Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Muros sin Fronteras

Los mercados no tienen sentimientos, pero sí miedo

Publicada 11/02/2016 a las 06:00 Actualizada 11/02/2016 a las 09:56    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 12

Se escucha un inquietante runrún sobre la economía mundial. Los expertos se alinean en dos bandos: los muy pesimistas, que alertan del peligro de un crash, similar o mayor que el de 2008 porque los problemas siguen sin resolverse, y los que sostienen que aún estamos a tiempo de evitar una nueva catástrofe.

Los expertos aseguran que la culpa de la volatilidad la tienen la desaceleración del crecimiento en China, una economía atípica que se comportó de manera atípica durante la crisis, y la fuerte caída de los precios del petróleo además de otras materias primas. El problema de China es que todos sospechan de sus cifras oficiales; hay temor de que la situación sea peor de lo que reconocen. Se teme que crezca menos de lo esperado y que vuelva a devaluar su moneda.

Aun no tenemos un detonante, un Lehman Brothers que derribe de un puñetazo el castillo de naipes, pero sí unos cuantos candidatos. A los economistas también les preocupa el elevado endeudamiento de las empresas, sobre todo bancos con una excesiva exposición exterior y una elevada tasa de morosidad. Parece que no hemos aprendido demasiado de 2008. La mar de fondo es la desconfianza.

El temor se extiende a EEUU, no por las elecciones, sino por las dudas que hay sobre la política de tipos de interés de la Reserva Federal. Y a Europa, con unos tipos que estrangulan el negocio de los bancos.

La caída de las materias primas y del petróleo añade, según los expertos, riesgos en aquellos bancos que ya estaban especialmente expuestos. Las dificultades del Deutsche Bank tienen mucho que ver con esto, además, de su mala gestión.

El temor de los inversores ha empujado al alza los valores refugio, como el oro, que ha subido más del 6% en esta semana, y un 12% en 2016.

Esta web, London loves Business, amplía el problema a cinco causas: China, petróleo, divisas, cambio climático y que todo el mundo sabe qué va a pasar.



De estallar sería la tercera crisis consecutiva en ocho años: la financiera, la del euro y la que toque ahora, cuyo nombre está por decidir pero podría ser mundial. Al desacelerarse, China reduce sus compras de materias primas; a menor demanda, menos precio. Esta depreciación afecta de lleno a las economías emergentes como la brasileña. Es una cadena que afectará a toda América Latina.

El vaivén de las Bolsas ofrece motivos para la alarma, pero son solo el reflejo de esa desconfianza generalizada. Nadie cree que la economía mundial esté en el buen camino, que se haya superado la crisis y que el tibio crecimiento sea una señal de esperanza.



Del vamos a refundar el capitalismo prometido por Barack Obama y el G-20 nos hemos quedado en la refinanciación de los culpables del desastre de 2008 (vean los cuatro vídeos que cierran este texto) que han empobrecido a gran parte del planeta, pero no a todos, y que ha costado millones de puestos de trabajo. El libro de Joaquín Estefanía, Estos años bárbaros, da muchas pistas sobre lo ocurrido y ayuda a contextualizar.

Si el chiringuito está prendido por alfileres pero la mayoría de la gente prefiere ignorarlo, convencidos de que no caerá jamás (too big to fail), el sistema fluye sin excesivos problemas porque en el fondo no se compran y venden acciones, bonos, futuros, cereales o minerales, lo que se trafica es una mera especulación de cómo fluctuará la confianza. Si creemos que todo va bien, todo irá bien. Es la técnica del tiburón: nadar sin parar porque no sabe flotar.

Por si tienen dudas de cómo funciona, vean La gran apuesta.

Este video pertenece a la primera crisis, la de las hipotecas subprime en Estados Unidos, pero sigue siendo la mejor explicación de cómo funciona el mercado (así se le llama cuando va bien; casino cuando va mal). Es la conversación entre los humoristas John Bird y John Fortune.



En España estamos más atentos al debate político nacional que al tsunami que se está preparando lejos de nuestras costas y que nos puede barrer. La economía española no es el éxito deslumbrante que vende Mariano Rajoy, pese que tiene logros macroeconómicos. Ha crecido el PIB gracias al turismo, los recortes y a la combinación de factores externos favorables: el precio del petróleo, una deuda barata y las ayudas del BCE. El coste social ha sido muy alto: más del 34% de la población ha quedado fuera de juego, son los sescientoeuristas.



Para los amantes de los gráficos: The Economy In Pictures: We've Seen This All Before en el blog Zero Hedge.

Existen indicadores que miden la confianza del inversor. Una muestra son las órdenes de venta en relación con las de compra (recordemos el vídeo de los John: "sell, sell, sell", o "buy, buy, buy"). Se llama Put-Call Ratio. Está también el Bull-Bear Ratio, es decir si estamos ante un mercado alcista (bull, el toro) o bajista (bear, el oso).

Este tipo de indicadores sirven de guía para los inversores; cuando se llega a un pesimismo extremo puede ser el momento idóneo de empezar a comprar a la baja para ganar en la subida. Sucede al contrario, cuando los inversores huelen que el optimismo extremo llega a su fin (cuando la música va a dejar de sonar), hay que vender para salvarse de la quema. Los expertos dicen que ambos ratios están hoy en un nivel de gran pesimismo, pero no de pesimismo extremo. Es decir: aún puede ir peor.







EL AUTOR


10 Comentarios
  • 12 maroto 12/02/16 23:29

    Gracias Sr. Lobo por su articulo. Anyado link a otro articulo creo interesante en esppanyol. Que cada cual coja lo que crea conveniente http://elrobotpescador.com/2016/02/11/estamos-ya-al-inicio-de-un-colapso-economico/........................................ Tambien anyado otro video que no deja indiferente. Ojo, imagenes fuertes. https://www.youtube.com/watch?v=s4a9EiT1Dmk

    Responder

    Denunciar comentario

  • 11 laguncar 12/02/16 10:53

    Magnífico artículo de Lobo, como de costumbre. Gracias. Y hablando de economía, muy esclarecedor, como los comentarios. En esta ocasión, gracias Cepeda por tus comentarios que me parecen magníficos. Los vídeos incrustados no tienen precio. Después del vídeo de John Bird y John Fortune vienen otros que no tienen desperdicio: una manera de ver la cruda realidad en clave de humor, que va bien para la salud. Abogo por el recambio de polític@s y Políticas, tanto en nuestro país como fuera de él, para intentar separar de nuevo la economía real productiva de la economía de papel de esos "financieros" que juegan a valorar, subir o bajar, comprar o vender, inventar productos también de papel y hasta una jerga incomprensible para el común de los mortales. ¿Cómo hemos permitido llegar hasta aquí sin que el ciudadano medio se de cuenta de dónde nos están llevando?. Creo que no debemos replegarnos al dicho fácil de que "las cosas son así": lo son porque lo permitimos. Cuando dejemos de hacerlo se podrán cambiar por el bien de todos.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 10 Independiente Libre Alaia 12/02/16 07:21

    La riqueza basada en el papel mojado, los ceros en los ordenadores, la especulación son una ilusión, nada que ver con la verdadera riqueza, basada en la conciencia, verdad, trabajo, economía productiva, bien Común, democracia y felicidad de la población. Leer el espíritu para un buen gobierno de Lao Tsé dirigido para un buen gobierno de los pueblos a su emperador hace ya 2.600 años.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 9 Llaranes 11/02/16 15:47

  • 8 Llaranes 11/02/16 15:29

    Mientras los bancos centrales del mundo sigan imprimiendo el dinero para que lo almacenen en sus cajas fuertes la cosa no va a mejorar. La paradoja de que a los ricos, (ejecutivos que sólo gestionan para mejorar su bolsillo sabiendo que no van a pagar sus responsabilidad, y años del mundo que son propietarios del mundo) les sobra liquidez y a la mayoría, clases media y bajas les falta liquidez, hace que no sean posible gobierno intercambios de servicios y productos que es para lo que se inventó el dinero. Los más no tienen dinero y los muy menos que les sobra no necesitan ni pueden por su escaso número  mover suficientes intercambios de productos y servicios para que la cosa mejora. La "industria financiera" y los bancos centrales con sus politicad van a conseguir que su producto, el dinero, no sirva para nada.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 Dr. Pablo Guerez 11/02/16 15:00

    #WorldGlobalCrisis Por si alguien todavía no lo tiene claro, y se dedica a hacer teatrillos y otros actos folklórikos mientras el Capital acecha.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 LANZAROTE 11/02/16 12:43

    Creo que se atribuye a Einstein la frase "si no quieres obtener los mismo resultados nohagas lo mismo". Mientras se siga mezclando la banca real con la especulativa de casino seguirá ocurriendo lo mismo. Roosvelt ya se dió cuenta de ello y tras la estafa (utilizemos el término correcto: es una estafa no una crisis) de 1929 separó a nivel legal ambos sistemas financieros. Separación legal posteriormente anulada por Clinton y a partir de ahí van produciendose las sucesivas ESTAFAS QUE NO CRISIS.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 cepeda 11/02/16 12:08

    1.La realidad es que el momento es preocupante. 2.Le va menos bien a China. Le va mal a Rusia y a todos los BRICS excepto a India. 3.Le va mal a la UE... 4.Le iba bien a EEUU pero... parece que también a ellos comienza a irles mal. 5.Si el mundo es global... es difícil que a alguien le vayan muy bien las cosas cuando a la mayoría le va mal... 6.Mientras no haya un acuerdo DE FONDO entre los poderosos de la tierra que ponga las bases (desde el respeto de los intereses de cada uno de ellos...) de un nuevo paradigma.... seguirán los problemas. 7.En Ucrania aprendimos (aunque algunos parece que todavía no lo han interiorizado...) que si tu organizas un maidán para romper las reglas de juego.... los demás se sentirán también legitimados para organizar sus maidanes... y la cosa acabará muy mal. 8.En Irak, Libia, Siria y en otros sitios aprendimos (aunque algunos aun no lo quieran reconocer) que meterse en la casa de otros y destruir su estado... tiene efectos perversos no solo para los pobres a los que les destruyen la casa... sino que esos efectos se acaban volviendo contra aquellos que jamás pudieron imaginar los "daños colaterales" que eso provocaría en casa... 9.Saldremos del agujero... cuando a la mayoría le empiece a ir mejor... y para eso hay que llegar a acuerdos que pongan las bases a unas nuevas relaciones internacionales que favorezcan a la economía REAL, la producción, el comercio internacional.... y garanticen la establidad de los estados y regiones... y la lucha de todos contra aquellos que se saltan las reglas y atacan a los demás. 10.La época de la unipolaridad, del "liberalismo" impuesto por lo civil o lo criminal, llegó a su fin.... y hay que reemplazarlo por un sistema que favorezca las relaciones win-win entre los países... 11.O eso.. o más KAOS... y ya vemos a donde nos está conduciendo el imperio del KAOS y sus políticas....

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 HERBÓN 11/02/16 10:57

    El mar de fondo es la desconfianza. Ahora hacia China, cuyos balances no son de fiar. En 2008 hacia unos bancos de inversión cuyos balances eran también cuentos chinos. El dinero es miedoso; pero a quien más tiene que temer es al propio dinero, que emplea unas tácticas para multiplicar beneficios que los (nos) van allevar a todos a la ruina. Hay economistas e instituciones que podrían contribuir con sus conocimientos a poner orden y concierto. ¿Por qué no les dejan? Porque la economía no está en manos de inversores ni de hombres de negocios, sino de adictos al dinero. Que quede claro, cuando ganan mucho dinero se les activan las mismas áreas del cerebro que cuando toman cocaína (lo han descubierto en el MIT). Estos adictos vestidos con trajes carísimos van a acabar con el capitalismo. Urge que algún G algo lo ponga todo encima de la mesa y empiece denunciando todas esas prácticas de riesgo similares a las de cualquier adicto con la botella, la papelina o lo que sea. Todo para que dejemos de estar en manos de desequilibrados.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Falín 11/02/16 10:43

    Los que se refundan cada día son los inversores: los buitres. No sé que pretende vendernos este gobierno descerebrado. España está en la casilla de salida, como en el franquismo. Vivimos del turismo y como usted dice, de los recortes. País de servicios y agradecimiento de un obrero o empleado que alcance los 1.000€ al mes. Como en todo el siglo pasado habrá que emigrar. No hemos avanzado nada. Aunque los medios de comunicación estén encantados conque nada cambie. Hay periodistas tan comprometidos con los intereses de sus empresa que ignoran que son empeleados...

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre