Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



El futuro del PSOE

Pedro Sánchez afirma que está “dispuesto a ceder” y que negociará “sin líneas rojas”

  • El secretario general del PSOE insiste en su apuesta por un pacto entre socialistas, Podemos y Ciudadanos para llegar a la Moncloa
  • El Comité Federal socialista aprueba por unanimidad aplazar el congreso del partido sin fecha fija y hasta que haya Gobierno

Publicada 02/04/2016 a las 10:43 Actualizada 02/04/2016 a las 15:15    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 15

Micaela Navarro, Pedro Sánchez y César Luena en el Comité Federal de este sábado.

Micaela Navarro, Pedro Sánchez y César Luena en el Comité Federal de este sábado.

EFE
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, afirmó este sábado que "España necesita con un urgencia un Gobierno del cambio" y aseguró que "en esta hora decisiva" de las negociaciones conversará con Podemos y Ciudadanos "sin líneas rojas pero con firmes convicciones". Sánchez reiteró que es necesario "poner fin al Gobierno de Rajoy" y añadió: "Estamos dispuestos a ceder para que gane el cambio y para que gane España".

Sánchez abrió con esta intervención la reunión de este sábado del Comité Federal del PSOE, que como único punto del orden del día tuvo el aplazamiento del próximo congreso del partido, donde se elegirá a un nuevo secretario general y al que se presentará el propio Pedro Sánchez, según anunció el pasado 21 de diciembre, con el objetivo de revalidar su cargo. El comité aprobó en votación por unanimidad dejar ese cónclave sin fecha, de modo que no se celebrará hasta que se forme Gobierno.

En su discurso inicial Sánchez reconoció que es "difícil" formar un Gobierno de "las fuerzas del cambio", esto es, que cuente con los votos de Podemos y Ciudadanos. El líder socialistas admitió que ya no hay "margen para el error" y dijo que en el diálogo a tres con los partidos de Pablo Iglesias y Albert Rivera el PSOE mantendrá "los mismos principios que estos 104 días": "La fiabilidad, la coherencia, la capacidad de negociación con distintos actores políticos y los valores que caracterizan al PSOE".

"Mestizaje ideológico"

"Pido la unidad de todas las fuerzas del cambio: somos 15 millones de personas, 199 escaños, tres fuerzas políticas con un único objetivo: renovar España. Una idea mucho más poderosa que cualquier otro veto o exclusión", proclamó Sánchez, quien criticó que Podemos no le apoyara para llegar a la Moncloa: "Esas fuerzas de izquierdas han dado una inexplicable prórroga al PP –consideró–. La pena es que hubo formaciones que bloquearon el reloj del cambio. Espero que durante las próximas tres semanas podamos desbloquear el reloj del cambio".

El secretario general del PSOE reivindicó el pacto que suscribió con Ciudadanos. Admitió que es un acuerdo "insuficiente" para lograr la investidura, pero lo calificó de "histórico en términos de democracia" porque se trató de la "primera vez" en la que dos formaciones acordaron "una hoja de ruta de legislatura". "Es un paso importante y esperamos que otras fuerzas se puedan unir", apuntó. Sánchez trasladó la idea de que no hay un bloque "mayoritario" ni de izquierdas ni de derechas en el Congreso y apeló al "mestizaje ideológico". Además, reiteró que si durante la última fase de la negociación "hay cambios sustanciales" sobre el texto pactado con Rivera, se someterá el nuevo acuerdo a otra consulta a la militancia y a la validación del Comité Federal.

En su discurso criticó al PP y a Rajoy, de cuyo Gobierno dijo que gobierna "de espaldas a los ciudadanos y sobre las espaldas de los ciudadanos". Sánchez insistió en que su partido es la alternativa a los conservadores, "la piedra angular de cualquier formación de Gobierno", y repasó los principales hitos desde el 20-D, entre los que destacó su aceptación del encargo del rey –con lo que a su juicio se "puso en marcha el reloj de la democracia"– el acuerdo alcanzado con Ciudadanos y la consulta a las bases sobre ese texto.

Sánchez negó que su investidura fallida fuera un fracaso. "Cumplimos los objetivos porque demostramos que el PSOE es un instrumento real de cambio", consideró. Finalmente, explicó que el Gobierno que aspira a presidir es un Ejecutivo "no partidista", "plural", "parlamentario" y "progresista". "El cambio –concluyó– es difícil, complejo, pero es posible. Quedan tres semanas para lograrlo y espero que España no se vea abocada a repetir elecciones".

Se aplaza el congreso

Tras la intervención de Pedro Sánchez, el Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre congresos, decidió el aplazamiento del congreso. Ese cónclave estaba previsto para los días 20, 21 y 22 de mayo, de acuerdo con el calendario que se fijó el 30 de enero. Sin embargo, el pasado lunes la dirección federal anunció su intención de retrasarlo tras consultar con los barones y expresar varias federaciones que no convenía que los tiempos del partido y los de las negociaciones para formar Gobierno chocaran.

Según informaron fuentes socialistas, en el Comité Federal de este sábado intervinieron a puerta cerrada una docena de dirigentes. Entre ellos, la presidenta andaluza Susana Díaz y el aragonés Javier Lambán. También tuvieron su turno el catalán Miquel Iceta y los secretarios generales de Euskadi –Idoia Mendia– y Madrid –Sara Hernández–. Entre los ausentes estuvo en esta ocasión el asturiano Javier Fernández, que no acudió por razones familiares.

La andaluza Díaz, por ejemplo, afirmó a puerta cerrada que el PSOE no puede entenderse con el Podemos que defiende el soberanismo, aunque dijo que es factible que alcance acuerdos con el partido de Iglesias si actúa como en la Comunitat Valenciana, donde apoya el Gobierno del socialista Ximo Puig. Ya a su llegada a la sede socialista de Ferraz, la presidenta de la Junta dijo que "repetir las elecciones sería un fracaso" y expresó su "respeto" hacia quienes están negociando estas semanas. Sobre la fecha del congreso del partido dijo que "respetará" lo que decida el Comité Federal y apuntó que el PSOE ha cometido "muchos errores", tras los que los socialistas tendrían que "reflexionar" y "hacer autocrítica" para poder reconducirse y "recuperar la confianza de los ciudadanos".

El presidente valenciano Ximo Puig, por su parte, aseguró que "la agenda institucional debe primar" y que "el secretario general debe tener todo el apoyo" en la "recta final" de las conversaciones. El aragonés Javier Lambán agregó que es "absolutamente partidario" de aplazar el congreso del partido y que esa era la solución "obvia" desde hace tiempo. También acudió a la reunión el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, quien indicó que los contactos que mantiene con Xavier Domènech –portavoz de En Comú Podem en el Congreso– para buscar soluciones a la situación política en Cataluña no sustituyen a las negociaciones para formar Gobierno. "La negociación no se puede fragmentar", zanjó.

Sánchez traslada cierto optimismo

La reunión de este sábado concluyó con una nueva intervención de Pedro Sánchez, en esta ocasión a puerta cerrada. Fuentes socialistas afirmaron que el secretario general destacó en esa intervención que está dispuesto a formar "un Gobierno a tres" y que, aunque parece que "otros" partidos tienen "problemas" con esa propuesta, en la última semana ha habido un "punto de inflexión" porque tanto Ciudadanos como Podemos "se avienen" a lo que los socialistas consideran "fundamental": un diálogo a tres. La primera reunión en ese formato aún no tiene fecha, pero podría producirse el jueves o el viernes de la próxima semana.

El líder socialista dijo una vez más que el PSOE se siente "cómodo" con el acuerdo con Ciudadanos, aunque se mostró "dispuesto" a "enriquecerlo" con medidas complementarias a las ya acordadas en materias como "la fiscalidad, la emergencia social o la reforma laboral". "Las tres fuerzas del cambio deberemos llegar permanentemente a acuerdos en la próxima legislatura", subrayó Sánchez, que apenas hizo mención a la decisión de aplazar el Congreso y se limitó a señalar que ese cónclave será "sobre todo un debate de ideas", según fuentes de la dirección socialista.
EL AUTOR Correo Electrónico


10 Comentarios

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre