se anulará.

En Sevilla capital, donde el PSOE tiene su mayor Alcaldía de España y donde hunde sus raíces políticas Susana Díaz, el mayor sobresalto para los defensores de la posición oficial se produjo en la agrupación Sur. Considerada por el PSOE de Sevilla "una agrupación complicada", acudieron a la asamblea Fernando Rodríguez Villalobos, veterano e influyente presidente de la Diputación y del PSOE de Sevilla, y el secretario de Organización local, José Muñoz, para estar encima de los acontecimientos. Finalmente se llegó al acuerdo pactado de exigir la convocatoria de un congreso (no la celebración) antes de final de año, entre otros puntos. Nada comprometedor, aunque otra vez se puso de manifiesto la existencia de elementos descontentos. Hubo quien intentó sacar adelante una resolución similar a la de Dos Hermanas.

La dirección invoca la autoridad del Comité Federal

Juan Cornejo, secretario de Organización y número 2 del PSOE andaluz, expresa su respeto por el debate abierto en las asambleas, que considera sano y normal, y se muestra convencido de que al final se acatará lo que establezca el comité federal. "Cuando los socialistas estamos ante una situación importante, debatimos. Afrontaremos esta situación con garantías y seguridad. La gran mayoría decidiremos con diálogo y debate una posición que defenderemos todos los socialistas en el país", señaló en rueda de prensa.

En la misma línea se expresó el secretario provincial de Huelva, Ignacio Caraballo, que aseguró que en su provincia existe un debate, prueba de que "el socialismo está vivo", pero que la decisión final corresponde al Comité Federal. El líder provincial de Jaén, Francisco Reyes, también ha pedido "respeto" al máximo órgano socialista entre congresos.

Malestar, pero no lo lío

Hay voces que aceptan que hay malestar en el partido, pero que prevén que no pasará a mayores. "La mayoría de los militantes están cabreados, tanto por tener que apoyar ahora a Rajoy como por las formas con que se ha hecho todo. Pero no están por montar un lío. Al final la militancia es muy disciplinada", señala un ex dirigente municipal, ahora en tareas institucionales. Y añade: "Después del comité director el partido sí va a tener que hacer mucha pedagogía, desde las direcciones regionales hasta las provinciales y las locales. La gente está esperando explicaciones claras".

"Hay asambleas locales, que yo lo he visto, en que la gente acaba llorando de rabia por la idea de votar a Rajoy, pero eso no significa que no se vaya a acatar lo que diga el Comité Federal", señala un miembro del comité director, que añade: "Es más, Dos Hermanas, que se ha puesto como ejemplo de descontento, es a la vez muy crítica pero también muy leal. Ya verás su actitud ante lo que diga el Comité Federal". Varios opinan que los movimientos críticos pueden ser más indicativos de futuras posiciones ante el congreso federal que de maniobras presentes para oponerse a lo que decida el Comité. Movilizar agrupaciones a última hora contra los planes de la gestora tiene la dificultad añadida de que no se puede alterar el orden del día de las asambleas extraordinarias.

Pedro Sánchez pierde el Comité y dimite

Más sobre este tema
stats