Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Elecciones andaluzas 22-M

Moreno y Díaz se enzarzan hablando sobre corrupción y Maíllo les recuerda su pacto en la Cámara de Cuentas

  • El primer debate de la campaña andaluza, en Canal Sur, se centra en las críticas de la presidenta a los recortes de Rajoy y el fuego cruzado de los dos principales candidatos por los casos negros de sus partidos
  • “Me repugna la corrupción”, asegura Susana Díaz, que recalca su disposición para “combatirla de verdad, sin doble vara de medir"
  • “No hay política real para crear empleo en Andalucía”, dice Moreno, que denuncia las "recetas antiguas” que se han empleado en tres décadas
  • Las intervenciones de los candidatos de PP y PSOE son calificadas por Maíllo como el “pimpampum de siempre”

Publicada 09/03/2015 a las 21:21 Actualizada 10/03/2015 a las 00:56    
Juanma Moreno, Antonio Maíllo y Susana Díaz, este 9 de marzo en el primer debate televisado del 22-M, en Canal Sur.  EFE

Juanma Moreno, Antonio Maíllo y Susana Díaz, este 9 de marzo en el primer debate televisado del 22-M, en Canal Sur. EFE

Este lunes se celebró el primer debate de la campaña de las elecciones andaluzas del próximo 22 de marzo. Emitido por Canal Sur, y presentado por la periodista Mabel Mata, se trataba de un debate a tres, en el que se enfrentaban candidatos de los partidos con representación parlamentaria: Juanma Moreno (PP), Susana Díaz (PSOE) y Antonio Maíllo (IULV-CA). Las intervenciones se divieron en torno a tres bloques temáticos: economía y empleo; transparencia y participación; y, por último, servicios públicos.

Pese a tratarse de unas elecciones autonómicas, el debate ha generado bastante expectación. De hecho, el hashtag #22MCanalSur ha conseguido en convertirse en trending topic en toda España en la red social Twitter. No será el único debate en esta campaña, el próximo lunes 16 se volverá a repetir este debate a tres en Televisión Española.

El primero en hablar fue el candidato del PP, que se presentó como "un andaluz más” y “preocupado” por la "degradación" de servicios públicos y las altas tasas de empleo. Por ello, instó a "hablar de problemas y soluciones" y aseguró que su candidatura representa "un cambio" tras treinta años de Gobiernos socialistas. Así, definió su proyecto como "futuro, solución y esperanza".

Tras la presentación de Moreno, llegó el turno de Susana Díaz, que comenzó con un breve reconocimiento a la labor de la la televisión pública andaluza para recordar los 35 años de la autonomía andaluza. Acto seguido, reconoció la existencia de graves problemas en Andalucía, con especial hincapié en paro y corrupción. 

El último en presentarse fue Antonio Maíllo. El candidato de IU se definió como "una persona de izquierdas, como he sido toda mi vida" y defendió que representa un "proyecto de profunda transformación social" para conseguir "una Andalucía de la que se sientan orgullosos sus mayores". Para ello, aseguró tener "experiencia, gente y programa".

Tal y como recordó Mabel Mata, la alta tasa de desempleo es una de las mayores preocupaciones de los andaluces, por lo que fue el primer tema en ser tratado.

El PP quiere bajadas de impuestos

En este bloque, Díaz fue la primera en intervenir. La presidenta de la Junta de Andalucía lamentó la “utilización de la crisis como excusa para hacer mucho daño a la gente” y señaló que "hay dos caminos" –idea que repitió varias veces durante todo el debate–. Estos caminos serían, por un lado, el del Gobierno de Mariano Rajoy, con quien se mostró muy crítica, y, por otro, el de su Gobierno en Andalucía. Así, aseguró que "uno de cada cuatro empleos que se crea en España es en Andalucía", donde, a su juicio, “se blindan” los servicios públicos. "El camino de la igualdad, la recuperación con justicia", sentenció.

“No hay política real para crear empleo en Andalucía”, aseguró Moreno, que enfatizó que el motivo por el que “Andalucía está condenada a una tasa de empleo” es que “han fallado recetas antiguas”. Así, llamó a construir “una tierra" donde se ponta "talento a funcionar”, para lo que propuso una bajada de impuestos. Concretamente “dos puntos del tramo del IRPF”.

Por su parte, Maíllo defendió que esta elevada tasa de desempleo se debe a “un problema estructural” que "difícilmente con una visión cortoplacista se puede abordar". Este es el motivo por el que IU propone un "cambio de modelo productivo", que Maíllo definió como crear "un modelo económico en el que decidamos todos desde la planificación democrática cuáles son los sectores que deben abordarse". Así, recordó la burbuja inmobiliaria, una experiencia de la que, dijo, “hay que aprender”, para crear "un empleo de calidad y estable”.

También detalló otras propuestas, como un modelo de diversidad en la economía, turismo sostenible "que pase de ser estacional a permanente", apuesta por las energía renovables y las de mayor calado: reindustrializar Andalucía y crear un "instrumento financiero que le dé credibilidad" a estas medidas, la banca pública.

PSOE : el salto previo al salto "definitivo"

En el siguiente turno, Susana Díaz recordó la situación de Andalucía antes de conseguir la autonomía, asegurando que en estas décadas se ha dado “un salto que nos permite estar en condiciones de dar el salto definitivo”. “Andalucía es puntera en sectores como las renovables y la biomedicina”, continuó Díaz que, aunque reconoció que "es cierto que tiene paro estructural", criticó duramente los impedimentos que, aseguró, ha interpuesto el Ejecutivo de Rajoy: “Si me hubiera ayudado el Gobierno de España, habría creado el doble de empleos”.

Moreno criticó a Susana Díaz y sus supuestas aspiraciones a la Moncloa, enfatizando que “tiene la cabeza en otro sitio”. Así, recordó el aumento de la tasa de paro en las últimas décadas y recordó a los jóvenes que van a buscar empleo en otros países, uno de los temas más recurridos por todos los candidatos. Además, señaló que Andalucía "apenas atrae la inversión extranjera", asegurando que sólo un 1,6% de estas inversiones son en Andalucía, y añadió que los andaluces son los españoles que "más impuestos" pagan.

Le ha faltado gestión y le ha sobrado soberbia”, continuó diciendo Moreno a la candidata socialista, a la que también criticó por no haber llegado a un acuerdo en el "pacto por el empleo" propuesto por los conservadores, enfatizando que ha habido “desprecio, ni una respuesta”. Así, su discurso giró, tanto en este ámbito como en otros, en torno a favorecer los acuerdos y el trabajo conjunto. También mostró su apoyo a los autónomos, subrayando que “ellos son la semilla del crecimiento económico”.

IU: por una banca pública

Las intervenciones de los candidatos de PP y PSOE fueron calificadas por Maíllo como el “pimpampum de siempre”, una muletilla que el candidato de izquierdas repitió en varias ocasiones, sobre todo al hablar de corrupción. Maíllo también profundizó en la propuesta de crear una banca pública "dedicada a la creación de empleo”, aprovechando para criticar las entidades privadas y el encuentro de Díaz con Emilio Botín. Asimismo, el coordinador regional de IU lamentó que se hayan dado "demasiadas subvenciones a empresas que venían al calor de las subvenciones y cuando acababan desaparecían”, por lo que se mostró partidario de política de incentivos a "gente que apuesta por la tierra", plan para que regresen los jóvenes que se han marchado. 

No obstante, Susana Díaz defendió que "Andalucía sí es atractiva", pero lamentó que un 5% de los jóvenes se han ido de España. En este momento, fue interpelada por Moreno, que le instaba a hablarde los jóvenes andaluces en particular, y no de los españoles en general. Díaz también se mostró partidaria de una bajada de impuestos a “todos los que estén creando empleo y apostando por Andalucía” y, diriéndose al candidato del PP, aseguró: "Usted piensa en el 1%, yo en el 99%”.

Otro de los temas tratados constantemente por Maíllo ha sido el Tratado de Libre Comercio entre EEUU y la UE, asegurando "que puede hundir al campo andaluz". Y, aunque apeló a PP y PSOE a que se pronunciaran en diversas ocasiones, estos no lo hicieron.

Prevenir, perseguir y dar ejemplo, dice Díaz

Díaz también se mostró contraria a la creación de una banca pública, pero sí de un "ente público de crédito" que pueda ayudar, asegurando que “no vamos a tener una caja de ahorros antigua que tantos quebradores de cabeza ha traído”. El candidato del PP también rechazó esta posibilidad, asegurando que quiere "apostar por algo nuevo”.

La corrupción fue otro de los temas que más debate y acusaciones lanzó entre los candidatos. Así, Moreno reconoció fallos a nivel estatal, pero enfatizó en Andalucía, proponiendo un cuerpo de interventores en la Junta para que controlen y fiscalicen las cuentas públicas.

Para Maíllo, la corrupción es un "asunto gravísimo" porque "está vinculado a un modelo estructural" que goza de “impunidad”. Así, recalcó que "hace falta desarrollar normas de participación y transparencia" para evitar la "complicidad obscena entre poder económica político", recordando casos de "aeropuertos vacíos" o "autopistas sin coches". Asimismo, recordó que ha habido "corrupción cero desde que IU entró al Gobierno en Andalucía", pero recordó que el "blindaje" de la Cámara de Cuentas es "una auténtica vergüenza". Además, propuso un código ético de todos los cargos públicos y la creación de una comisión permanente sobre la corrupción. 

Me repugna la corrupción”, aseguró Susana Díaz, que recalcó su disposición para “combatirla de verdad, sin doble vara de medir, afecte a quien afecte”. Así, señaló tres ejes para tratar de frenar estas malas prácticas: prevenir, perseguir y dar ejemplo. Además, pidió al candidato del PP que le dijera si en sus listas llevaba imputados, subrayando que es una circunstancia que no se da en el PSOE.

Moreno le respondió preguntando "por qué no quiere colaborar con la Justicia" y le recordó que "hasta en seis ocasiones" el PP le ha pedido comparecencia la ha rechazado, "con la complicidad de IU". Asimismo, defendió la transparencia y una mayor dotación económica a la justicia para "que paguen los responsables de este expolio público". 

Maíllo: "Estáis hasta arriba de corrupción"

La presencia de imputados en las listas del PP también fue recordado por Maíllo, que acusó a Moreno de llevar "un rally de alcaldes imputados a las elecciones". El candidato de IU aprovechó para defender su participación en el Gobierno andaluz, asegurando que están "contra toda la corrupción", motivo por el que, asegura, se les "desalojó" de la Junta. "No basta con titulares", dijo en referencia a Susana Díaz, de quien dijo que "por la mañana lucha contra la corrupción y por la tarde dice que no hay que investigar nada más". Además, propuso que las empresas que favorezcan la corrupción tengan prohibido el acceso a contrataciones públicas.

"No hay imputados buenos ni imputados malos", aseguró Díaz, que volvió a pedir a Moreno que aclarar si llevaba imputados en sus listas. El candidato del PP aseguró que "por corrupción no llevo ingún imputado en la lista". Acto seguido, sacó una foto de Manuel Chaves y José Antonio Griñan con Díaz, afeando que no les pidiera la renuncia de sus actas. En este momento, recordó otra vez el pacto entre PP y PSOE en la Cámara de Cuentas y les lanzó un mensaje drástico: "Estáis hasta arriba de corrupción los dos. Ese es el problema". 

Tras esto, Díaz le recordó a Maíllo que estuvo durante 18 meses en su Gobierno y de Moreno dijo que le considera "una autoridad" para hablar de corrupción, ya que "se ha criado en Génova". Además, le instó a hacer públicas sus cuentas personales de 2012 y 2013, tal y como ha hecho ella para "dar ejemplo". El candidato conservador le recordó los casos de corrupción en el PSOE, enfatizando que "pocas lecciones puede dar", ya que "ha preferido tapar la corrupción porque lleva una mochila muy pesada que no se puede hacer". 

Servicios públicos: el debate de los recortes

El último bloque del debate estaba centrado en los servicios públicos esenciales. En este aspecto, Díaz acusó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de pretender imponer en Andalucía el "sufrimiento y la desigualdad" que existe en las comunidades gobernadas por el Partido Popular. Acusación a la que Moreno respondió reprochándole que haya llevado a cabo “en esta tierra los mayores recortes sociales del país”.

Susana Díaz, que inició su intervención sus orígenes humildes, indicó que en Andalucía se ha “blindado” la educación pública, recordando que no ha sido así en otras comunidades. Como ejemplo, puso la gratuidad de los libros de texto, los servicios de comedor o los precios de las tasas universitarias. Así, aseguró que Andalucía es la que más invierte en educación, el 6% de su PIB. Un porcentaje que, señaló, podría ser más elevado si el Ejecutivo nacional fuera "justo" en la financiación que destina a la comunidad.

Respecto a sanidad, indicó que en comunidades gobernadas por el PP se han perdido derechos como la gratuidad de las medicinas para menores de un año o la prueba del talón gratuita, que se siguen manteniendo en Andalucía. Además, denunció que Mariano Rajoy ha "sacado a un millón de personas de la sanidad pública universal". Además, recordó que Rajoy dijo antes de la llegada al Gobierno central que no iba a tocar la educación, la sanidad y la dependencia y después "no ha dejado títere con cabeza

Por su parte, Moreno criticó la "fachada social" que Susana Díaz intenta proyectar a los andaluces, cuando, según dijo, Andalucía es la comunidad que menos invierte en sanidad y en educación. También señaló indicado que es la región con menos médicos y enfermeros por habitante, al tiempo que se ha "expulsado" a casi 8.000 profesionales en los últimos años de la sanidad pública.

Durante su intervención, el candidato del PP aprovechó para mostrar un libro de texto con las hojas rotas, en referencia a lo dicho por Díaz, por lo que le pidió "hechos y no palabras, vamos a ser serios". Además, instó a la candidata socialista a conocer la situación en los hospitales andaluces y el "colapso" en los servicios de urgencia, con 95.000 personas en listas de espera quirúrgica. "Su política social hace agua por todos los sitios, lo que demuestra que usted no es de fiar", apuntó.

En contraposición, Maíllo recalcó que su experiencia como profesor le ha demostrado la importancia de los servicios públicos en Andalucía, como una educación que atienda las necesidades del alumnado; pero lamentó el pacto entre PP y PSOE en septiembre de 2012 para reformar el artículo 135 de la Constitución, que supuso “anteponer el pago de los intereses a los bancos a la protección de los servicios públicos esenciales”, generando "desazón, dolor y recortes durísimos”.

Asimismo, Maíllo defendió que IULV-CA entró en su día en el Gobierno andaluz para que no se privatizaran hospitales ni se cerraran centros escolares ni centros de atención a mujeres víctimas de la violencia de género. Además, indicó que en este año toca recuperar derechos perdidos de los profesionales públicos, algo por lo que Izquierda Unida apostó claramente durante la elaboración de los presupuestos de la comunidad.


10 Comentarios
Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre