Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



El futuro de la izquierda

Alberto Garzón, tras el “portazo” de Podemos: “La unidad popular no es un mercado de fichajes”

  • El diputado de IU lamenta y critica que Podemos ponga fin al proyecto de candidatura única para las generales
  • Garzón sostiene que las conversaciones nunca giraron en torno a su figura, sino a un posible "acuerdo entre organizaciones"

Publicada 07/10/2015 a las 11:59 Actualizada 07/10/2015 a las 13:19    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 16

El diputado de IU Alberto Garzón.

El diputado de IU Alberto Garzón.

IU
El diputado y candidato de IU a las elecciones generales del próximo diciembre, Alberto Garzón, compareció este miércoles después de que Podemos anunciara la ruptura de las negociaciones para lograr una candidatura única a la izquierda del PSOE en esa cita con las urnas. Garzón se mostró "sorprendido" y fue crítico con lo que calificó de "portazo unilateral" del partido de Pablo Iglesias, proclamó que concurrirá a las primarias de Ahora en Común y que se siente fuerte para encarar la campaña electoral, y subrayó que "la unidad popular no es un mercado de fichajes".

En la tarde del martes, Podemos indicó en un comunicado que considera inaceptable el "requisito irrenunciable" por parte de IU de formar una coalición electoral de ambos partidos a nivel estatal. Horas después, su secretario de Organización, Sergio Pascual, afirmó que las conversaciones de los últimos tres meses fueron con Garzón "en exclusiva" y que en la formación morada partían de la base de que sería el propio Garzón quien "dirimiría con su partido hasta dónde se podía incorporar" en las listas de Podemos. Pascual reiteró que la conversación se había "dirigido" sólo a Garzón porque "no toda IU es nueva política".

El líder de IU desmintió esa versión en su intervención. Explicó que desde las municipales de mayo la idea fue "construir unidad popular" y que la tarea se abordó por su parte "sin ninguna condición previa". "No había líneas rojas, estábamos dispuestos a hablar de todo, de ir a primarias pese a tener nuestra candidatura –ejemplificó–. Nos hemos dejado la piel". En esa línea, afirmó que concurrirá a las elecciones internas de Ahora en Común, un espacio "cómodo y amable", pues no obliga a "renunciar al carné, a las memorias de cada organización, ni a los programas", y permite "no pensar en los ombligos de las propias organizaciones".

Unidad popular sin fichajes

Tras el "punto de inflexión" de este martes, Garzón lamentó la ruptura de las conversaciones, extremo que achacó a Podemos: "Ha roto unilateralmente. Yo tengo la cabeza alta por haberlo intentado hasta el último minuto". Sostuvo que las reuniones que mantuvo no fueron "negociaciones" sobre extremos concretos, sino que tenían por objeto "facilitar un acuerdo". Y en ningún caso, precisó, giraron en torno a su fichaje por Podemos: "Las conversaciones nunca fueron en torno a mi figura, eran sobre acuerdos entre organizaciones". "Si fueran sobre fichajes, hace tres meses podría haber dicho que sí o que no", reiteró.

El diputado subrayó que la "unidad popular es un instrumento transformador" y que no debe depender de personalismos, y censuró la actitud de las formaciones que "consideran que la unidad popular no es un acuerdo entre organizaciones, sino atraer personas". "Yo no tengo manager ni gente que vaya a negociar por mí mi cláusula de rescisión. Si se negociara mi fichaje no habríamos ido a primarias. Eran conversaciones por la unidad popular", zanjó. No haberlo logrado, a su juicio, beneficia al bipartidismo: "Un diputado del PP me dio las gracias por el fracaso del acuerdo. Ayer había felicidad en Ferraz y Génova".

Garzón también fue crítico con las dos condiciones que, dijo, impuso Podemos: que sus siglas fueran en la papeleta electoral y en primer lugar, y que la formación morada no participaría en ningún caso en unas nuevas primarias. "Son condiciones equivocadas, porque nos jugamos más que siglas o nombres", consideró. Sobre el curso de las conversaciones, explicó que tuvo la impresión de que marchaban "bien" y que había un nuevo encuentro previsto para el jueves pero que, tras la cita de una delegación de IU con otra de Podemos este martes, el secretario general de este último partido, Pablo Iglesias, le hizo saber que no había posibilidad de entendimiento.

Marca distancias con Podemos

El candidato de Izquierda Unida marcó distancias con Podemos de cara al enfrentamiento en las urnas. "Podemos ha cambiado su programa y su discurso. Nosotros no lo hemos cambiado", acusó. Esta fue la idea central con la que Garzón presentó su proyecto político como la izquierda "rupturista, ecologista y feminista" que la clase trabajadora verdaderamente "necesita" para hacer frente a las políticas "neoliberales" del bipartidismo, frente al "sostén" de PP y PSOE que es Ciudadanos y también a diferencia de un Podemos que "gira al centro" en un intento por ser una "maquinaria electoral engrasada para diciembre". 

"Somos un proyecto político diferente a Podemos: ellos piensan en las elecciones de diciembre, nosotros también en el día después. Nuestro programa es más ambicioso y más necesario para la mayoría social", porque "hace falta una izquierda rupturista que no sea ambigua", dijo. Y tampoco dejó sin respuesta las críticas de la formación morada a IU: "Tengo una mochila de la que estoy orgulloso y con la que viajo liviano, y con ella se puede construir unidad popular. El mundo no empezó hace un par de años, y ahora vamos a volcarnos en conseguir los mejores resultados". "Nuestra campaña electoral –zanjó– ha comenzado ya".

Todo por decidir

Aunque está claro que no habrá candidatura de unidad salvo sorpresa de última hora, los pactos territoriales siguen pendientes. En Cataluña, por ejemplo, estaba decidido reeditar la fórmula de las autonómicas del 27-S, Catalunya Sí que es Pot, integrada por Podemos, ICV, EUiA (la marca de Izquierda Unida en esa comunidad) y Equo. Garzón precisó sobre este extremo que "no hay nada cerrado" de forma "definitiva". Todo lo que hay hasta el momento, sostuvo, son intenciones políticas de avanzar unidos. "La contradicción está en el campo de Podemos, que quiere en Cataluña y Galicia lo que no quiere en el resto de España", apuntó.

Las incógnitas ahora son precisar la "cuestión jurídica" y la fórmula concreta que adoptarán esas candidaturas. Esa duda implica que es imposible saber cómo se contarán los votos que reciban esas listas de cara a la composición del futuro Congreso de los Diputados. Si forman una coalición y por tanto un grupo propio, explicó finalmente el candidato de IU, no se integrarían en la representación parlamentaria de Podemos o Izquierda Unida. Si no hay coalición, habría que determinar para cuál de los dos partidos nacionales cuentan esos apoyos.

EL AUTOR Correo Electrónico


10 Comentarios

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre