Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Justicia

Sin madre gestante no hay nacionalidad española

  • Los niños nacidos por gestación subrogada (vientre de alquiler) no obtienen la nacionalidad española, aunque sus dos padres la tengan
  • 800 parejas españolas recurren anualmente a este método en EE.UU

Publicada 04/07/2014 a las 09:03 Actualizada 04/07/2014 a las 10:52    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Alberto y el pequeño Iago

Alberto y el pequeño Iago

No les gusta la expresión vientre de alquiler, la consideran peyorativa. Prefieren el término "gestación subrogada" para referirse a la técnica de reproducción asistida en la que, además de los futuros padres, interviene una mujer que se encarga de gestar el embrión, previo consentimiento de la misma, mediante un procedimiento de inseminación artificial o fecundación in vitro.

Este es el caso de la familia Cavaglia. Ramón y Carlos son una pareja cántabra que decidió recurrir a dicho método de reproducción para hacer realidad el sueño de ser padres. A través de Internet dieron con una agencia localizada en el Estado de Ilinois (Estados Unidos) con un elevado índice de éxito en la materia y que, además, les ofrecía un coste más asequible que si lo hubiesen intentado en California.

De esta forma nació Marina, que por negativa del Registro Civil todavía no puede ser española. El 1 de julio recibieron una notificación que les impedía, de forma definitiva, inscribir al bebé como ciudadano español. Esta imposibilidad ocasiona a la pareja problemas a la hora de acceder a la sanidad, pues les han denegado que la niña pueda adjuntarse a su tarjeta sanitaria. No obstante, con la ley del menor en la mano, ella tiene derecho a atención sanitaria mediante un simple papel que, en algunas farmacias, es rechazado.

La sentencia del Supremo

Hasta febrero de este año, los niños nacidos por subrogación gestacional no han tenido ningún problema a la hora de conseguir la nacionalidad española, amparados por la Instrucción de la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGNR) del 5 octubre de 2010, que permitía la inscripción de cualquier niño nacido fuera de España por gestación subrogada siempre que uno de los progenitores tenga la nacionalidad española y se presente una resolución judicial dictada por el tribunal competente del país de origen.

No obstante, a partir de una sentencia del Tribunal Supremo dictada en febrero, por la que se impedía el acceso al Registro de unos niños nacidos en California, pero de padres españoles, la inscripción de bebés nacidos por dicho procedimiento se ha paralizado por completo.

Lo único que les da fuerzas para seguir luchando, aparte de sus hijos, son sentencias firmes favorables, como la del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que se hizo pública el pasado 27 de junio y en la cual se condenaba a Francia por no reconocer la filiación de los niños concebidos mediante gestación subrogada. En caso, por tanto, de que alguna familia española denuncie ante dicho Tribunal un caso similar, este teóricamente debería dictar una sentencia en la misma línea.

Alberto y Jorge llevan desde finales de abril luchando contra el mismo problema. Iago, que así se llama su hijo, nació en Chicago. Actualmente, después de diferentes trabas burocráticas en el proceso de registro del menor, este se encuentra con la nacionalidad americana, pero sin la española. “Ayer mismo nos llegó la resolución en la que nos comunicaban que se denegaba la inscripción por ser contraria a la ley española”, comenta Jorge en conversación telefónica. Sin dicho registro, la pareja y su bebé se encuentran sin libro de familia, lo que les imposibilita tener una tarjeta sanitaria definitiva para Iago.

Una solución "torticera"

"Nos proponen una solución torticera que pasa por la renuncia de la paternidad de uno de los padres, el que menos carga genética haya aportado, y la posterior adopción por este del bebé. En ese caso, estaríamos incumpliendo el contrato de subrogación estadounidense”, confiesa Jorge. Esta medida, por tanto, dejaría desamparado legalmente a la parte de la pareja que tenga que renunciar al niño. El padre se muestra indignado y concluye que “España lo único que tiene que hacer es reconocer lo que otro país soberano dicta”, haciendo referencia a la legislación estadounidense.

En España, la situación legal de la gestación subrogada es compleja. No está reconocida como técnica de reproducción asistida. “Los contratos por este procedimiento son nulos en nuestro país” confirma la abogada Ana Miramontes.

El 13 de junio se remitió a las Cortes Generales, para complicar más el asunto, el anteproyecto de reforma del Registro Civil en el que se establece que la filiación de la madre gestante en los casos de niños nacidos en el extranjero será totalmente necesaria para hacer constar la filiación paterna del bebé. Ante esto, tanto la abogada como las dos familias se muestran “profundamente preocupadas”.

Desde “Son Nuestros Hijos” (SNH), asociación dedicada al activismo en favor de dicha técnica reproductiva, se han puesto manos a la obra con el fin de paralizar dicha reforma. El colectivo ya cuenta con cerca de 73.000 firmas en la petición de change.org. Antonio Vila-Cora, presidente de SNH, está convencido de que dicha reforma “procede del sector más conservador y católico del Partido Popular. He hablado, personalmente, con miembros del partido que se muestran a favor de la gestación subrogada”. Antonio acaba sentenciando que, desde SNH, “vamos a luchar hasta el final porque son nuestros hijos. Si tenemos que ir a Estrasburgo, lo haremos”.

Desde el propio Registro Civil, la única solución que se aconseja es la de poner un recurso dirigido a la Dirección General de Registros y Notariado. Además, indican como alternativa la inscripción del niño a nombre de la madre biológica y uno de los padres. El otro, nuevamente, queda excluido de todos los derechos legales que le ofrece la paternidad.

Desde el Ministerio de Justicia afirman que dicho anteproyecto de Ley se ha elaborado para “dar una solución definitiva a estos niños”. No obstante, la única vía legal que se deriva del texto pasa, nuevamente, por la adopción, algo que rechazan frontalmente todas las familias afectadas. “Son nuestros hijos, no hemos hecho nada ilegal” añade Jorge, que culmina la conversación añadiendo que, actualmente, “cerca de 26 familias que han realizado el procedimiento en Los Ángeles sufren el mismo problema; en San Francisco 3 o 4; y en Chicago somos, actualmente, 2. Al final de año podremos ser una centena o más”. Actualmente, cerca de 800 parejas españolas recurren cada año al procedimiento de gestación subrogada en EE.UU, confirma el presidente de la asociación “Son nuestros hijos” (SNH).



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre