Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



ACCIDENTE EN SANTIAGO

“La llamamos varias veces al móvil, el teléfono sonaba, pero ella no contestaba”

  • Luis Fernández aguardaba en el andén la entrada del convoy, donde viajaba su cuñada Consuelo Iglesias, que se encuentra entre los fallecidos: “Venía a ver a sus antiguas compañeras de Bachillerato. Celebraban el 50º aniversario de su ingreso"
  • Otro de los fallecidos se llamaba Laura y tenía 23 años. Viajaba feliz porque al fin empezaba las vacaciones, después de pasar un año en Madrid cursando un máster

Publicada 25/07/2013 a las 17:33 Actualizada 26/07/2013 a las 17:01    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 1

EL AUTOR
Familiares de víctimas esperan información en el exterior del edificio Cersia, habilitado como tanatorio.  EFE

Familiares de víctimas esperan información en el exterior del edificio Cersia, habilitado como tanatorio. EFE

A las puertas del edificio administrativo de Santiago que acoge a las familiares de las víctimas se respira un silencio trágico, solo roto por el llanto de algunos de los presentes conforme avanzan las tareas de identificación de los cuerpos. Entre los fallecidos en el descarrilamiento del tren Alvia que hacía el recorrido Madrid-Ferrol (A Coruña) hay estudiantes que comenzaban este miércoles sus vacaciones, jubilados que venían a visitar a sus parientes, niños, turistas extranjeros. El balance todavía provisional de la Xunta de Galicia habla de 80 muertos y de 36 heridos (cuatro de ellos, menores) en estado crítico.

La tragedia no entiende de edades ni de festivos. La pequeña ciudad que es Santiago, donde nunca pasa nada malo, estaba vestida de gala, en vísperas de su día grande, hasta que el tiempo se detuvo. El tren se encontraba a tan solo cuatro kilómetros de la estación de Santiago de Compostela cuando sobrevino el drama. “En las pantallas ponía que la hora prevista de llegada era a las 20:43, pero el tiempo pasaba y el tren no llegaba. En cuanto oímos las sirenas de las ambulancias, como no contestaba nuestras llamadas, supimos que algo había pasado”. Luis Fernández aguardaba con su mujer en el andén la entrada del convoy siniestrado. En ese tren viajaba su cuñada Consuelo Iglesias, gallega residente en Alicante, que se encuentra entre los fallecidos. “Venía a ver a sus antiguas compañeras de Bachillerato. Celebraban el 50º aniversario del ingreso y muchas de ellas llevaban sin verse desde entonces”.

Nadie sabía el jueves qué había pasado con Laura, de 23 años. Natural de Pontevedra, viajaba feliz porque al fin empezaba las vacaciones, después de pasar un año en Madrid, donde había cursado un máster. La madre del novio de la chica explicaba a última hora de la mañana que “no tenían ninguna noticia” de la joven. “Mi hijo ha estado en la UCI preguntando por ella, pero nadie sabe nada”. Horas después se comunicó a los familiares el fatal desenlace. Las tareas de identificación van lentas. El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, ha argumentado que se trabaja “con la máxima rapidez posible”. “Las tareas de identificación tienen un protocolo que se ha de cumplir y no queremos cometer errores. Se trabaja lo más rápido posible para identificar a los fallecidos”, ha asegurado, tras pedir comprensión. 


A última hora de la tarde, se habían identificado 67 cuerpos. Por lo que, al contrario de lo que se dijo en un primer momento, no habrá lista oficial de muertos hasta mañana, cuando se conozca la identidad de todas las víctimas. Entre las fallecidas, la hija de corta edad de una mujer que gritaba desconsolada y que se preguntaba, sin encontrar alivio y arropada por un grupo de psicólogos, cómo le va a explicar a su otro hijo que “no cuidó” de su hermana.

Santiago Fernández también aguanta el tipo como mejor puede. En el tren siniestrado viajaba su padre, su hermano y la mujer de éste. No sabe nada de su progenitor; la cuñada ha fallecido. El hermano está ingresado en un hospital de A Coruña, donde es atendido de quemaduras y graves traumatismos. Otra hermana, que le acompaña al epicentro de la tragedia donde aguardan los familiares, ya se ha sometido a las pruebas de ADN, que ayudará a identificar a las víctimas. Consternado, solo acierta a agradecer la atención que están recibiendo. “Se están portando muy bien con nosotros, nos sentimos muy arropados por los psicólogos”. Y se aleja.


1 Comentarios
  • 1 Rafa 78 26/07/13 01:48

    ¿Esto es morbo por morbo? Pero esto no era un periódico con ansias de ser serio? Para esto pongo telecinco :(

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre