Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Ley se Seguridad Nacional

El Gobierno podrá declarar por decreto el estado de ‘crisis nacional’

  • La ambigüedad del nuevo concepto deja en el aire la posibilidad de que se aplique a una hipotética declararación de independencia de Cataluña
  • El texto fue aprobado el pasado 10 de septiembre con los votos en contra de nacionalistas catalanes y vascos

infoLibre Publicada 29/09/2015 a las 11:48 Actualizada 29/09/2015 a las 13:25    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 2

Imagen de archivo de el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con Artur Mas.

Imagen de archivo de el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con Artur Mas.

EP
El BOE hizo pública este martes la nueva Ley de Seguridad Nacional, que se suma a la impulsada en 1981, donde se establece las medidas ante situaciones de riesgo y amenaza, como son los estados de sitio, alarma y excepción. La novedad de la norma es la introducción de un supuesto: el de situación de interés para la seguridad nacional, tal y como explica el blog El BOE nuestro de cada día.

La ley fue aprobada por el pleno del Senado el pasado 10 de septiembre, pese al rechazo de las fuerzas nacionalistas catalanas y vascas, además de Podemos e IU, quienes denunciaban la intención de restar competencias a la Administración autonómica y la fuerte relación con la situación de Cataluña.

Esta declaración de interés para la seguridad nacional puede ser acordada mediante decreto del Consejo de Ministros, de la misma forma que ocurre con el estado de alarma y a diferencia del estado de excepción y de sitio. El objetivo es adoptarla ante una crisis que no pueda abordarse con los medios ordinarios de la Administración, pero que no sea tan grave como para aplicar los estados de alarma, excepción y sitio.

La ley, que entra en vigor mañana, sólo establece una definición genérica y a rasgos generales sobre el nuevo concepto, y no aclara los ámbitos concretos a los que debe aplicarse, a diferencia de la explicación que el texto impulsado en 1981 hace del estado de alarma, que define como una respuesta a "alteraciones graves de la normalidad", en los que entrarían casos como:

a) Catástrofes, calamidades o desgracias públicas, tales como terremotos, inundaciones, incendios urbanos y forestales o accidentes de gran magnitud.

b) Crisis sanitarias, tales como epidemias y situaciones de contaminación graves.

c) Paralización de servicios públicos esenciales para la comunidad, cuando no se garantice lo dispuesto en los artículos veintiocho, dos, y treinta y siete, dos, de la Constitución, concurra alguna de las demás circunstancia o situaciones contenidas en este artículo.

d) Situaciones de desabastecimiento de productos de primera necesidad.


El actual texto, por el contrario, no se muestra tan preciso en cuanto al significado de interés nacional:

La situación de interés para la Seguridad Nacional es aquella en la que, por la gravedad de sus efectos y la dimensión, urgencia y transversalidad de las medidas para su resolución, requiere de la coordinación reforzada de las autoridades competentes en el desempeño de sus atribuciones ordinarias, bajo la dirección del Gobierno, en el marco del Sistema de Seguridad Nacional, garantizando el funcionamiento óptimo, integrado y flexible de todos los recursos disponibles, en los términos previstos en esta ley.

La declaración obligará a las autoridades competentes a aportar medios humanos y materiales necesarios para la efectiva aplicación de los mecanismos de actuación, y "en ningún caso podrá implicar la suspensión de los derechos fundamentales y libertades públicas de los ciudadanos".


2 Comentarios
  • 2 jorgeplaza 29/09/15 21:02

    No hay un solo país, incluyendo los federales como Alemania o los EE.UU., que admitan la secesión de ninguno de sus componentes. En EE.UU., según contaba el otro día Inocencio Arias en otro medio (y, aunque Arias sea de derechas, fue diplomático profesional y sabe de qué habla) hay incluso sentencias de su Tribunal Supremo confirmándolo. No veo por qué España ha de ser una excepción. Otra cosa es que, dado el punto a que ha llegado la cosa, no se ve más solución razonable que convocar algún tipo de consulta vinculante del tipo de las de Canadá o el Reino Unido, consulta que habría que planificar con cuidado porque ya se sabe que los secesionistas seguirán importunando hasta que en una votación ganen: las demás no habrán valido para nada porque ésa será la última. Y si ganan según las reglas fijadas, adiós muy buenas; pero si pierden, no se podrá seguir haciendo la vista gorda ante sus reiterados incumplimientos de la ley. Demócratas, pero en serio.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Antropus 29/09/15 18:18

    Menos mal que nos queda poco para las generales, espero que el próximo inquilino de la Moncloa ventile bien.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre