PORTADA DE MAÑANA
Ver
España se sitúa como uno de los países europeos con mayor brecha de género en la cúpula judicial

Refugiados

Valls defiende que “no es posible” recibir a más refugiados en Europa y pide por más control de fronteras

El primer ministro de Francia, Manuel Valls.

infoLibre

Los países europeos se están viendo llevados al límite en la crisis de refugiados y no pueden recibir más llegadas, valoró el primer ministro francés, Manuel Valls, apostando por un refuerzo de los controles de seguridad fronterizos, informó Europa Press.

"No podemos dar acomodo a más refugiados en Europa, no es posible", subrayó Valls en una entrevista concedida al diario alemán Sueddeutsche Zeitung, incidiendo en que un mayor control de las fronteras exteriores de Europa determinará el futuro de la UE. "Si no lo hacemos, la gente dirá: basta de Europa", advirtió.

Los comentarios fueron publicados sólo horas antes de que la canciller alemana, Angela Merkel, se reúna en París con el presidente francés, François Hollande.

Merkel fue elogiada inicialmente en su país y en el extranjero por su enfoque de bienvenida a los refugiados, muchos de los cuales huyen de los conflictos en Oriente Próximo. Pero ante la continuación de las llegadas, la canciller ha sido objeto de crecientes críticas. Algunos conservadores dicen que su decisión de abrir las fronteras de Alemania a los refugiados sirios en septiembre ha atraído a más inmigrantes.

Valls anunciará este lunes su candidatura a la Presidencia de Francia

Valls anunciará este lunes su candidatura a la Presidencia de Francia

El debate sobre los refugiados se ha intensificado después de los atentados del 13 de noviembre en París, ante el temor de que los yihadistas de Estado Islámico aprovechen esta crisis para enviar a terroristas a Europa.

Valls evitó criticar a Merkel directamente por haber suspendido las normas de asilo europeas para permitir la llegada de refugiados sirios varados en Hungría. "Alemania hizo una elección honorable aquí", afirmó. Pero señaló que a París le pilló por sorpresa la decisión de Merkel: "no fue Francia la que dijo '¡venga!'".

El ministro de Economía francés, Emmanuel Macron, y su homólogo alemán, Sigmar Gabriel, han propuesto establecer un fondo de 10.000 millones de euros para pagar por el refuerzo de la seguridad, los controles de las fronteras exteriores y el cuidado de los refugiados.

Más sobre este tema
stats