Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Desde la tramoya

Matar a un niño y esconderlo tras las palabras

Publicada 25/07/2014 a las 06:00 Actualizada 25/07/2014 a las 10:33    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 19

Desde los años 50, tras la creación del Estado de Israel, los rabinos, los intelectuales, los periodistas, los artistas y los políticos del país, han puesto un esmero exquisito en el cultivo, el riego y la diseminación de determinadas palabras que permitan custodiar el relato milenario del pueblo judío. Ben Gurion, el fundador del Estado, se vinculó personal y activamente en esa tarea. Entendió algo que saben muy bien los padres y las madres de la patria, y que hace décadas dijo Benedict Anderson: que las naciones son "comunidades imaginadas", construcciones sociales. Requieren referencias a un origen común –quizá mítico– a unas características específicas –puede que étnicas– a una historia compartida, un enemigo con el que contrastar, unos héroes que admirar, una bandera que honrar, un himno que cantar...

En otras palabras, las naciones, todas ellas, son realidades inventadas. El pueblo judío también es una invención. Shlomo Sand, profesor de la Universidad de Tel Aviv e hijo de supervivientes del Holocausto, recorre precisamente ese proceso de creación en un libro muy riguroso y con título poco dudoso: La invención del pueblo judío. Nada que objetar. Está en la condición humana crear culturas, lenguas, tradiciones, ritos y liturgias para distinguirse del otro.

Pero a veces ese ejercicio colectivo es obsceno, y eso es lo que está pasando estos días en Gaza. Basta echar un vistazo a la cobertura que los medios israelíes están haciendo de los ataques contra la Franja, para indignarse ante tan despreciable tergiversación. Veamos, por ejemplo, el Jerusalem Post.

En el mundo inventado por los israelíes, los niños muertos que nosotros vemos no están. No hay familias palestinas hostigadas bajos salvajes bombardeos indiscriminados, ni casas ni hospitales ni aeropuertos ni centrales eléctricas destruidas. No hay referencias, como las que ve el resto del mundo al hacinamiento, el desempleo, la pobreza y la humillación a los que Israel somete desde hace 50 años a los palestinos, cuyo territorio ha ido invadiendo y ocupando y colonizando progresivamente, justificando la invasión con el retorno a una "Tierra Prometida" siglos después del éxodo según el mito bíblico.

Para el Estado de Israel y todos sus poderosos amigos, eso que vemos es la operación Margen Protector. Una operación militar, dentro de una larga "guerra" en la que "los terroristas" matan soldados israelíes que sólo se defienden. Palestina no existe en las crónicas, y menos aún los palestinos. Se dice que se han atacado unos 3.000 "objetivos terroristas". Con la excusa de que los "terroristas" esconden sus arsenales en las casas de la población civil, arrasan sin contemplación barrios enteros. Y si mueren civiles serán "bajas", efectos colaterales involuntarios por culpa de Hamás.

La desproporción del conflicto se percibe muy bien al leer la cobertura de los mismos acontecimientos en la prensa palestina. Por ejemplo, allí se celebra a lo grande la captura (el "secuestro" dirían al otro lado) de un soldado israelí. Lo celebran alegremente porque hace un par de años, Israel liberó a mil presos palestinos a cambio de la entrega de un solo soldado de Israel. En otras palabras, esa gente sale a la calle, entre cascotes y escombros (en pleno Ramadán, por cierto, crueldad adicional de los judíos, tan ortodoxos con sus propios ritos y tan displicentes con los del otro), porque de pronto para miles de familias se abre la esperanza de que entregando a ese soldado, quizá liberen a otros mil palestinos.

En las dos semanas de ataque brutal a Gaza, ha muerto un millar de personas inocentes, pero "sólo" dos decenas de soldados israelíes. Sin embargo, la prensa judía presenta el conflicto como la defensa propia de un país democrático que sólo quiere vivir en paz y protegerse de los terroristas.

Es probable que alguien de la embajada de Israel mande una nota protestando por este artículo, o que me llame por teléfono (ya he tenido alguna de esas amables conversaciones). Tambien es probable que ese alguien vuelva a aplicar el argumentario apelando por enésima vez al Holocausto, sugiriendo así sutilmente que al escribir yo estoy justificando la barbarie de aquel genocidio. Atenderé la llamada con todo respeto. Pero yo creo que ha llegado la hora de perder el complejo y de decir alto y claro que Israel está actuando de manera criminal y aplicándose sin pudor en una aniquilación salvaje del pueblo palestino.


10 Comentarios
  • 19 cm 29/07/14 15:18

    Muy bueno tu artículo y muy bien por rechazar "sugerencias" de asesinos. Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

  • 18 Nel 29/07/14 05:24

    Estoy de acuerdo con el contenido del artículo, en líneas generales. No me encaja lo de "ha llegado la hora de perder el complejo y de decir alto y claro..." Porque... ¿Significa eso que, antes, ese complejo existía? No veo el por qué, pero es sólo mi opinión. Aunque también es verdad que el articulista puede que no se refiriera a sí mismo al escribir la frase aludida, sino en general. Si es así, llevaría -incluso, también en ese punto- razón, ya que el tratamiento de los medios españoles, en general, al tratar el asedio-genocidio-terror-exterminio de Israel sobre los palestinos hacen gala de una hipocresía infinita, esa es la verdad. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 17 Nel 29/07/14 04:59

    Barañain dijo..
    Le sustituyo. Acabo de registrarme en infolibre. No. Mejor, le relevo. Es más propio -y justo-. Ya, ya sé que a usted no le parece mal que su patria sionista -que no judía, que es un término más amplio y menos funesto- lance misiles sobre escuelas, refugios-escuela de la UNRWA, domicilios particulares, parques y playas donde juegan niños (actividad dañina y altamente peligrosa para la integridad de Israel), ambulancias, periodistas o furgonetas de prensa debidamente identificados mediante su distintivo, ¡y hospitales! Todo esto, estas atrocidades que acabo de describir le parecen actos proporcionados, lógicos y llenos de civismo y generosidad por parte del "democrático" Estado de Israel. Pero se da la circunstancia de que a mí me parecen todo lo contrario: actos alevosos, tribales, incivilizados, violaciones del derecho internacional humanitario, etc., etc.; en definitiva, pura barbarie, pura maldad y acciones que, premeditadamente, buscan el exterminio de quienes los sufren. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 16 Paco de la Calle 27/07/14 22:01

    Lo mas importante del artículo, para mi, es que se denucia las presiones sobre los medios de comunicación y personalmente sobre los periodistas. El articúlo no dice solamente dice YA BASTA DE GENOCICIO SINO TAMBIEN YA BASTA DE PRESIONES Y AMENAZAS VELADAS, si amenazas que se reflejan en las llamadas sistemáticas al periodista. Por eso presenté mi solidaridad con el artículo dando mi teléfono y mi respetos a InfoLibre que nos permite acceder a estos hechos y opiniones

    Responder

    Denunciar comentario

  • 15 MOUCHO 26/07/14 20:38

    En primer lugar le honra atreverse con este artículo. Permítame un par de observaciones: Enmarcar la masacre actual, que el momento que escribo supera los 1000 muertos, en una creación nacional, insiste en la obsesión de los internacionalistas de responsabilizar a los nacionalismos de todo lo diabólico, en cuanto se les presenta la menor oportunidad. Los internacionalistas viven en un mundo de naciones buenas, no importa como hayan sido creadas, y cualquier intento de poner en cuestión el statu-quo es condenado por reaccionario. Salvo que tenga éxito y entonces se incorpora al "concierto de las naciones"... Los crímenes del estado de Israel, nada tienen que ver con el nacionalismo, son el resultado del poder económico y político inimaginables, a nivel mundial, de una mafia sionista vengativa que tiene atemorizados a los propios judíos. El silencio mayoritario  de la intelectualidad judía es clamoroso, por temor a enfrentarse a la maquinaria de propaganda mas poderosa que haya existido.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 14 Isadora 26/07/14 00:14

  • 13 Isadora 26/07/14 00:13

    Leí hace unos días que unos 100mil judíos se había manifestado en contra de las acciones de Israel, y me parecen pocos. No culpo yo a los judíos en general, pero si al Gobierno de Israel completo y a los que como Obama, miran para las elecciones del 2016, que mira tú por donde ya están en el "candelabro" Nadie levanta la voz contra estos "jodíos" judíos de m...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 12 Minhorano 25/07/14 16:18

    Realmente no puedo comprender como algunos de los descendientes de víctimas del holocausto pueden ellos mismos ponerse en el lugar de los nazis y a los palestinos en el lugar de los judíos. Me solidarizó con los judíos no defensores del sionismo y del estado de Israel que sienten vergüenza ante el gueto y el apartheid a que está sujeto el pueblo palestino.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 11 molete 25/07/14 15:59

    En su articulo habitual de los Jueves, Luis Arroyo lo tituaMATAR A UNH NIÑO Y ESCONDRLO TRS LAS PALABRAS",  Veamos.....Las Naciones todas ellas realidades inventadas, ell pueblo Judio tambien es una invenciòn,  pero en el Mundo inventado por los Israelies, los nniños muertois que nosotros vemos, no estàn, no hay familias Palestinas hostigadas bajo salvajes bombardeos, ni casa ni hospitales  son  destruidos, ¡ojo! no apubnremos nuestra ira contra el articulista, sololesn su articulo con atenciòn y saquen las cinsecuencias, oportunas, tambien se pueden oreguntar, esto tambien es un sinòninmo de "Frivolidadad" pyues a lo mejor, pero en cualquier caso la frivolidad sera compartida por todos nosotros tal que un vicio adquirido. ¿Cuando acabaremos con la Falacia acumulado  tras el paso de los años

    Responder

    Denunciar comentario

  • 10 molete 25/07/14 15:27

    Permitanme que antes del comentario de eds articulo de Luis Arroyo, les relate un extracto de dos Art- uno de Diario El Mondo, y otro del diario EL Pais, publicados ambos bajo el sinònimo de  "Frivolidad" Les supongo al corriente de lo que sucede en el noroeste de Nigeria, muchos de nosotros no sabemos siquiera donde cae el noroeste de esa poarte.  pero hemos descubierto a la Organizaciòn Yyhadista Boco Haram, y nos sentimos horrorizados ante el swecuestro  masivo de niñas, culpables,  segùn los terroristas, de acudir a la esuela, en nuestra indignaciòn decimos que alguien haga aklgo

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre