Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



70ª MOSTRA DE VENECIA

Rugidos de León dorado para los ‘Perros callejeros’ de Tsai Ming-liang en Venecia

  • El cine oriental puede tener un nuevo galardón en la Mostra, el segundo para el director de Taiwan Tsai Ming-liang, por su melodrama de miseria familiar
  • Otro auténtico asunto de familia es lo que propone el francés Philippe Garrel con 'La jalousie', un melodrama de jóvenes actores que viven con lo puesto

NOTICINE / INFOLIBRE Publicada 05/09/2013 a las 17:35 Actualizada 05/09/2013 a las 18:03    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Tsai Ming-Liang, director de la película 'Jiaoyou'.  EFE

Tsai Ming-Liang, director de la película 'Jiaoyou'. EFE

El cine oriental puede tener un nuevo León de Oro, el segundo para el director de Taiwan Tsai Ming-liang, por su melodrama de miseria familiar Jiaoyou (Perros callejeros), presentado este jueves en la Mostra de Venecia, junto a otra muestra del mismo género, francesa esta vez, La jalousie (Los celos), de Philippe Garrell, y un divertido documental periférico de Gianfranco Rosi, Sacro Gra, lo mejor de la selección italiana este año. Esto se acaba y la sed de la obra maestra -sobre todo entre los incurables del cine de autor- parece haberse saciado en el lacrimógeno filme chino.

El malayo afincado en Taiwan Tsai Ming-liang, que ya ganara en 1994 un León de Oro aquí mismo con su película Ai qing wan sui (Viva el amor), obtuvo el más intenso apoyo de la crítica más sesuda en esta la penúltima jornada competitiva con otro drama de almas perdidas, Jiaoyou (Perros callejeros), la historia de un tipo miserable que se gana malamente la vida como "hombre anuncio" y malvive en una casa abandonada sin las más mínimas condiciones junto a sus dos hijos pequeños. La pena, las lágrimas (contagiosas), el intenso dolor por el abandono de la madre, expuestos con virtuosismo gráfico por el cineasta taiwanés, en una realización de radical variedad, que va de los largos planos secuencia al hipnótico plano fijo, han seducido a muchos hasta el punto de pedir anticipadamente el León alado.

En un gesto insólito para un director de festival, Alberto Barbera, el que se declara admirador del cine latinoamericano pero no programa ni un título en dos años, ya había avisado que en su opinión Jiaoyou era de lo mejorcito en la cosecha de este año, y la describió como un trabajo experimental "profundo" que hace que los espectadores encuentren "la densidad del mundo". Este ha sido el primero de los grandes festivales occidentales en rendirse a las cinematografías emergentes de Asia, especialmente la de la China continental, desde hace décadas, y no sería de extrañar que en efecto el film de Ming-liang esté el palmarés.

Otro auténtico asunto de familia es lo que nos propone el francés Philippe Garrel con La jalousie (Los celos), un melodrama de jóvenes actores que viven con lo puesto, protagonizado por su hijo, Louis Garrell (y también su hija, en un papel menor) e inspirado por una experiencia vital de su padre, Maurice Garrel, fallecido hace dos años. La cinta, rodada en blanco y negro, cuenta la historia de un hombre en la treintena, que vive en un minúsculo apartamento con una chica, como él actriz de teatro, y ocasionalmente les acompaña su hija, nacida de una relación anterior con una mujer de la que está separado.

Su nueva pareja, a la que ama apasionadamente, no consigue trabajo, a pesar de que él recurre a cuantos contactos puede para intentar ayudarla, en vano. Un día, a pesar de esos desvelos, ella le engaña y le abandona, mientras él es pasto de los celos. Luego intenta suicidarse, pero su torpeza hace que la bala en lugar de atravesarle el corazón le perfore el pulmón. Amor y dolor riman en este filme francés, muy francés, donde casi todo es extremo y trascendente.

La moda reciente de incluir documentales en los concursos de festivales tradicionalmente devotos de la ficción parece ganar adeptos. Desde luego no entre ellos el que suscribe. Puede llamar a engaño con el hecho de que por ejemplo el documental italiano Sacro Gra, de Gianfranco Rosi, se haya convertido en la más aplaudida de las tres representantes del país anfitrión en esta Mostra del 70 aniversario. Nadie discute que un documental sea bueno, incluso mejor que muchas cintas de ficción, pero estas últimas son otra cosa. Pero bueno, se ve que hay que juzgar a churras con merinas, y en este caso la cinta de Rosi, fruto de dos años viviendo en una roulotte junto a la autovía de circunvalación de Roma, es una divertida crónica real de unos personajes que podían haber sido inventados por un agudo guionista, aunque son fruto de la pura naturaleza... humana.

En su estancia en la zona, se ve que el documentalista italiano fue capaz de ganarse la confianza de este variopinto grupo humano, que va desde enfermeras a un noble de gustos kitsch, un excéntrico entomólogo empeñado en salvar unas palmeras de unas larvas criminales, un pescador de anguilas... peculiares personajes cada uno con su propia historia, que el realizador ha sabido resumir con agudeza.


Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre