Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Fuerzas Armadas

El teniente que denunció abusos en las Fuerzas Armadas en una novela ingresará en prisión sin un juicio previo

  • El teniente Segura, que ha anunciado el inicio de una huelga de hambre, ingresará en un centro disciplinario militar este viernes
  • El Ministerio de Defensa no se ha pronunciado sobre las denuncias del polémico libro

Publicada 17/07/2014 a las 14:05 Actualizada 17/07/2014 a las 15:48    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 8

El teniente Segura junto a Irene Lozano, diputada de UPyD, Óscar Sirpán, de Tropo Editores, y Álvaro Sanz, diputado de IU, durante la rueda de prensa de este jueves  I.C

El teniente Segura junto a Irene Lozano, diputada de UPyD, Óscar Sirpán, de Tropo Editores, y Álvaro Sanz, diputado de IU, durante la rueda de prensa de este jueves I.C

Luis Gonzalo Segura, teniente en el Ejército de Tierra, ingresará este viernes en un centro disciplinario militar. Su delito: escribir una novela –Un paso al frente– en la que denuncia los excesos, los abusos de poder, el despilfarro y la mala gestión de las Fuerzas Armadas. Su pena: dos meses de privación de libertad, suspensión en sus funciones y, lo más probable, expulsión del Ejército. Su juicio: no ha tenido lugar. Segura entrará en prisión por vía administrativa, como lo permite el Código Penal Militar.

"Anoche comí mi última cena –aseguró el teniente Segura en la rueda de prensa convocada este jueves, cuando ha iniciado una huelga de hambre–; es muy triste verte obligado a adoptar una decisión tan radical por verte privado de libertad sin garantías legales". Su polémico libro despertó las críticas de las altas esferas del Ejército, reveló los entresijos de una de las instituciones públicas más opacas, alcanzó los 60.000 ejemplares vendidos e incluso se coló en el top 5 de Amazon. Pero sus denuncias, lejos de desembocar en una investigación por parte del Ministerio de Defensa, acabaron con su carrera militar y, ahora, también con su libertad. 

El teniente Segura decidió relatar en su novela los desmanes de las Fuerzas de Seguridad tras el intento, frustrado, de que un Tribunal Militar investigara los "actos de corrupción, de abusos, de privilegios" de los que es testigo. "Cuando di a conocer a mis superiores los hechos que denuncio en el libro, se lo tomaron como un ataque personal; su respuesta fue que estaba equivocado y que estaba haciendo daño a la institución, que lo dejara y me dedicara a trabajar", subrayó el militar. El refrán "Los trapos sucios se lavan en casa" ha sido una de las frases más repetidas por aquellos que le critican. Sin embargo, el teniente quemó todos los cartuchos en el intento por que las propias Fuerzas Armadas escucharan, al menos, sus denuncias. El "hermetismo", el "miedo" y la "opacidad" de la institución pública hicieron que cualquier tipo de investigación fuera archivada y censurada.

¿Por qué el Ministerio de Defensa guarda silencio?

El Ministerio de Defensa no se ha pronunciado sobre las denuncias del teniente Segura. "O tienen muy claro que todo es falso y no se necesita investigar, o saben que todo es verídico y puede ocasionar un gran problema si lo investigan", declaró el militar.  

Ante el silencio del Ejecutivo y del ministro de Defensa, Pedro Morenés, el grupo parlamentario de Unión Progreso y Democracia, a instancia de su diputada Irene Lozano, ha planteado a la mesa del Congreso varias preguntas sobre el caso del teniente Segura. "¿Considera el Gobierno que este procedimiento podría significar la vulneración del derecho a la libertad de expresión del acusado? ¿Tiene previsto el Gobierno ordenar una investigación interna sobre las malas prácticas reflejadas en la novela del teniente Segura? ¿Qué medidas tiene previsto adoptar para atajar las sospechas de corrupción que siembre el libro, aparte de encerrar a su autor? ¿Qué medidas va a tomar el Gobierno para impedir que este caso no dañe el prestigio de España, dado que, una vez más, no se investiga la corrupción y se castiga a quién denuncia?" Preguntas que plantean hasta qué punto es transparente una institución pública como las Fuerzas Armadas.

La diputada de UPyD, presente durante la rueda de prensa de este jueves, denunció "la persecución y la instigación al que se está sometiendo al teniente Segura" por descubrir "los cimientos podridos de las Fuerzas Armadas". "Vivimos en un país en el que los ladrones andan sueltos y los que denuncian son perseguidos", recalcó Lozano. Desde el partido piden "una investigación por parte del Ministerio de Defensa" y respaldan la decisión del teniente de plasmar su experiencia en un libro: "Denunciar las cosas es el primer paso para que empiecen a cambiar". "La sociedad –recordó la diputada– lleva años desconociendo lo que pasa en las Fuerzas Armadas, sin ser consciente de los casos de abusos, fraude, despilfarro...". Segura ha sido acusado de "no cumplir con su obligación por denunciar que el dinero de todos los españoles está sometido al fraude", y este "no puede ser mejor servicio a España". Sin embargo, "se le condena privándole durante dos meses de su libertad", denunció Lozano.

Desde UPyD piden al Ejecutivo que "se paralice su ingreso en prisión, así como su expediente disciplinario" y se comience a "investigar lo que denuncia". Además, Lozano recordó que el teniente Segura va a ser privado de su libertad por vía administrativa, lo que viola el Convenio de Derechos Humanos de la Unión Europea en sus artículos 4 y 5. Para la diputada de trata de una "aberración" que sitúa al Ejército español "en el siglo XX" y que sólo trata de "hacerlo más gobernable para los que creen que siempre van a gobernar".

Por su parte, Álvaro Sanz, diputado de IU, mostró su "apoyo explícito" al teniente. "Luis va a ser encarcelado por dos cuestiones –enfatizó Sanz– la vulneración de la libertad de expresión al escribir esta novela; y la falta de respeto a los derechos laborales que amparan a los trabajadores para denunciar la situaciones que contravienen lo que debe ser una cuestión normal". También condenó "la ambigüedad y la opacidad de una institución pública" que prima a un "encarcelamiento sin juicio previo" frente a "una investigación de los hechos". Desde IU piden al Gobierno que "la democracia entre en los cuarteles" y para ello proponen "acabar con los tribunales militares, establecer medidas que protejan la libertad de expresión y más austeridad y transparencia en las Fuerzas Armadas". Puesto que el Ejecutivo defiende su política de transparencia, apuntó el diputado, "el Ministerio de Defensa tiene que estar sometido a la misma".

Silencio y miedo en el seno del Ejército

"Se puede decir que la cúpula militar tiene un componente seudomafioso", afirmó el militar. Seguramente, recalcó, "un 90% de las altas esferas no es corrupta en sí misma, pero es leal al 4 o 5% que si lo es". Cuando "juré mi cargo besé una bandera, no besé a mis compañeros, por lo que debo lealtad al país". Sin embargo, son muchos los que no denuncian los abusos y excesos de sus superiores por miedo a posibles represalias, manifestó el teniente. Desde que se publicó Un paso al frente, Segura ha recorrido toda España para presentar su novela. Son muchos los que se han acercado para desahogarse y contar lo que sufren dentro de las Fuerzas Armadas, "un soldado de los paracaidistas me contó que le hacen saltar con un paracaídas caducado, como si se tratará de un yogur, total no pasa nada", relató Segura. 

El clima que se respira en las Fuerzas Armadas "es de miedo, de temor". "Mi caso es muy didáctico: a un teniente se le sanciona y arresta por contar lo que sucede y nadie ha hecho nada", enfatizó Segura. Paracaídas caducados, "minusválidos que son echados a la calle con 42.000 euros de indemnización", "constantes averías en los aviones militares y recorte en el gasto para su mantenimiento", "softwares de 60.000 euros que nunca han sido instalados", "paellas en los cuarteles" a cargo del contribuyente, son algunas de las denuncias por las que este teniente será privado de libertad el próximo viernes a las 12 de la mañana. "Lo que está pasando en nuestro mundo es más terrible que lo que sucede en la sociedad, pero el eco es mínimo, a pesar de que están muriendo personas", concluyó. 


8 Comentarios
  • 8 LAIE 18/07/14 13:38

    Y creíamos que habíamos dejado atrás la dictadura...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 Consol 18/07/14 12:13

    En este p'aís van a prisión los sindicalistas y defensores derechos de trabajadores, los que investigan a corruptos y quienes denuncian abuso poder.  ¿Cuando irán a prisión los que han estafado, robado, maltratado  y engañado a la ciudadanía?

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 Toño Inares 18/07/14 07:05

    He leído la novela de un tirón, me ha gustado mucho y me ha cabreado más pues meye acordado de cuando hice la mili hace 30 años. Refleja una estructura endogamica, corrupta y autoritaria que sigue involucionAndo desde hace 5 siglos. Espero que el autor consiga llevar al cine su obra y ayude a finalizar con la más clara súpercasta que expolia una institución pública.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 Andrew 18/07/14 01:10

    UN PAÍS QUE NO AIREA SUS MISERIAS E INMUNDICIAS ACABA ENFERMANDO Y MURIENDO. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 arrossinat 17/07/14 18:43

    Creo que voy a ser realista. Si no es así, que me rectifiquen RAZONADAMENTE. Mientras el estamento militar sea un compartimento cerrado, hermético, dentro del Estado, distanciado de la sociedad civil, no sujeto a la misma jurisdicción, y, en la inmensa mayoría de los casos, con unos altos cargos que se consideran CASTA SUPERIOR INTOCABLE,... lo siento, ¡no habrá nada que hacer! ¡Todo seguirá igual! Y esto se refiere a TODOS los países, por democráticos que sean. Y, en cuanto al teniente Gonzalo, dentro de la injusticia aún me atrevo a felicitarle porque yo me temía que le “caían” AÑOS de prisión.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 amb 17/07/14 18:11

    Hay que comenzar a organizar lo que en los 70 fueron las Comisiones de Solidaridad con los presos políticos, habrá muchos

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Raúl Suárez 17/07/14 17:30

    La solución es bien sencilla. Cuando llegue la izquierda al gobierno, todos los jefes de junta militar a la puta calle, como hizo en su momento el gobierno de Alcalá Zamora. Pero esta vez asegurando una buena vigilancia de estos especímenes, no vaya a ser que se les gire la chaveta y les de el ramalazo ese de "por dios, la patria y el rey" (sí, ya sé que está en minúsculas). y después continuaría con 100 kilos de trilita en el Valle de los Caídos, dónde dejaría sepultados a perpetuidad e inaccesibles definitivamente a dos indeseables de nuestra historia.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 jesusito 17/07/14 16:38

    Como cambian los tiempos, no teneis cojones para realizar un juicio?. Hasta hace relativamente poco dictabais SENTENCIAS DE MUERTE. Donde os encontrais todos los franquistas irredentos, valientes,patriotas,beneficiarios de todas las prebendas. No os interesa que se os vea la cresta aunque erais muy gallos con el puto gallego.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
  • Jesús Maraña Jesús Maraña

    Manos sucias y ánimo de lucro

    Que una "organización criminal" como la formada por dirigentes de Ausbanc y Manos Limpias haya podido funcionar durante décadas sólo se explica por la colaboración de grandes bancos y por las lagunas de órganos de control, fiscalías y medios de comunicación.
  • Ramón Lobo Ramón Lobo

    Más grave una teta que un rifle

    La América profunda, la real, la que elige presidentes, ve a Manhattan como el centro de la depravación y el pecado. No por ser la sede de Wall Street, sino por el sexo.
  • América Valenzuela América Valenzuela

    La geoingeniería, en punto muerto

    En el año 2012 Europa estuvo a punto de llevar a cabo un experimento para enfriar la tierra mediante nubes artificiales. La controversia que despertó consiguió que lo cancelaran.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre