Dos miniseries sobre el auge y caída de los fundadores de Uber y de WeWork

Cartel Super Pumped serie Movistar +.

Mas que como en una tendencia, aparecen como en un espejo dos series limitadas en las plataformas. Son tan similares en lo fundamental que parecen obra del mismo equipo o encargo de la misma productora, pero no es el caso.

Ambas muestran la vigencia del mito de Ícaro. En ellas sus protagonistas crean grandes empresas, se hacen multimillonarios en el camino, pero, debido a su ambición voraz, terminan estrellándose en su vuelo al éxito.

Su descenso a los infiernos es lo que diferencia a ambas propuestas. Parafraseando a Tolstoi, todas las empresas felices se parecen unas a otras, pero cada empresario se hunde a su manera.

Expulsados de sus propios paraísos

Super Pumped, en Movistar+ y WeCrashed, en Apple Tv, repasan el auge y caída de los creadores de Uber y WeWork respectivamente. Dos empresas con presencia en España. Los fundadores de estas compañías han terminado expulsados de ellas por sus propios accionistas debido a sus modos problemáticos de gestionar.

De ambas producciones se están subiendo episodios semanales. Super Pumped hasta completar seis mañana. WeCrashed llegará a los ocho. La primera se basa en el libro del mismo nombre en el que Mike Isaac, periodista de The New York Times, estudiaba lo ocurrido con Travis Kalanick, impulsor del servicio de movilidad urbana Uber.

Basados en investigaciones periodísticas

WeCrashed se ha convertido en ficción a partir del podcast de Bloomberg Technology sobre WeWork y sus fundadores, el visionario con aires de gurú Adam Neumann y su esposa, Rebekah Neumann. Adam desarrolló la empresa más destacada de espacios compartidos de oficinas.

En un periodo como el actual, que destaca por la abrumadora aceleración de los acontecimientos, estas series históricas cuentan lo que ocurrió hace apenas un pestañeo. Adam Neuman fue expulsado de WeWork en 2019, Travis Kalanick lo fue de Uber en 2017.

Casi fue ayer cuando las secciones de economía o los suplementos semanales contaban los hechos en presente y ya podemos ver la versión ficcionada de sus trayectorias.

El eufórico fundador de Uber

Super Pumped toma su nombre de una expresión de Travis Kalanick, el impulsor de Uber, super emocionado en castellano, que se convirtió en uno de sus gritos de guerra. Este estado de perpetua euforia le hizo poseedor de una confianza contagiosa a la hora de emprender su negocio.

Esa misma excitación le hacía cerrarse en banda ante cualquier consejo encaminado a que obrara con prudencia. Su gestión acumuló escándalos por crear un ambiente tóxico en el trabajo, ser tolerante ante los casos de acoso sexual a sus empleadas, por violaciones de la privacidad de sus conductores y usuarios y otras notorias malas prácticas.

Esta serie es obra de los guionistas Brian Koppelman y David Levien. El equipo que forman mantiene en activo otra serie, Billions, centrada en la cara oculta del negocio de las firmas de inversión.

Los momentos más inverosímiles son reales

Una de las diversiones de la serie que han creado es que cuanto más inverosímil es una anécdota, más posibilidades hay de que sea real y esté perfectamente documentada. Las meteduras de pata antológicas, la chulería, la indiferencia ante estrategias delictivas se pueden dar por probadas. Son verificables en internet.

Un problema de Koppelman y Levien es que, por si no fuera ya un reto exigente entender el desarrollo de los acontecimientos, no se privan de hacer reiterados chistes con referencias eruditas al mundo del baloncesto y del rock. Sacan del relato.

Por lo demás, son agudos observadores del mundo económico en el que nos movemos y saben encontrar ejemplos que ayudan a entenderlo mejor. Los aspectos formales de su serie también inciden en esta intención.

Recursos visuales originales para entender mentes disruptivas

En algunos momentos utilizan recursos típicos de redes sociales o de videojuegos que rompen la narración lineal. Quieren recordar a la audiencia que sus personajes son innovadores, que ven las cosas de otra manera, y lo estimulante y arriesgado que puede contener su actuación.

Por ejemplo, Travis Kalanick se preciaba de ser uno de los mejores jugadores del mundo de tenis en la consola Wii. ¿Por qué el mapa del mundo en el que planeaba la expansión de Uber no iba a ser en su mente como un juego digital?, se pregunta Levien.

Cameo de Tarantino, interpretación de Uma Thurman

Uno de los recursos de los que han dispuesto es la ocasional voz en off que corre a cargo de Quentin Tarantino. Les pareció que sería un puntazo que de pronto hablase, se lo pidieron y accedió. Si se trata de ponernos en situación sobre personas rompedoras en su mundo, quien mejor que el mítico director de cine.

En Super Pumped han contado con el protagonismo de Joseph Gordon-Levitt, acompañado por Kyle Chandler y con la colaboración de Uma Thurman en representación de Arianna Huffington. La cocreadora del Huffington Post fue asesora de Kalanick con una participación cada vez mayor en Uber como se muestra durante la evolución de la serie.

Jared Leto y Anne Hathaway, protagonistas oscarizados

Por su parte, WeCrashed cuenta con dos estrellas de cine con sus propios óscar como cabezas de cartel, Jared Leto y Anne Hathaway. Encarnan al creador de WeWork y a su inseparable pareja.

Su empresa consiste en el alquiler de oficinas compartidas. Pero su fundador, Adam Neumann, era tan derrochador con las palabras como resultó serlo con el dinero y según él y su esposa Rebekah iban a cambiar el mundo.

Un emprendedor auténtico, un retrato muy poco favorecedor

La historia está versionada por Drew Crevello y Lee Eisenberg. Este último reconoce que Neumann fue un motor creador real. Millones de metros cuadrados se transformaron en oficinas según sus planes y cientos de miles de personas los han empleado y siguen haciéndolo para trabajar.

Sin embargo, el retrato que se le hace en la serie es demoledor. Lo que publicitan como una historia de amor se transforma en pantalla en el romance de dos simples pretenciosos que encadenan una buena racha. En las dimensiones de las rachas de las grandes multinacionales, eso sí.

El pinchazo de una gigantesca burbuja

WeWork consiguió estar valorada en la fabulosa cantidad de 4.300 millones de euros, pero su constante crecimiento nunca conseguía que las cuentas cuadrasen. Cuando se iba a realizar una Oferta Pública Inicial, que obligaba a conocer la realidad concreta de la gestión, la verdad estalló dejando a la vista un disparate de números y el despilfarro delirante de Neuman.

Curiosamente, el principal inversor desplumado por esta gestión, también financió a Uber. Masayoshi Son es archimillonario gracias a su participación en Alibaba y Yahoo! entre otras iniciativas en las que ha visto multiplicado su capital. También es considerado una de las personas que más dinero ha perdido invirtiendo. En parte gracias al protagonista de esta serie.

Protagonistas odiosos, o no

Si el creador de Uber se muestra como un ambicioso desaprensivo, sin el menor remordimiento ante las condiciones laborales de sus conductores, las consecuencias para los taxistas, las leyes o la igualdad… los Neuman aparecen como unos charlatanes new age, que se las dan de ecologistas y resultan completamente cargantes.

Aunque eso siempre es subjetivo. El protagonista de la película Wall Street, Gordon Gekko, fue escrito como un antihéroe, como una denuncia, y terminó como ídolo de numerosos yuppies de los noventa y aún hoy.

Luis Medina y Alberto Luceño, investigados por llevarse seis millones de comisión por la compra de material sanitario para Madrid, poseen sendas sociedades mercantiles llamadas Gekko. Lo destaca en Twitter Miguel Montejo, concejal de Más Madrid en dicho ayuntamiento.

Información útil con forma de entretenimiento

Las dinámicas empresariales que se detallan en estas series ofrecen un conocimiento fascinante. Y al coincidir en su estreno multiplican el atractivo de acercarse a prácticas que se han establecido en algunos unicornios, las empresas valoradas en más de mil millones de dólares sin salir a bolsa. También para atisbar como han percibido los abusos cometidos su entorno, colaboradores, empleados, la prensa o los accionistas.

El equipo de Koppelman y Levien pretende seguir analizando unicornios en sucesivas miniseries. Ya han anunciado que su próximo objetivo será Facebook, otra vez a partir de la investigación de Isaac.

Han encontrado una gran veta. Conocer algo de estas empresas que acumulan un poder económico y una gestión de nuestros datos descomunales es casi una necesidad informativa como participantes de la sociedad en la que tanto influyen. 

‘The newsreader’, la serie que es mejor de lo que debería gracias al covid

‘The newsreader’, la serie que es mejor de lo que debería gracias al covid

Más sobre este tema
stats