Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Plaza Pública

Las ausencias en el mensaje de Felipe VI

Publicada 25/12/2014 a las 19:43 Actualizada 25/12/2014 a las 20:08    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 2

El mensaje real de esta Navidad me ha parecido insuficiente por la ausencia de referencias a cuestiones que me parecían obligadas. Porque vivimos un tiempo muy duro para la ciudadanía y el país por la crisis económico-financiera, la de las instituciones políticas y la pérdida de importantes valores cívicos.

Me ha extrañado, pero sólo en parte, la "bondad" de algunos análisis y valoraciones de portavoces de los grandes partidos estatales. Y no se trataba de poner nota a la persona del nuevo rey sino de esperar de la Jefatura del Estado –una institución con buenos asesores y politólogos– un discurso valiente e innovador que planteara posiciones realmente conectadas con la defensa del interés público al que él aludía.

Decir lo previsible sin cometer errores, referirse a lo políticamente correcto de acuerdo con un análisis que sobrevoló los graves problemas que atraviesa un País con los consensos rotos, denunciar con rotundidad la corrupción de la política –pero sin citar la corrupción privada y empresarial– no es suficiente. Las palabras se me quedaron cortas.

Los motivos de mi posición crítica al mensaje real parten de la ausencia de referencias a las siguientes cinco grandes cuestiones: 

- Los graves desequilibrios de la economía, consecuencia de una política neoliberal de recortes que ha provocado la debilidad del Estado del Bienestar, el incremento de la desigualdad y la mayor concentración de la riqueza.

- El fraude y la elusión fiscal tan extendidos en los sectores más poderosos, dado que no será posible sacar adelante España sin una reforma fiscal, el patriotismo cívico y la lealtad fiscal ciudadana y empresarial.

- La reflexión sobre un reparto más justo de los sacrificios necesarios para afrontar la crisis y superarla desde principios de solidaridad real.

- La demanda de un nuevo y amplio consenso constitucional –por muy diferentes razones sociales, territoriales, democráticas...– como fórmula de referencia más "suave" que la deseable cita directa sobre la urgencia de una reforma de la Constitución.

- El exilio forzoso de cientos de miles de jóvenes repartidos por un mundo global sin que nadie les haya explicado cómo llegamos a esta situación.

¿Es acaso una barbaridad pedir lo anterior a la casa real? Si fuera así, ¿cómo entonces puede hablar el rey de "una democracia consolidada" y de "valores cívicos"? ¿En qué las tradujo?

No esperaba que Felipe VI citara el caso de su hermana; no era plato fácil. Pero si creo que, dos días antes, Zarzuela debiera haber emitido una nota considerando oportuna la renuncia de la infanta Cristina a la línea sucesoria del trono para el caso de que no se hubiera pactado una renuncia de parte.

No es admisible que lo que sea de aplicación a los políticos –computar el auto de apertura de juicio oral como momento procesal que los partidos tienen para la renuncia al cargo público– no valga para la familia real.

Reconozco avances notables en algunas expresiones felices y sentidas. Pero insuficientes para sumarme a un aplauso de compromiso y de razón de Estado. Mi alma rebelde, mi corazón transfronterizo en una España plurinacional y la razón socialista siguen siendo, un año más, republicanos y perfectamente leales a los intereses ciudadanos.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Odón Elorza es diputado Socialista por Gipuzkoa en el Congreso


2 Comentarios
  • 2 hartodjetas 26/12/14 12:29

    ¿Qué se puede esperar de un Borbón, hijo de un Borbón,  ambos hijo y nieto putativos del franquismo fratricida?... No ha habido en la Historia de España ni un sólo Borbón que no mirase por ellos mismos, por sus vicios, conspiraciones, mamoneos, puteríos y gajes por el estilo. La ciudadanía sólo importa a los reyes, al igual que a los Gobiernos, cuando es la propia ciudadanía quien pide sus cabezas. Los ciudadanos están hasta los cojones de sus fatuos discursos y sus huera palabrería. Los ciudadanos se merecen hechos. Hechos que redunden en beneficio, por encima de todo, de nuestros compatriotas menos favorecidos por los perversos avatares a que nos han traído los asesinos económicos que nos asfixian.  Los ciudadanos no se merecen que sean los asesinos económicos quienes sean los que endosen sus políticas antisociales a los gobernantes para que estos las acaben imponiendo, legislación mediante, en perjuicio de la masa social y en beneficio de las oligarquías económico-financieras. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 PaquiMS 25/12/14 22:59

    Estoy totalmente de acuerdo con los puntos que ha citado Odón Elorza. Los ciudadanos no sentimos esta democracia consolidada con todas las injusticias que estamos viviendo. Hay mucha gente pasando hambre y necesidades y esto no lo ví para nada reflejado en el discurso del rey. También creo que el PSOE debería ser más crítico porque de lo contrario no le veo mucho futuro. 

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre