Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Entrevista a la concejala de IU Ana Fernández

“Me pude ahorrar la palabra ‘asesino’, pero sigo pensando lo mismo”

  • Ana Fernández, concejala de IU absuelta de calumnias tras llamar al escritor gaditano "asesino", afirma que pudo "ahorrarse" el adjetivo, pero no rectifica
  • "Si los escritores en las cunetas o el exilio hubieran podido seguir escribiendo, nadie conocería a escritores de segunda fila como Pemán"

Publicada 19/02/2016 a las 06:00 Actualizada 19/02/2016 a las 09:14    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 16

Imagen de la concejal de IU Ana Fernández.

Imagen de la concejal de IU Ana Fernández.

El 30 de julio de 2015 Ana Fernández acudió por primera vez como concejala, en representación de Izquierda Unida, al pleno del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera. Y será complicado que llegue a realizar una intervención de mayor repercusión en el futuro. Se debatía la retirada de un busto del escritor gaditano José María Pemán (1897-1981), colocado el 6 de diciembre (Día de la Constitución) de 2014 por la anterior alcaldesa, María José García Pelayo (PP), en la antesala del emblemático Teatro Villamarta.

Cuando se produjo la votación, los 11 concejales del PP se posicionaron en contra. "¿Es que la cultura tiene ideología?", preguntó retóricamente durante el debate el portavoz del PP, como si la Escuela de Frankfurt no hubiera argumentado ya que por supuesto que sí, que la cultura sí tiene ideología. Los dos concejales de Ciudadanos se abstuvieron en tan espinoso tema. Pero los siete del PSOE, que ostenta ahora la alcaldía, los cinco de Ganemos y los dos de IU votaron quitar el busto. Suficiente para una mayoría.

Quien con más vehemencia justificó su posición fue Ana Fernández, que realizó una intervención en la que a Pemán le acabaron cayendo tres adjetivos: "fascista", "misógino" y "asesino". Los cinco hijos del escritor –María del Dulce Nombre, Mercedes, Cristina, María José y José María Pemán Domecq– presentaron una denuncia a través del potente bufete Cosano. El delito: calumnias. Su pretensión era que Fernández se retractase, para lo que fue citada en una acto de conciliación ante el juzgado. Fernández, ya imputada por calumnias, mantuvo sus afirmaciones. Es más, su empeño en defender su posición contribuyó a abrir espacios de debate retrospectivo sobre la figura de Pemán, de quien ha aflorado la constancia de su cobertura ideológica a la depuración de maestros republicanos, así como su clara labor propagandística a favor del régimen dictatorial resultante de la guerra. Pemán no cometió ningún asesinato ni durante ni tras la guerra.

Este jueves, tal y como adelantó infoLibre, el juzgado de instrucción 2 de Jerez ha dictado auto de sobreseimiento del caso con el siguiente argumento central: "El ofendido por las expresiones vertidas es el fallecido, sin que sea posible apreciar que deben considerarse ofendidos los hijos porque implícitamente se les está llamando hijos de asesino o hijos de fascista". Es decir, los hijos no están legitimados para la defensa que pretendían hacer de la memoria de su padre en sede judicial. El auto no entra pues al fondo del asunto. Y el asunto es –al menos en parte– la libertad de expresión y el derecho al honor, pero también el blanqueamiento biográfico de determinados santones de las letras.

Fernández, de 30 años, se encuentra en Madrid, donde trabaja como asistente de producción del espectáculo Arte nuevo (un homenaje), que se estrena precisamente este jueves por la noche en el Teatro Español. Contenta por las noticias (le pedían 24 meses de prisión), agitada por el revuelo mediático y político y bastante liada con el trabajo, saca un rato para esta entrevista telefónica.

PREGUNTA. ¿Hace una valoración política del auto?

RESPUESTA.
Se ha hecho justicia en un proceso que no debería haber tenido lugar. Y ha sido un logro de la lucha en defensa de la ley de memoria histórica, de la lucha de la Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez. Yo hice una intervención libre, expresando una opinión, en un debate democrático. Todo esto no debería haber pasado. Personalmente estoy contenta, por supuesto. No ha sido plato de gusto. Han sido meses duros y estresantes, aunque con el apoyo de la familia, los amigos, el partido, gente que nos apoyaba... Y con algo positivo: se ha conocido algo mejor al verdadero José María Pemán, un personaje histórico dulcificado por la desmemoria.

P. ¿Por la desmemoria o por el talento literario? ¿Puede separarse la dimensión política de una persona de la literaria?

R.
Creo que no. Además... Pemán, en mi opinión, fue un escritor conocido por ser alguien apoyado y protegido por un régimen. Si no, no lo conocería nadie. Fue un escritor mediocre, afín a una ideología que lo llevó a tener cierta fama. En Filología Hispánica [estudios universitarios que cursó Fernández en Sevilla y Granada], Pemán no se da. Si todos los escritores que acabaron en las cunetas o en el exilio hubieran podido seguir escribiendo, autores de segunda como Pemán, que en mi opinión es mediocre, no serían quienes son, ni tendrían ese reconocimiento. Nadie lo conocería.

P. ¿Qué pasó el día de aquel pleno?

R.
Todo empezó cuando nos llegó la moción de la plataforma. Decidimos llevarla al pleno ordinario. Y estuve documentándome, preparando la intervención...

P. ¿Qué leyó?

R.
Poema de la bestia y el ángel, artículos suyos en ABC, Arengas y crónicas de guerra...

P. Leyó de él, entonces. ¿Y sobre él, escrito por otros?

R.
También. Está claro dónde estuvo y qué defendió, muy claro. Y he leído más a posteriori. Lo que explican de él [Paul] Preston, [Francisco] Espinosa, historiadores muy importantes... Yo preparé la intervención. Y siempre digo que lo que dije fue con total inocencia, sin ánimo de atacar su memoria, ni de ofender a su familia. Lo definí. Inocentemente. Sin esperar una respuesta así. Sin vísceras, como he leído luego a los que dicen que la izquierda quiere abrir heridas. Para nada. Definí a este señor como tal, por lo que se sabe de él. Y lo expliqué, aunque todo eso nunca se publica, sino sólo cosas sacadas de contexto, recordando lo que decía en los micrófonos de Radio Jerez ["Esta guerra además de necesaria era conveniente… Pero el Dios de los Ejércitos nos ha hecho a tiempo el generoso regalo de un supremo dolor… Y de pronto, para que abramos los ojos, Dios nos ha mandado la suprema lección de una guerra"]. Él señalaba a maestros y maestras que eran luego depurados, o exterminados. Definí a un personaje histórico.

P. Los tres adjetivos, "fascista", "misógino" y "asesino", sí los dijo.

R.
Sí, sí.

P. El término más controvertido es "asesino".

R.
Es el que más ha molestado a la familia... Él era miembro de la Junta Técnica de Burgos. Participó de todo un movimiento que está demostrado que ejecutaba crímenes de lesa humanidad. Estaba en los órganos del franquismo durante la Guerra Civil. Se animaba al exterminio del ejército rojo. El propio Pemán.

P. ¿Volvería a decirlo igual?

R.
Mmm, después de todos estos meses... Por una parte pequé de inexperiencia política. Era mi primer pleno. Pequé de inexperta, me vi en la vorágine... Podía haberme ahorrado la palabra asesino, pero sigo pensando lo mismo. Y hemos conseguido que se conozca la cara oculta de Pemán. Lo que sí tengo claro es que no me deberían haber denunciado. Fue un acto de represión y censura, un acto contra la libertad de expresión y la democracia. Yo defiendo toda mi argumentación.

P. ¿Ha recibido menos apoyos de los esperados?

R.
No, la verdad... Me ha apoyado gente de todas partes, de todo tipo, de todas las ciudades. He sentido mucho calor de compañeros y compañeras, de gente que no conocía de nada y se ha acercado. Creo que compartíamos que estábamos luchando por una causa justa.

P. La familia de Pemán afirma que estudia un posible recurso o la vía civil.

R.
No lo sé. Veremos.

P. ¿Ha tenido contacto con la familia en todo este tiempo?

R.
Nada, no. Ni siquiera con Juan Pedro Cosano, su abogado titular, sino con el segundo. Esto es una ofensiva que iba más allá de esta familia. Viene de la derecha más anclada en el pasado de Jerez, de la oligarquía jerezana. Son ellos los que llevaron al ánimo de esta familia el llevar el tema a sede judicial. Eso es lo que yo creo, pero no puedo estar segura.

P. El caso de los titiriteros, el de Rita Maestre, el coño insumiso de Sevilla, César Strawberry... ¿Comparte la impresión de que hay ahora más casos en los que se discute la libertad de expresión, al menos más sonados?

R.
Está claro. Se están multiplicando. El PP ha perdido mucho poder desde mayo del año pasado. Pero la derecha quiere seguir imponiéndose. Si no puede en las instituciones, por vía judicial. Como sea. Esto de los titiriteros es terrible. Criminalizar la ficción. Es que no tengo palabras. ¡Una ficción!

P. El nombre de Pemán sigue en posición privilegiada en Jerez.

R.
Claro. Tenemos un colegio con su nombre, que hay que cambiar. No sólo eso. Hay muchas calles con nombres franquistas. Seguiremos.
EL AUTOR


10 Comentarios

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre